Tiempo de compromisos

De las firmas consignadas en este reporte se espera la reactivación de la vida económica de Méxic
Alejandro Castillo

La imperiosa necesidad de la recuperación económica y el favorable contexto que existe para su impulso está despertando a la banca. Los banqueros, representados por el director de Banamex, Manuel Medina Mora, anunciaron la disposición de $174,000 millones de pesos para respaldar al consumo (27%), la vivienda (16%) y a las empresas (57%).

-

Esto sucede después de varios ajustes sufridos por la economía nacional entre fines de 2001 y a lo largo de 2002. En un año el tipo de cambio pasó de $9.16 a $10.40 pesos y la inflación repuntó de 4.4 a 5.7%. Pese a eso, el contexto externo generó una baja en las tasas de interés, que decrecieron de un promedio de 11.26 a 7.06% en el mismo periodo.

-

El compromiso de la Asociación de Banqueros de México se presenta después de continuos reclamos de la sociedad durante la recesión económica y el eventual proceso de recuperación. Incluso fue severamente criticado el rechazo de los principales bancos a aclarar la condición de la cartera que pasaron al Fobaproa para que se asuma como deuda pública.

-

Actualmente la participación de la banca entre las fuentes de financiamiento a las empresas es menor a 20%. De esa cifra, los bancos extranjeros aportan cerca de 5% y los de desarrollo menos de 3%. El resto proviene de proveedores (55%) y otras firmas del corporativo que integra el usuario del crédito.

-

De todos modos, la actividad bancaria registró algunos avances en los últimos meses. Según el Banco de México, hasta abril pasado el saldo del financiamiento otorgado al sector privado fue 9.3% mayor ($443,000 millones de pesos) al registrado el año anterior.

-

De ese total sólo dos porciones crecieron: el crédito al consumo, que se incrementó 37.6% (totalizando $82,900 millones de pesos), y el aprobado a empresas y personas físicas dedicadas a la actividad privada, que avanzó 6.7% ($288,000 millones de pesos). El resto de los ítems redujo su financiamiento: el hipotecario bajó 2.4% ($49,000 millones) y los intermediarios financieros no bancarios descendieron 7.4% ($23,200 millones).

-

Aunque el financiamiento productivo registró una mejora, ésta fue mínima. Los niveles aún están muy lejos de los alcanzados antes de la crisis de 1995: las compañías y personas físicas con actividades empresariales recibieron 71% menos durante 2002 respecto de los créditos registrados en 1994.

-

Actividad obligada
El esfuerzo anunciado por los banqueros no sólo es necesario para apoyar al país, sino también para recuperar la rentabilidad de las organizaciones financieras. Todo indica que durante algún periodo las tasas mundiales seguirán bajas, lo que mantendrá la intensa competencia que existe entre las instituciones por encontrar proyectos más rentables.

-

Como parte de ese proceso, aún se observan cambios en la conformación de los grupos. Aunque parecía que ya no había espacio para las grandes adquisiciones que caracterizaron al sector en 2000 y 2001, el año pasado todavía tuvieron lugar transacciones importantes. La saga empezó en septiembre, cuando se integraron las operaciones de Santander y Serfin, que habían estado actuando de manera separada –de hecho, así se reportan en este informe–. En la última parte del año se manifestaron otros dos movimientos significativos: concluyó la compra de Bital por parte del HSBC de Inglaterra y fue liquidado Banrural para la posterior creación de una institución nueva. En el sector asegurador sobresalió la compra en mayo de Aseguradora Hidalgo por MetLife.

-

Después de eso, se podría pensar que ya no habría más novedades. Sin embargo, en marzo Santander Central Hispano acordó vender en una operación internacional a Bank of America 24.9% de su filial mexicana, el Grupo Financiero Santander Serfin. Y en abril pasado trascendió que Bank of Nova Scotia ganó la licitación para adquirir 36% de las acciones de Grupo Financiero Scotiabank Inverlat que estaban en manos del Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

-

Después del proceso de cambios se registró un total de 296 instituciones financieras privadas, tres más que en 2001. Si se incluye la banca de desarrollo, los totales pasan de 298 en 2001 a 303 en 2002. Considerando el número de organizaciones por tipo de actividad, el mayor porcentaje corresponde a las aseguradoras (24%), seguidas de los bancos, las Sofol y las arrendadoras, con 11% cada una. Sin embargo, si se toma en cuenta la aportación de cada tipo de empresa en función de los activos, la banca comercial tiene 53%, la de desarrollo 23%, las Siefore 10.4%, las aseguradoras 6.9%, las Sofol 3.8% y el resto de especialidades aportan la suma faltante.

-

El efecto del entorno se reflejó en un aumento de 14% en los activos del total de las instituciones, y de 10.9% en sus pasivos, con lo que su capital contable creció 28.7%, derivado de un crecimiento generalizado en todas las categorías. Es importante destacar que la mayor aportación corresponde a las Siefore, sociedades de inversión que casi no contabilizan pasivos y aportan 51.5% del capital contable; le siguen los bancos comerciales que tienen 29.6% del total.

-

No obstante el crecimiento en los activos del sistema, su utilidad de operación se contrajo 22% y su utilidad neta 12%. En este último rubro se registraron caídas en las Siefore (2.4%), en las casas de bolsa (16%) y en arrendadoras (29%). En el resto hubo un crecimiento o una recuperación.

-

Dominio bancario
En la muestra de 200 empresas financieras que forman parte de nuestro ranking se concentran activos que equivalen a 99.7% del total. En este selecto grupo se encuentran los 33 bancos comerciales, las siete instituciones de banca de desarrollo y las 11 Siefore y Afore. El resto de las categorías está representado por lo mejor de cada una.

-

Por el monto de sus activos, las instituciones de mayor tamaño son los bancos comerciales Banamex y BBVA-Bancomer; el tercer lugar lo ocupa Nafin y el cuarto Banorte, pero es de suponer que será desplazado en el próximo ejercicio, una vez que se reporten de manera conjunta las operaciones de Santander y Serfin, que suman activos por más de $200,000 millones de pesos.

-

La relación de tamaño es más clara si se observa el cuadro de los Grupos Financieros, que suman activos equivalentes a 51% del total del sistema. En este conjunto el crecimiento de los activos fue de 8.3%. Sobresale el incremento de 79.3% en Banorte y de 48% en Ixe; algo semejante sucedió con sus pasivos. También destaca la baja de 4.7% en el monto de los activos de BBVA-Bancomer. En la mayoría de los casos se observa una consolidación de estas macroempresas.

-

Las cifras demuestran que el sector financiero ha fortalecido su posición, pero aún falta mucho por hacer por los usuarios del financiamiento en momentos en que parece que los riesgos aumentan. El resultado al final dependerá del profesionalismo y compromiso con el que actúen las instituciones.

Newsletter
Ahora ve
El hostal ideal para los 'millennials'
No te pierdas