Suspenso en Irak

Se cimbra el cambio de poder previsto para junio.
Pilar Melero de la Cámara

Desde que el 1 de mayo de 2003 George W. Bush declarara el final de las acciones militares en Irak, el deterioro de la seguridad en el país ha adquirido dimensiones dramáticas, tanto que ya hay quienes hablan de una situación de conflicto armado abierto.

- En este escenario, el plan de transferencia de poder previsto para el próximo 30 de junio por parte de la administración estadounidense se presenta lleno de escollos: desde el reparto de poder entre los principales grupos iraquíes hasta el propósito de Estados Unidos de limitar la soberanía del futuro gobierno en los seis meses que restarían hasta las elecciones, programadas para enero de 2005.

- Tres comunidades con peso luchan por obtener influencia en el nuevo Irak.

- Los chiítas, en especial los sectores más religiosos, insisten en hacerse con el poder al que se consideran con derecho por simple cálculo numérico: se estima que son entre 55 y 60% de la población iraquí.

- Los kurdos, con una historia de opresión a manos del régimen de Saddam Hussein, quieren un sistema federal cuyas funciones se limiten a la defensa, la política exterior y tareas con poco o ningún poder de policía o gobierno local.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Los sunitas, hasta la caída de Hussein en una posición de dominio, luchan por preservar la nueva estructura emergente.

- Sea cual sea el acuerdo que surja de la nueva formación de gobierno, lo que muchos especialistas sostienen es que la hostilidad está lejos de disiparse.

Ahora ve
En Israel, Trump destaca la “rara oportunidad” de buscar la paz en la región
No te pierdas
×