Tiempo de canes

-

Ya pasó la etapa del pavo asesino, la mosquita muerta y el ron que no se consigue en ninguna parte, todos frutos de su creatividad en radio y televisión. Para González Iñárritu hoy es tiempo de perros. Conocido más bien por sus logros en el área de la promoción y la publicidad, “el Negro” ha decidido estrenarse como cineasta. Pero en realidad, esta vocación no es nueva, desde hace cuatro años, cuando lanzó Detrás del dinero, un proyecto de cine para televisión con Miguel Bosé en el papel protagónico, ya cocinaba el triunfo que hoy saca del horno. La serie no hizo mucho ruido y tampoco pasó nada con otros pequeños proyectos que nunca se realizaron. En cambio, sí se cumplió el sueño que una vez, por esas mismas fechas, compartió con Guillermo Arriaga (guionista y coproductor de Amores perros): “Vamos a hacer una película para Cannes”.

-

Así nació su ópera prima, la que, en efecto, el pasado mes de mayo ganó, además de otros reconocimientos, el Gran Premio del Jurado de la Semana de la Crítica en Cannes, y estos días recibe un apoyo inédito de distribución nacional. “A cualquier director le entusiasma saber que, aunque se muera en la raya, por lo menos su película va a ser vista”, dice Alejandro, quien, por cierto, asegura no estar interesado en hacer la gran aportación a esta industria: “Mi película es sólo una obra. Yo no quiero cambiar al cine mexicano. Creo que mientras se hable de ‘el cine nacional’, no se llega a nada”.

-

El hecho es que la cinta gusta, “mueve los corazones”, dice su creador. La trama cuenta por separado la historia de tres hombres de mundos diferentes. Los tres tienen cerca a uno o varios perros, los tres aman a su modo a una mujer y los tres ven alterado su destino por el mismo accidente. Conmovido sobre todo por el Chivo, un vagabundo ex guerrillero que se dedica a asesinar sobre pedido, Alejandro respeta profundamente a todos sus personajes: “Lo que me gusta son sus flaquezas. Creo que la gente es mejor cuando toca fondo, y es el caso de estos personajes: son realmente héroes porque se enfrentan a sus debilidades”.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

La crónica detrás de cámaras deja ver que el éxito de Amores perros no es gratuito: tres años de trabajar en el guión, dos meses de ensayos, 10 semanas intensas de filmación, siete meses editando... mucha concentración y mucho desgaste. Pero el resultado también se debe a la empatía que hubo entre los miembros del equipo; y en éste Alejandro incluye a su esposa e hijos, que aparecen en la pantalla con el crédito de codirectores, por haber aguantado el trote del director.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×