Subirse al tren

La economía mundial está en expansión. México debe aprovechar el momento.
Ana María Rosas Peña

Ante la inminente recuperación económica mundial, México enfrenta el reto de converger en productividad e inflación con su principal socio comercial, Estados Unidos. Para lograrlo es necesario instrumentar las reformas fiscal y energética. Está previsto que el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos crezca 4.8% en 2004, con una inflación de 1.5%, mientras que los pronósticos para México indican un PIB de 3.7% con inflación de 3.8%.

- John Lipsky, economista en jefe de JP Morgan, y Guillermo Ortiz Martínez, gobernador del Banco de México, compartieron estas reflexiones en sendas conferencias magistrales durante la celebración del trigésimo quinto aniversario de Expansión.

- En materia de productividad, el mayor reto consiste en reducir las diferencias entre los costos unitarios de México y Estados Unidos. En los últimos meses, la brecha entre ambas naciones ha presionado los costos laborales en el país, cuyas negociaciones salariales han superado la inflación, que registró un crecimiento anualizado de 4.2% en enero.

- Las coincidencias entre Ortiz y Lipsky no son fortuitas. Los dos estudiaron en la Universidad de Stanford. Nunca compartieron el aula, pero sus fundamentos teóricos son los mismos.

- Consumo familiar, el salvavidas
Los conferencistas opinan que no se debe pasar por alto que la recesión de 2001 fue comercial, en los negocios, mas no en los hogares, pues no se registró caída en el consumo. De hecho, en la unión americana el sector de los hogares ha sido más fuerte, a decir de Lipsky, quien trabajó 10 años en el equipo de economistas del Fondo Monetario Internacional.

- Paralelamente, en México, las crisis de 1982, 1985 y 1994 estuvieron acompañadas de caídas en el consumo. Pero en 2001, siguiendo la inercia de Estados Unidos, este rubro sostuvo a la economía, mientras el componente industrial sufrió caídas.

- Se prevé que en el país vecino habrá una aceleración en el gasto de las familias durante 2004, un crecimiento de 4% en los ingresos como consecuencia de las devoluciones de impuestos aprobadas por el Congreso y, por lo tanto, mayor capacidad de ahorro familiar.

- Un posible factor de riesgo para México, puesto sobre la mesa por Ortiz, sería una corrección abrupta del déficit fiscal estadounidense; factor que Lipsky interpretó como componente de lo que llamó la “retórica política” en torno a las elecciones presidenciales, aunque consideró que tal posibilidad se va a desvanecer.

- Si bien es cierto el refrán que dice: “Cuando a Estados Unidos le da gripa a México le da pulmonía”, en este momento el país debe aprovechar las ventajas que se le abren, como vecino y socio, ante la recuperación del mercado al otro lado de la frontera.

- Según Lipsky es crucial para México lo que ocurra durante los próximos meses en los inventarios de la unión americana, que a partir de los atentados del 11 de septiembre de 2001 empezaron a bajar constantemente. “Hemos llegado al punto crítico” y ahora empezará el crecimiento; esto es una buena noticia para México.

- Es de esperarse que la combinación de una mayor demanda y bajos costos de producción en Estados Unidos abran oportunidades a la economía nacional.

- A decir de Lipsky, han surgido nuevas voces en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, pero hay confianza en que estos obstáculos sean fáciles de superar.

- Claroscuros de la economía mexicana
Durante los últimos meses la economía nacional ha empezado a registrar una mayor actividad, según planteamientos hechos por Ortiz; esto, a pesar de que durante 2003 se logró un modesto crecimiento de 1.3%, empujado esencialmente por el consumo.

- Este incremento paulatino es consecuencia del que se registró el año pasado en las exportaciones (2.9%) y en las importaciones de bienes de consumo (1.6%). En 2003 se observó una caída en las importaciones de bienes de capital (1.6%), como consecuencia del descenso en la inversión.

- El sector manufacturero, el más afectado, sufrió un pérdida de 750,000 empleos, aunque dicha caída fue parcialmente compensada con la creación de nuevas plazas laborales en el sector servicio y en otros rubros.

- En cuanto a la inflación, el reto del gobernador del Banco de México es hacer converger las cifras con nuestro principal socio comercial. “No bastan uno o dos años de baja inflación. La estabilidad se logra a lo largo de muchos años de inflaciones bajas.” Pero el panorama de los precios puede complicarse si se desestiman algunas tendencias seculares, entre las que se encuentran incrementar la productividad o bien que la economía en Estados Unidos tome un rumbo inesperado.

- Como consecuencia de las presiones de los últimos meses en el precio de la vivienda y de productos cárnicos las expectativas de inflación se han deteriorado. En diciembre los analistas opinaban que el indicador anualizado para 2004 sería de 3.86%; en enero el estimado subió a 3.95%.

- Para el banquero central, quien ha sido ratificado para ocupar este cargo hasta 2008, no debemos perder de vista lo que ocurre en Oriente. “No es exagerado decir que China está cambiando los patrones de producción y de comercio en el mundo.” Todavía no hemos hecho el diagnóstico de lo que significa esa nación en el mercado mundial, aunque los efectos ya los hemos sentido.

- Lo cierto es que China no sólo compite con mano de obra barata, sino que está logrando una plataforma de infraestructura, tecnología y educación de primer mundo. “Creo que este es un tema en el que debemos reflexionar.” El primer aviso ya está dado, pues en 2003 el país oriental superó al nuestro en exportaciones a la unión americana. Hoy representa 12.1% de las importaciones totales que realiza Estados Unidos, mientras que México tiene 11% de ese mercado.

- El desafío
México debe estar mejor equipado para poder aprovechar los dividendos de un mejor entorno externo. Ortiz y Lipsky coinciden en que se requieren acuerdos y consensos para instrumentar reformas estructurales que impulsen cambios fundamentales en la economía del país.

- En opinión del titular del banco central, “lo importante es que el diagnóstico ya está hecho; hace falta liderazgo del sector empresarial y gubernamental para lograr los cambios que el país necesita”.

- Según Lipsky, el reto es claro: la fórmula del éxito no es continuar creando altos números de inflación y números menores en productividad. Esto hay que revertirlo, el reto y la oportunidad están en todos los mexicanos.

Newsletter
Ahora ve
¿Qué es lo que necesita una persona para trabajar en Facebook?
No te pierdas