Sofoles: la alternativa hipotecaria

-
LHM

Las sociedades financieras de objeto limitado (Sofoles) tienen una función que cumplir dentro del sistema financiero nacional: satisfacer las necesidades de un grupo importante de personas que no gozan del acceso al crédito. Para José Manuel Rivero Andreu, presidente de la Asociación Mexicana de Sofoles (Amsofol), la mayoría de las 32 empresas que conforman el sector supo aprovechar la oportunidad que generó la crisis de diciembre de 1994.

-

Mientras los bancos caían heridos de muerte, las Sofoles iniciaron sus operaciones en 1995. Con la gracia de no contar con cartera vencida, los intermediarios financieros hicieron suyo el refrán de “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Así, el procedimiento para otorgar un crédito, además de riguroso, conlleva un desarrollo importante en la infraestructura computacional, a fin de controlar y supervisar los financiamientos.

-

“Sin embargo –acota Rivero– hay mucho por hacer. Las Sofoles son instituciones jóvenes, pero mantienen un esfuerzo constante en la creación de sistemas y en la actualización de sus procesos para otorgar los créditos.” Actualmente, los activos de las Sofoles ascienden a $1,000 millones de dólares, con una cartera de clientes superior a las 100,000 personas. La cobertura de los intermediarios es nacional.

-

Los tipos de crédito que ofrecen, tanto a las personas físicas como a las morales, son relativos a automotriz, hipotecario, bienes de consumo, computación, maquinaria para construcción, además de ocuparse de la micro, pequeña y mediana empresa, y también de la gran empresa y la tarjeta de crédito. Los que sobresalen son los destinados a la adquisición de vivienda.

-

“De las 32 Sofoles –explica el directivo–, 13 otorgan créditos hipotecarios (es decir, 40% del sector). De ese renglón el impulso principal se dirige a las viviendas de interés social. El año pasado las Sofoles financiaron 30,000 casas en toda la república. Para 1998, nuestras expectativas prevén la edificación de 50,000 o 60,000 más.”

-

Una de sus metas principales en el mediano plazo consiste en que las autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) autoricen la bursatilización de los créditos hipotecarios. La propuesta de las Sofoles es que las Sociedades de Inversión Especializadas de Fondos para el Retiro (Siefores) tengan la facultad de adquirir el papel que emiten los intermediarios financieros para su fondeo.

-

De tal manera que se contribuya a la creación del ahorro interno y los recursos acumulados funcionen como detonador de la vivienda en México.

-

“Para lograrlo –dice Rivero– hace falta que en las reglas de inversión de las Siefores existan esquemas definidos para comprar papel respaldado con hipotecas. Precisamente, la asociación y las autoridades trabajamos de manera conjunta para establecer un consenso e iniciar el proyecto.”

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

El directivo resalta la modificación de los códigos civiles de 22 estados de la República Mexicana para facilitar la venta de las hipotecas, un factor que influirá de manera favorable en su virtual bursatilización. Por ahora, el compromiso de las Sofoles gira alrededor de una especialización. Es decir, la conformación de un bloque sólido de servicios específicos –aunque destinado a un número mayor de personas– ante la aparición de la banca universal.

Ahora ve
Los ricos en Estados Unidos se vuelven más ricos, salvo Donald Trump
No te pierdas
×