Stop

Tras dos años de crecimiento, las terminales automotrices se preparan para una anunciada desacelera

La industria automotriz latinoamericana está muy bien. Los registros de -autos nuevos crecieron 10% en 2005, y los de vehículos comerciales 17%. Pero -las ventas están llegando a un límite. Se espera que en 2006 el registro de -vehículos(tanto particulares como comerciales) crezca sólo 3.4 y 2.2%, -respectivamente, y que en 2007 se incremente al ritmo del PIB.

- En el caso de México la fortaleza de la industria automotriz seguirá -dependiendo de la confianza del consumidor estadounidense.

- Este panorama alentador responde a una mejora en el crecimiento económico en -la mayor parte de Latinoamérica, a aumentos de los salarios reales, a las tasas -de interés más bajas y a la creciente disponibilidad de crédito.

- En Brasil, corazón de gran parte de la industria automotriz de la región, -la producción de vehículos creció hasta llegar a los 2.04 millones de -unidades en los 10 primeros meses de 2005, un crecimiento de 11.8% con respecto -a 2004. En el mercado interno, los registros de nuevos vehículos aumentaron -8.8% y las exportaciones crecieron 29%.

- En el caso de Argentina, la producción aumentó 21.5% hasta octubre de este -año. Las ventas locales (incluyendo las importaciones) crecieron 31%, mientras -que las exportaciones siguieron casi al mismo nivel, unas 147,100 unidades.

- Donde se está viviendo un verdadero auge es en Chile, donde las ventas de -vehículos aumentaron 27.3% en los primeros nueve meses de 2005 y siguen -rompiendo récord.

- Otros dos casos de buen desempeño automotriz son Colombia, con un -crecimiento en la ventas de autos de 42%, y Venezuela, donde los ingresos -provenientes de las exportaciones de petróleo han hecho que los consumidores y -las empresas se abalancen a comprar nuevos vehículos. Se prevé que las ventas -de vehículos durante 2005 crecerá 89%.

- En comparación con el desempeño del resto de la región, la situación de -México parece ser la más débil: los registros de vehículos subieron sólo -4.1%, hasta octubre de este año. Sin embargo, debido a la leve caída de las -exportaciones (0.7%) y el alza de las importaciones (5.4%), la producción local -se mantuvo en 1.29 millones de unidades.

- Brasil sobre ruedas
-
En Brasil, las terminales automotrices lograron buenos resultados y fue la -fortaleza del real la que impulsó las ventas. Volkswagen elevó las ventas de -la región de Sudamérica/ Sudáfrica 23%, con lo que revirtió su pérdida -operativa de 10 millones de euros (11.83 mdd) de los primeros nueve meses de -2004, logrando una ganancia de 113 millones de euros (133.69 mdd) en 2005. Las -ventas de su modelo Fox (Lupo en México), totalmente desarrollado en Brasil, -van bien en toda América Latina. Sin embargo, la demanda de este modelo se -desplomó en México, con una baja de 17.3% y una pérdida de más de 2% de su -participación de mercado. Las diferencias en el tipo de cambio dan cuenta de -gran parte de esta caída, ya que mucho de los autos que Volkswagen vende en -México se abastecen en las líneas de producción de Brasil.

- General Motors (GM) reportó un aumento de 40% en sus ventas de la región de -América Latina/Medio Oriente, llegando a 8.2 mdd en los primeros nueve meses de -2005. En México, GM registró un alza de 0.5%, en los primeros 10 meses del -año. Aun así, la producción local bajó 14.1% (a 78,023 unidades), y las -exportaciones cayeron 17.3%, lo que refleja el exceso de confianza en las -importaciones como fuente de abastecimiento del mercado local.

- Las ventas en Sudamérica de Ford crecieron más de 50% como consecuencia de -la gran demanda, el alza de precios y de las fluctuaciones en el tipo de cambio. -Ford logró mayor participación de mercado tanto en México como en Brasil.

- En México, Nissan (con 20.4% del mercado) está compitiendo intensamente con -GM por el liderazgo, al mismo tiempo que cosecha éxitos en otros destinos. En -Chile, su pick-up Terrano es líder del mercado en el sector de los vehículos -comerciales livianos.

- Toyota, con nuevas plantas en México y Argentina, logró 2.9% de -participación en el mercado mexicano, 12% en Chile y 4% en Argentina.

- Racionalizar la producción
-
A pesar de la fortaleza del mercado, la capacidad ociosa de las terminales -automotrices sigue siendo un problema que las obliga a ser muy cautelosas al -momento de hacer más inversiones. Desde hace ya algún tiempo, las plantas han -estado racionalizando su producción. Por ejemplo, Volkswagen está creando en -México una plataforma para producir el Audi modelo Station Wagon (o All Road), -tras detener su producción este año en Brasil. Ford frenó el ensamblado de su -Land Rover Defender SUV en ese país, prefiriendo importar el vehículo desde -Inglaterra. PSA Peugeot-Citroën está siguiendo la tendencia de la industria de -usar a Brasil para fabricar vehículos pequeños y a Argentina para los modelos -más costosos. No obstante, tiene planes de expandir su producción en Brasil, -lo que mostraría que la compañía dejaría de producir automóviles con -motores de un litro, y cedería este importante segmento (57% de las ventas de -autos en Brasil) a Fiat, GM y Volkswagen.

- El futuro
-
En Latinoamérica, las ventas de coches seguirán creciendo entre 2006 y -2009, aunque a un ritmo mucho más lento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- El freno principal será la fortaleza del real, ya que Brasil exporta casi un -tercio de su producción automotriz. Los principales exportadores son -Volkswagen, GM, Ford y Fiat y los destinos son los otros países sudamericanos, -México y Europa. Con la apreciación del real, caen las ventas al exterior. -Volkswagen ha dejado de exportar su modelo Gol a China, mercado donde ubicaba -50,000 vehículos al año. La firma anticipa una caída de hasta 40% en sus -exportaciones en 2006. Según GM, sus exportaciones caerán de 200,000 en 2005 a -160,000 unidades en 2006. Fiat también prevé una caída de 30,000 unidades en -sus ventas del año próximo.

- Sin la válvula de seguridad de las exportaciones, crecerán las presiones en -el mercado interno. Las terminales se enfrentarán a la disyuntiva de tener que -hacer descuentos para ganar participación de mercado o bien reducir -progresivamente la producción. De una manera o de otra, se verán afectados los -márgenes. Eso sí, otras terminales se beneficiarán con el encarecimiento de -las exportaciones brasileñas. En Argentina, Ford, Peugeot-Citroën, GM y Toyota -celebrarán la menor competencia de los coches Fiat y Volkswagen hechos en -Brasil. En México, Nissan estará feliz ante una competencia menor de autos -importados de las plantas brasileñas de Volkswagen, Ford y GM. Sin embargo, es -posible que el mercado automotriz mexicano tenga una baja repentina si no -aumenta el gasto de los consumidores en EU.

Ahora ve
¿La ciencia puede responder si la homosexualidad tiene razones biológicas?
No te pierdas
×