Softtek: las fábricas de software

-

Desde hace 12 años esta empresa ha estado orientada al desarrollo de sistemas de software a la medida y al servicio tradicional de consultoría para empresas medianas y grandes, pero a partir de 1998 ha enfocado buena parte de sus esfuerzos a la generación de las primeras fábricas de software de México, que son unidades operativas dedicadas 100% al desarrollo de sistemas a distancia.

-

Blanca Treviño, vicepresidenta de Softtek, está convencida de que este esquema es una mina de oro lista para ser explotada, y por eso se animaron a invertir $10 millones de dólares. Enfatiza que el potencial de crecimiento es tan alto que es urgente la participación de más compañías, pues sólo así será posible competir contra la India, el proveedor de software más importante de Estados Unidos.

-

Gerardo López, presidente de la firma regiomontana, asegura que las fábricas de software tendrán un crecimiento explosivo de aquí al 2000 porque se abre una por cliente. Hoy, su empresa tiene 300 personas trabajando en este negocio –la mayoría para General Electric–, aunque su problema es que las instalaciones tienen una capacidad máxima de 1,000 personas, así que piensa abrir plantas en la Ciudad de México y Guadalajara, para después extenderse a pequeñas ciudades donde podrían trabajar entre 200 y 300 programadores. Cada persona que contratan para desarrollar software a distancia implica una inversión aproximada de $10,000 dólares en capacitación, equipo y un periodo inicial de tiempo no productivo.

-

Treviño agrega que las fábricas generan empleos y divisas porque todos los dólares que ingresan se quedan aquí. Además, representan la gran oportunidad de posicionar a México como proveedor de tecnología para las empresas estadounidenses. López quiere adelantarse a la competencia implantando el concepto en otros países de América Latina donde ya tienen oficinas, como Brasil, Argentina, Perú, Colombia y Venezuela.

-

Se estima que el valor de este mercado suma $300,000 millones de dólares anuales y el principal consumidor es Estados Unidos ($185,000 millones por año). Considerando estas cifras, Softtek proyecta generar 20,000 empleos directos a escala nacional en los próximos cinco años, pero el potencial de esta industria podría impulsar la creación de 100,000 plazas en el mismo lapso.

-

En 1997, Softtek estableció alianzas con diversos institutos tecnológicos –CETI, CBTI, Conalep y el Instituto Tecnológico Regional de Nuevo León– para que los alumnos trabajen los últimos semestres en Softtek y que estas horas de práctica sean revalidadas como créditos académicos. López explica que decidieron implantar este programa, llamado Momentum, porque en la fábrica de software necesitan que la gente tenga una permanencia de al menos cinco años en las labores de programación. “Si yo empiezo con muchachos recién graduados, a los dos años ya no quieren programar.”

-

También está el factor costo, uno de los aspectos que toman en cuenta los clientes de Estados Unidos para contratar el servicio. Sin embargo, López aclara que no le interesa ganar contratos a cambio de mantener sueldos castigados. Actualmente, un alumno de escuela técnica que participa en Momentum recibe una compensación de $2,000 pesos al mes y uno de carrera profesional, alrededor de $3,000. Los técnicos graduados pueden ganar $5,000, mientras que el mínimo para los graduados universitarios es de $7,000 pesos.

-

Juan Carlos Valdez, del área de recursos humanos, explica que también se están coordinando con el Tec de Monterrey, la Universidad Regiomontana y la Autónoma de Fresnillo para que los programas de estudio de las carreras de informática sean adaptados a las necesidades del mercado de trabajo.

-

CRECIMIENTO Y BUENA FE
-
A diferencia de otras empresas, que crecen en función de demandas reales, Softtek lo hace a partir de expectativas. Por ejemplo, General Electric ocupa a cierta cantidad de personas durante un tiempo determinado, “pero tenemos la expectativa de que si los hacemos razonablemente felices, pues tenemos un mundo de posibilidades”, dice López. En breve, por ejemplo, tendrá que destinar 3,000 personas para el servicio exclusivo de la multinacional.

-

Esta forma de conducir el negocio tiene mucho que ver con el origen de la compañía y la propia personalidad de López, quien se volvió empresario después de ser liquidado por Alfa durante la crisis de 1982. Su intención era vender proyectos de desarrollo de sistemas a la medida, pero como tenía que sobrevivir, se dedicó a dar cursos de capacitación en ingeniería de software, que eran más vendibles. Aunque trabajaba solo, acuñó el nombre de Softtek convencido de que en cierto momento crearía una empresa que crecería más allá de sus posibilidades personales como consultor.

-

A mediados de 1985 empezó a enfocarse más a la venta de proyectos y poco a poco formó un equipo con personas que habían sido sus compañeros en Alfa –Treviño es una de ellas–, hasta que llegó a la organización actual de 2,500 personas. “Cuando decimos que queremos ser 40,000 para el año 2006, no estamos tan equivocados”, dice López.

-

Su primer proyecto importante fue de 1,000 horas, pero siempre tuvo la mira puesta en corporativos grandes; hoy cuenta entre sus clientes a Bancomer, Telmex, Alfa, Procor, Banamex, Citibank, PKS –tercer grupo industrial privado de Estados Unidos–, General Electric, Compaq, Bayer y BASF.

-

Softtek cuenta con 400 empleados que participan como socios. López explica que su estrategia consiste en contratar jóvenes recién graduados y, conforme los siente comprometidos con la organización y maduros desde el punto de vista profesional, los invita a participar en la propiedad de la compañía.

-

De manera similar se ha dado la apertura de oficinas en otros países, y como ejemplo cita el caso de Brasil, pues la expansión hacia Sudamérica no fue una decisión estratégica de la organización. Realmente fue idea de dos muchachos de 26 años que querían hacer algo “tremendamente ambicioso”. Uno de ellos es el líder del proyecto y ahora le interesa extenderse a otros países del Cono Sur.

-

Por tanto, López asegura que la fuerza competitiva de la empresa es su cultura organizacional, entendida ésta como “un comportamiento colectivo de entusiasmo, agresividad y apertura hacia el cliente”. Sin embargo, reconoce: “Somos una empresa bastante joven que no ha alcanzado todavía la madurez administrativa y organizativa suficiente para la dimensión de compañía que tenemos”. Los procedimientos no están bien definidos porque “nos hemos dedicado a trabajar y a crecer, aunque es precisamente esta flexibilidad en la operación la que nos ha ayudado a ganar contratos, porque la toma de decisiones es más rápida”. ¿La teoría del caos funciona?

-

Softtek implantó el año pasado otra práctica fuera de serie. Se trata de un proceso de reflexión sobre actuación para definir el sueldo que deben recibir los ejecutivos de ciertos niveles. Alrededor de 100 personas participan en este ejercicio, realizado a partir de un cuestionario que cubre aspectos como trabajo en equipo, resultados, quejas más comunes, problemas enfrentados y actuación ante los mismos. Cada quien comparte sus reflexiones con tres personas que le puedan ayudar a ver tanto los aspectos positivos como los negativos. Después, cada quien va con su superior para comentar las reflexiones y finalmente se ubica en un pizarrón, tomando en cuenta su puesto y el sueldo que considera que debe ganar. De esta forma, todos los involucrados saben cuánto ganan los demás, y si alguien no está conforme, se discute el tema hasta tomar una decisión. La finalidad del proceso es conformar un equipo directivo más fuerte, unido y cooperativo.

-

Es prematuro saber qué efecto tendrá este experimento en la organización. Lo que sí es seguro es que 1998 será un buen año para Softtek porque el estimado de ventas para el cierre del año es de $80 millones de dólares, lo que representa un incremento de 33% respecto de 1997. Actualmente 70% de sus ventas corresponden a clientes nacionales. Por lo que respecta a inversiones, la cifra programada es de $20 millones de dólares, casi el doble de lo que se erogó el año pasado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Hasta ahora, el crecimiento había sido financiado con el flujo de efectivo, pero este año están solicitando recursos a Bancomext, al Banco Interamericano de Desarrollo y a algunos bancos estadounidenses para hacer frente al acelerado crecimiento de la demanda. Si las cosas siguen resultando, en 1999 Softtek debutará en el mercado de valores, donde se podrá apreciar mejor su principal activo (el humano), que normalmente no es aceptado como garantía por las instituciones financieras.

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×