Tabasco <br>Donde la IP busca existir

El presupuesto público crea dependencia. Y si no, pregúntenle a los tabasqueños, que intentan dar

La economía tabasqueña tiene una prioridad: quitar al gobierno estatal del centro de gravedad de las actividades empresariales.

-

Con la ayuda de la crisis y las malas experiencias de empresarios locales, se abre camino en Tabasco la convicción de que es anacrónico seguir considerando al gobierno como el gran concesionador.

-

Lo singular del asunto es que los más apurados en dar los empujones al gobierno son los propios planificadores gubernamentales.

-

Tienen sus motivos para querer ir de prisa. A pesar de las riquezas naturales del estado, Tabasco se ha quedado rezagado en relación no sólo a los estados del centro y norte del país, sino de vecinos y competidores en el sureste, como Yucatán, cuya clase empresarial va décadas adelante de la tabasqueña. De acuerdo con Bancomext, Tabasco es el estado del sureste que menos exporta.

-

Sus hombres de empresa siguen anclados a los productos primarios, la ganadería y el cultivo de frutas tropicales y algunos granos. Pero, sobre todo, siguen atados al presupuesto público.

-

TERAPIA INTENSIVA
-
Tabasco no es un lugar donde haya hecho falta el dinero. Aunque menores a las acumuladas en otros estados, las generaciones anteriores a las actuales, muy conservadoras y codo con codo con el gobierno, hicieron sus fortunas en la ganadería y las fueron acomodando debajo del colchón.

-

En las últimas tres décadas, la única inversión de importancia ha sido aportada por Pemex y, a partir de los últimos años de los 70, por el gobierno estatal, cuando el gobernador en turno logró arrancarle a la federación lo que constituiría 96% del presupuesto estatal, alegando que la industria petrolera causaba más daños que beneficios al estado.

-

Un decenio después, cuando se cerró esa maravillosa fuente de recursos que había colocado a Tabasco en los primeros lugares nacionales por sus asignaciones federales, éste volvió a su tamaño original: un estado descapitalizado, con una economía cerrada y dependiente de unos cuantos productos primarios.

-

El espejismo petrolero que tanto encandiló al gobierno federal en los 70 tuvo en la economía tabasqueña a otra de sus víctimas. El gobernador Roberto Madrazo, que en términos políticos tampoco las tiene todas consigo, sabe que él mismo puede ser arrastrado por el error de sus predecesores de no haber creado una verdadera clase empresarial, por lo que ha diseñado un plan económico que empieza con la palabra diversificación.

-

La preocupación puede tener la dimensión del pánico, como lo admite Gerardo Priego, -coordinador del gobierno del estado. "Cuando la única inyección de liquidez es el dinero gubernamental", y ocurren problemas políticos que acaparan la atención del gobierno, como en las pasadas elecciones –que se convirtieron en "un periodo improductivo de pleitos de parroquialidades de los partidos políticos"–, hay contracción económica en el país y las partidas presupuéstales no llegan, Tabasco se cae.

-

El plan gubernamental busca que, gradualmente y con su ayuda, los empresarios se hagan cargo de la actividad económica. Se asocia con ellos temporalmente en un organismo mixto para detonar proyectos productivos viables, de preferencia en las áreas que considera estratégicas, como el turismo, la producción agropecuaria, la industria vinculada al petróleo, los proyectos hidráulicos, entre otros.

-

Creada en diciembre pasado, Fundación Tabasco es una asociación de capital de riesgo en la que participan inversionistas nacionales y locales, y que el gobierno espera funcione como un medio de atracción de inversión.

-

A pesar de que el gobierno del estado aporta 50% de los recursos del fondo, que se suman a 40% de los empresarios nacionales y 10% de los locales, su representación en el consejo es de sólo 20%, para dejar en manos privadas las decisiones y, a la vez, igualar en representatividad a los empresarios locales con los nacionales en 40-40.

-

El gobierno espera que durante este primer trimestre de 1997 se hagan las aportaciones financieras de los empresarios nacionales, entre los cuales están Roberto Servitje y Adrián Sada, de Grupo Industrial Bimbo y Vitro, respectivamente, quienes además darán, con su experiencia, respaldo en la evaluación de los proyectos que busquen el apoyo de la fundación.

-

"El ideal para nosotros es empezar con $500 millones de pesos y reunir en el mediano plazo $100 millones", afirma Priego. Con dicho monto se espera multiplicar la capacidad de inversión del estado, además de atraer mayores capitales de quienes ya tienen intereses en la región sureste, como el propio Bimbo o Pulsar, que a través de su división Desarrollo Forestal podría invertir, si logra la autorización de las autoridades ambientales federales para sembrar eucalipto en la región, más de $1,000 millones de dólares.

-

Meses antes del nacimiento de la fundación, el gobierno creó una ley de fomento económico que, dice Priego, se apoya en la independencia de las decisiones políticas de las económicas. Es un proyecto diseñado para el largo plazo, agrega, que lleva el mensaje de que "el cambio de gobernador no significa cambios de condiciones para la inversión".

-

La decisión de aportar 49% de la inversión de un determinado proyecto dependerá de un estudio de viabilidad costeado por la misma fundación. Cuando ese proyecto genere ganancias, no importando el plazo en que esto ocurra, el inversionista iniciará el pago a la fundación de ese 49%.

-

También llamada "Fábrica de empresas", ésta dirigirá el monto recuperado a otro proyecto que reúna los requisitos de viabilidad, en tanto que, en el mediano plazo, el plus generado en cada operación de apoyo se destinará a pagar al gobierno su participación en los recursos del fondo.

-

LA MEZCLILLA Y BUSH
-
En Villahermosa es vox populi que unos empresarios taiwaneses analizan la posibilidad de abrir una fábrica de mezclilla que aprovechará la abundancia de agua de Tabasco y que, en una visita reciente a Texas, los gobernadores Madrazo y George Bush Jr. se cayeron muy bien, lo que augura importantes inversiones, entre ellas las de empresarios texanos en el área de servicios a Pemex y en la creación del World Trade Center del Sureste, en Villahermosa.

-

El plan del gobierno apuesta a que en el exterior se den cuenta de la importancia estratégica de Tabasco, de que puede hacer de puente entre Estados Unidos y la región que inicia en el sureste mexicano y se extiende a Centroamérica; puede ser el punto de contacto entre la región del Tratado de Libre Comercio y la del Mercosur, dice Priego, con la ventaja para el estado de que a Estados Unidos le interesa más que se extienda el concepto TLC, dado que el Mercosur "está resultando más conservador".

-

Villahermosa, que recién ingresó a la organización de las ciudades energéticas del mundo, está a pocas horas de cualquier puerto del Este de Estados Unidos y, a diferencia de Yucatán, está en posición de convertirse en la entrada al sureste aprovechando, además de las carreteras y el ferrocarril, los caudales de los ríos.

-

El gobierno espera que los empresarios taiwaneses de la mezclilla marquen el inicio de un despliegue de plantas maquiladoras, que requieren mucha del agua que Tabasco, a diferencia de la frontera norte y otras zonas del país, tiene en abundancia.

-

Pero la estrategia de internacionalización de la economía tabasqueña no es indiscriminada. Además de Texas, los asesores del gobierno han identificado la posibilidad de complementariedad de la economía tabasqueña con estados como Florida, Nueva York y Washington, Louisiana e Illinois. Empresarios de Chicago, comenta Priego, han mostrado interés en conectar sus rutas de tren, que van del norte al sur de Estados Unidos, por barcaza al Golfo de México, y de ahí conectar con el tren del sureste y llegar, incluso, hasta Guatemala.

-

En esta misma ruta están pensando inversionistas de Louisiana, que han mostrado interés por las licitaciones de los puertos de Tabasco y el ferrocarril del sureste.

-

Tabasco podría convertirse, conforme a la estrategia a futuro del gobierno, en un importante punto de contacto del continente. Las inversiones en los puertos tabasqueños harían necesarias otras más en otras vías de comunicación en Centroamérica y en la región de entrada a Sudamérica, calcula Priego.

-

LOS QUE NO USAN EL LIBRE MERCADO
-
Sin embargo, así como los encargados de llevar adelante las estrategias económicas del gobierno no están pensando sólo en el sexenio de Madrazo, tampoco el gobernador está sólo para atenderlos a ellos.

-

Una serie de movimientos en el gabinete en noviembre pasado estuvieron encaminados a preparar las candidaturas para las elecciones municipales y legislativas de este año. De acuerdo con analistas locales, es poco probable que los grupos económicos fuertes renuncien a la costumbre de reclamar puestos importantes en el gobierno como la mejor forma de ver favorecidos sus intereses, sobre todo frente a un gobernador que por mucho tiempo estuvo al filo de la navaja.

-

Para Huáscar Ordóñez, director de Galmez, una procesadora de alimentos balanceados para animales, el origen de los graves problemas de la ganadería tabasqueña –la más tradicional y a la que están vinculados cerca de tres cuartas partes de los tabasqueños– es la formación de gremios. "Nos condujo –señala– al control político, pronto y rápido, de todas las actividades productivas del estado.

-

"El productor se acostumbró a entregar y cobrar su producto –agrega–, por lo que nunca participó de un análisis de mercado... está acostumbrado a entregar su ganado a un camión y que otro (la unión) lo comercialice."

-

A pesar del éxito que Galmez está logrando en lugares como Veracruz, la prioridad en este momento es que la planta siga operando. Galmez, que actualmente trabaja a 30% de su capacidad y cuya deuda se incrementó en más de 70% con la capitalización de intereses, podría ser considerado el eslabón perdido con la crisis en la cadena de producción estatal de ganado bovino.

-

Además de la drástica disminución del hato ganadero, los ganaderos dejaron de comprar los alimentos balanceados y regresaron a sus animales a los terrenos de forraje. Las 40 toneladas diarias que vendía Galmez en los inicios de 1995, un año y medio después se habían reducido a cuatro.

-

Sin embargo, Miguel Bosch, quien se autodefine como "un ganadero de tradición", está orgulloso de la Unión Regional Ganadera y piensa que Tabasco puede ser famoso por sus asociaciones. "Abre empresas a cada rato y cuenta con 7,000 socios", argumenta. Hasta diciembre pasado, Bosch ocupaba la Dirección General de Fomento Industrial, Comercio y Servicios del gobierno del estado.

-

En efecto, como él señala, Tabasco tiene uniones de productores de todo: plátano, pimienta, cacao, copra, etcétera. Pero no son lo exitosas que quisiera.

-

Hasta el año pasado, Bronco Bananas era un importante exportador de plátano. Hoy, sus bodegas en McAllen, Texas, están rentadas a otras compañías y su producto, que apenas se recupera de una plaga que actúa sobre la planta y reduce el tiempo de maduración de la fruta, se vende casi en su totalidad al mercado nacional.

-

Los plátanos de Bronco Bananas tienen problemas para colocarse en los supermercados de Estados Unidos por la fuerte competencia y por los bajos precios. La alternativa puede estar en Europa, pero antes tendrán que aumentar su producción y conseguir buena asesoría para evitar errores que en el pasado les costó ser desplazados del viejo continente. Alonso Retana, asesor de la compañía, cuenta que comercializadores de Polonia les quedaron a deber aprovechándose de su falta de experiencia en negociaciones comerciales.

-

"Ahí es donde debe entrar el apoyo del gobierno", demanda Retana, quien niega que a la compañía le esté beneficiando la promoción que realiza el gobierno del estado. De cualquier forma, el plátano de Bronco Bananas ya mejoró su calidad, dice; sólo falta incrementar en dos tercios la producción no comprometida con el mercado nacional para poder llenar uno de los barcos pequeños que viajan a Europa.

-

No hay que soñar, recomienda Priego. Las inversiones de los taiwaneses, aún no están decididas, ni es Tabasco el único estado que está luchando por atraerlas. Hay que alejarse del estilo de los políticos, recomienda, quienes suelen crear "muchas expectativas, y luego no pasa nada".

-

La posición geográfica del estado en la región, tan importante para el programa de promoción de inversiones internacionales, tiene también sus desventajas. Los movimientos guerrilleros, los asaltos y la indignación política están aquí, acepta Priego.

-

El clima político de Tabasco es agitado e inseguro, dice Linch Grattan, consultor en materia de inversiones agrícolas y pecuarias de Palmer Associates. Los problemas de Chiapas y Guerrero le son cercanos a Tabasco, además de que carece de infraestructura de comunicaciones, pues la existente, en su mayoría construida por Pemex, no está hecha para el tránsito y el comercio, apunta.

-

CAMBIO DE PIEL
-
Pero no todos los tabasqueños están muy seguros en que haya vida económica posible más allá del presupuesto público. Leandro Rovirosa, un ex gobernador muy recordado en Tabasco por haber colocado a su estado en los primeros lugares de la lista de aportaciones federales a las entidades, dice que además de los problemas climáticos (como los ciclones, que frenan el desarrollo del sector agropecuario), uno de los graves problemas es la lentitud con que fluye la inversión en la economía tabasqueña. "Se requieren grandes inversiones, que el gobierno federal no ha apoyado", lamenta.

-

Rovirosa, más político que administrador, no tiene la menor duda acerca de lo que, según él, le falta al estado. "Se rompió el ritmo acelerado que llevaban" las inversiones de Pemex, señala. "En Cárdenas, sólo quedaron los estribos de unos puentes que llevarían el ferrocarril al puerto de Dos Bocas y completar el concepto de puerto, de conexión entre vías pluvial y terrestre".

-

El ex gobernador, quien dice no visitar el estado salvo invitación expresa del gobernador o por motivos estrictamente personales, representa la mentalidad que los actuales diseñadores del plan económico gubernamental tratan de remover. En su concepto, "no se le puede exigir al inversionista tabasqueño crear industria si no tiene la materia prima, que es la inversión de Pemex".

-

Pero no deja de tener razón. La presencia de Pemex, por traumática que sea y por más ambiciosos que sean los planes del gobierno para lograr la diversificación de la economía local, seguirá siendo importante. De hecho, Madrazo quisiera volver a los viejos tiempos de Rovirosa. De acuerdo con informaciones periodísticas, en 1995 Pemex invirtió en Tabasco $227 millones de pesos, "más del doble de lo derramado en 1994", y en mayo pasado el director Adrián Lajous dijo que en 1996 la inversión sería de $8,000 millones de pesos.

-

Afortunadamente, dice Priego, al mismo tiempo está ocurriendo un desprendimiento al interior de la clase empresarial tabasqueña, En un estado donde más de 60% de la población es menor a 30 años, por un lado están los viejos, "que tienen dinero pero no ganas de arriesgarlo, pero por el otro están los que tienen más visión empresarial, quieren correr riesgos y pueden disponer del capital de sus padres, familiares o socios", asegura.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Para Priego eso significa que hay un nuevo Tabasco, que hay una nueva mentalidad, resultado de la apertura que significó la llegada de Pemex hace 30 años, cuando antes lo único que se necesitaba para sobresalir era saber oratoria.

Ahora ve
Cinco lesiones escalofriantes en el deporte
No te pierdas
×