Suspenden la venta de <i>Excélsior</i>

Aldana alega falta de seguridad; De la Huerta dice que sabía perfectamente en lo que se metía.

El miércoles 15 de enero se confirmó el rumor: la operación mediante la cual Miguel Aldana adquiriría Excélsior en $150 millones de dólares, se cayó. Con ello, los cooperativistas están como al principio: en búsqueda de algún inversionista dispuesto a revivir un periódico con más de 85 años de historia, lleno de deudas y plagado de disputas internas.

-

Para colmo de males, no existen muchas opciones. De hecho, sólo se conocen dos: una que promueve Rafael de la Huerta (presidente del Consejo de Administración depuesto en noviembre de 2002), en la que inversionistas mexicanos estarían dispuestos a inyectarle $15 millones de dólares al alicaído negocio, vender el patrimonio inmobiliario de la cooperativa (que incluye el edificio construido en la esquina de Reforma y Bucareli, con cimientos para 32 pisos) y llevar a cabo una profunda reorganización que implicaría un fuerte recorte de personal; la segunda, que sostiene Jaime Contreras (presidente del Consejo en funciones), consiste en que Aldana finalmente adquiera el rotativo.

-

Según el arrepentido comprador, no pudo llevar adelante el trato debido a que existe incertidumbre sobre quién es el representante legal de la cooperativa, y por ende la persona facultada para vender.

-

Fuentes cercanas a las negociaciones revelaron cómo se vino abajo la venta. Comentaron que los socios del ex director de la Interpol México pidieron que hubiera un destinatario con garantías propias para hacer el primer pago, por lo que éste acudió a un empresario mexicano que estableció contacto con un banco de Estados Unidos y logró que se hiciera el depósito en Bital, salvo buen cobro, y se emitieran 1,400 cheques para los cooperativitas. Pero el 6 de enero –dice Aldana– recibió la notificación del litigio entre De la Huerta y Contreras, ante lo cual sus socios (habla de inversionistas suizos, aunque antes dijo que serían dos estadounidenses y un mexicano) le pidieron detener la operación.

-

Por ello, ordenó a la institución bancaria no hacer efectivo el depósito de $20 millones de dólares y, por supuesto, ninguno de los cheques emitidos. No obstante, la cooperativa expidió alrededor de 280 cheques de su cuenta, de los que se cobraron apenas 30, porque se terminaron sus fondos.

-

Esta situación propició que en su edición del 16 de enero, por instrucciones de Contreras, se publicara un desplegado en el diario, en el que se hace un llamado al gobierno y a la sociedad civil con el fin de que apoyen económicamente a la comunidad de trabajo de Excélsior, para lo cual, al igual que ocurre con los damnificados de catástrofes naturales, pusieron a la disposición de sus eventuales donantes los números de dos cuentas bancarias.

-

A pesar de los conflictos, Miguel Aldana dice que mantiene su oferta, pero que sólo la hará efectiva cuando se resuelvan los “vicios ocultos”, lo cual podría tardar meses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En tanto, Contreras sostiene que a la cooperativa no le interesa cobrarle a Aldana la penalización de $7.5 millones de dólares por incumplimiento de contrato, sino que cumpla con lo estipulado en la carta de intención. “No queremos demandar porque eso tarda tiempo y a la cooperativa le urge tener dinero para liquidar sus pasivos.”

Ahora ve
Otros casos de camiones repletos con migrantes que fueron abandonados
No te pierdas
×