Tiempo de recortar

A las multinacionales se les acaba el entusiasmo por crear empleos en México. ¿Será sólo una con
Guadalupe Rico Tavera y Alejandro Castillo

A Aída le embarga la nostalgia al recordar los casi 10 años que trabajó como obrera para VTech. En la otrora planta de Lucent Technologies en Guadalajara tenía un buen salario, comedor, transporte, vales de despensa, seguro de vida, bonos por productividad, rifas de regalos… Bueno, hasta se festejaba con mariachi cuando una línea de producción cumplía con su meta. "Estábamos en la gloria", dice.

- -

La euforia por las inversiones de la industria electrónica, llevó a la capital jalisciense a presentarse a sí misma como "el Valle del Silicio Mexicano". Tan sólo de 1995 a 2000, el empleo en el sector electrónico en Guadalajara pasó de 5,000 a 90,000 puestos, con una inversión cercana a los $2,600 millones de dólares. Sus exportaciones pasaron de $2,100 a $11,500 millones de dólares anuales en ese lapso.

- -

Pero vino la desaceleración de la economía de Estados Unidos, mercado al que el sector destina 70% de sus exportaciones, y para Aída, como para otros miles de trabajadores de la electrónica, la gloria se convirtió en el infierno. Desde que VTech la liquidó en diciembre, al cerrar la planta, esta madre soltera de una jovencita y sostén de una madre viuda permanece en las filas del desempleo.

- -

Alejando Sauter, vicepresidente de Recursos Humanos de la Delegación Occidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, Telecomunicaciones e Informática (CANIETI) y director general de la división automotriz de Siemens, considera que, entre el último trimestre de 2000 y el primer0 de este año, se perdieron de 20,000 a 25,0000 puestos en toda la cadena productiva.

- -

Las multinacionales del sector electrónico en México sólo repiten la experiencia de sus matrices en Estados Unidos. La reducción de personal no se limita, claro, al sector de alta tecnología. Los primeros afectados en el país fueron los empleados de la industria automotriz y de autopartes. Delphi Automotive Systems anunció desde julio del 2000 que recortaría a 5,000 de sus 81,000 empleados en México. Le sucedieron las grandes armadoras.

- -

"La situación es grave, está para pensarse, ya casi es recesión", exclama Juan José Sosa, secretario general del Sindicato Nacional de la Ford. José Luis Rodríguez, secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Volkswagen, no oculta su preocupación por la menor actividad de la empresa pero señala que "en julio tuvimos un repunte en las ventas internas".

- -

Eduardo Loustenau, secretario de Organización del Sindicato de Ford, remacha: "hoy los trabajadores luchan por conservar en operación la fuente de trabajo". Esa preocupación tal vez ha mantenido alejados los conflictos sindicales. Hay una excepción, la huelga que inició el sindicato de Volkswagen el pasado 18 de agosto. Sosa, de Ford, recuerda que "hasta hace algunos meses los sindicatos éramos inflexibles, sin embargo, en las condiciones que estamos viviendo, hemos buscado alternativas para que se conserven las plazas". Por ello se colabora con la empresa, "para mover el personal de un departamento donde baja la producción, a otro donde se requiere más trabajo".

- -

No ha sido fácil convencer a los sindicalizados de la necesidad de ese tipo de medidas. Pero, apunta, "experiencias como la de Good Year Oxo, donde más de 2,000 compañeros se quedaron sin empleo de la noche a la mañana, han contribuido a la reflexión sindical".

- -

Incluso en el caso de Volkswagen, hasta antes de la huelga, empresa y sindicato llegaron a acuerdos para bajar la producción mediante paros técnicos. "Se realizaron nueve de ellos que afectaron entre 60% y 80% de los trabajadores. Las fechas fueron negociadas, de modo que se hicieron coincidir con ‘puentes’, para evitar un alto impacto entre los empleados." Si la producción diaria es de 1,500 autos, entonces se han dejado de producir casi 13,000 unidades. La otra opción para ajustar el programa de producción en este año habría sido disminuir el ritmo diario, lo que implicaría la salida de personal.

- -

Los paros técnicos, que se aplican para reducir inventarios de unidades, tienen matices según el sindicato y la empresa de que se trate. En general, consisten en la suspensión, por uno o varios días, de la producción; durante ese tiempo sólo se paga alrededor de 50% del salario, aunque en Ford es el 75%, y en ocasiones se toman a cuenta de vacaciones.

- -

Aun con esas medidas, en la industria se ha ajustado la plantilla de personal. Según el más reciente informe del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), en junio el personal ocupado en la industria manufacturera disminuyó 4.4% respecto de un año antes. A los obreros les fue peor: su número se redujo 5%. Como ejemplo de la forma en que eso se concretó, en Ford se puso en práctica un programa de retiro voluntario, donde los recursos que se dan al trabajador que sale de la empresa superan incluso el monto que recibiría si fuera liquidado. En la planta Cuautitlán se suspendió el contrato a 200 temporales y 230 trabajadores de base aceptaron el retiro voluntario. La plantilla actual es de 2,349 empleados. Eso no está exento de dificultades y actualmente un grupo mantiene un reclamo contra el sindicato y la empresa.

- -

La plantilla de VW disminuyó en aproximadamente 500 personas, todas ellas eventuales. En esta armadora todavía no se afecta a personal de planta.

- -

En la fábrica General Motors de Toluca, Sergio López, secretario de la sección 9 de la CTM del estado, informó que el personal empleado pasó de 3,300 a 2,300, ya que salieron 800 eventuales y 200 de planta. "La situación nos ha golpeado mucho."

- -

En fin, señala Sosa, "queremos poner nuestro granito de arena y ojalá que la situación se recupere lo más pronto posible".

- -

En la industria electrónica de Guadalajara, las empresas han buscado diversas formas de enfrentar la desaceleración. Tan sólo los cierres de plantas han causado 4,500 bajas de puestos de trabajo, pero el mayor número de despidos se ha dado en las compañías que trabajan para las multinacionales, conocidas como Contratistas de Manufactura (cm). La razón, dice Sauter, de la Cámara de la Industria Electrónica, es que eran los grandes empleadores del sector al haberles delegado los fabricantes de equipo original (OEM’s) buena parte de su manufactura. Sin ser el caso de Jabil Circuit, explica su director general, Ernesto Sánchez, la mayoría de los CM’s también estaban concentrados en productos de consumo, cuya manufactura empezó a migrar a otras regiones de más bajo costo.

- -

"Los OEM’s –reconoce Sauter– hemos sido afectados, aunque no hemos llegado a los recortes masivos." Habla por IBM, Kodak y Siemens. No obstante admite que, como estrategias para sortear la crisis, las jubilaciones prematuras, la congelación de sueldos y los recortes de jornadas están a la orden del día.

- -

Con el argumento de conservar las fuentes de trabajo, Caspem y Saturn Electronics, dos subcontratistas de IBM, a principios de julio pretendieron que 750 empleados firmaran un convenio para reducir su jornada y, por lo tanto, su salario. La medida provocó el descontento de los trabajadores y mucho ruido en la prensa local, por lo que los subcontratistas no tuvieron más remedio que dar marcha atrás al convenio una semana después.

- -

Si bien el conflicto ahí paró, reavivó la polémica sobre la subcontratación a través de este tipo de agencias.

- -

En opinión de María Eugenia Camacho y Álvaro Dorantes, miembros del Centro de Reflexión y Acción Laboral, hay de dos sopas: "Si en verdad las agencias le generan una aportación a las empresas que las contratan como proveedoras pueden regularse desde la Secretaría del Trabajo o, de lo contrario, deben desaparecer y que las empresas sean las que directamente contraten a sus trabajadores y generen las políticas de relación y de trabajo interno."

- -

Más allá del controvertido tema, surge una pregunta: ¿está el mercado laboral tapatío reabsorbiendo a los "huérfanos" de la electrónica? La Secretaría de Promoción Económica (Seproe) asegura que hay muestras de que sí, porque la tasa de desempleo abierto en Guadalajara bajó de 2.5%, en marzo, a 1.9%, en mayo.

- -

De momento, Angélica, otra ex empleada de VTech, forma parte de las estadísticas de los desocupados. A partir de su liquidación –en marzo–, ha buscado trabajo, pero asegura que lo único que ha encontrado son ofertas con un salario de $350 pesos a la semana (antes ganaba $700 pesos) y que no le garantizan una estabilidad laboral. - -

Fuera del anunciado cierre de la planta de on Semiconductors (antes Motorola), de donde saldrán 1,400 empleados escalonadamente en un periodo de 12 meses, la Seproe no detecta cierres adicionales.

- -

¿Y luego?

- -

Mientras que se sabe el desenlace, las estrategias de supervivencia varían en los diferentes sectores en los que trabajan las multinacionales. "Nuestros recursos son limitados. El problema es grave, pero espero que el día de mañana no suceda una catástrofe que lleve a prescindir de un mayor número de compañeros", comenta Sosa.

- -

La esperanza es que sea sólo una variación cíclica más.

- -

Los sindicatos automotrices obtienen finiquitos superiores a los que marca la ley. Hasta ahora, dice Rodríguez, del sindicato de Volkswagen, quienes salían de la empresa encontraban trabajo en otras compañías de la zona (Puebla, donde está la planta), porque son muy calificados. Ahora es más difícil: "En estos momentos no hay puestos", reconoce.

- -

"De cualquier modo, como sindicato hemos analizado los riesgos de crisis. No ha sido necesario adoptar medidas de emergencia, porque los paros técnicos y la no recontratación de personal eventual ha permitido mantener un nivel de aguas estable."

- -

Sosa comenta que la situación de los sindicatos podría mejorar si las empresas adoptaran políticas que permitieran aprovechar el potencial de producción que hay en el país, y para ello se requiere la atención del gobierno. Por eso, en una reunión con el presidente Fox, expuso algunas ideas acerca de cómo apoyar a las armadoras para que pudieran crecer.

- -

José Luis Rodríguez ha tenido encuentros con sindicatos de General Motors y Nissan, para tratar de promover políticas de apoyo a esa actividad, "en defensa de nuestro producto". Desde su punto de vista, existen posibilidades de lograrlo ya que al país le hace falta promover la renovación del parque vehicular: "el mercado nacional está contraído desde 1995, en cerca de 200,000 unidades, ya que en 1994 se vendían arriba de 600,000 unidades y hoy apenas llegan a 400,000; esa es un área de oportunidad para cualquiera de las marcas". También opina que es necesario reducir el pago de impuestos por autos nuevos, "que en México es uno de los más altos del mundo".

- -

"La industria automotriz tiene una ubicación estratégica que hay que fortalecer –sentencia Rodríguez–. Como trabajadores de ese ramo, podemos pelear porque las condiciones de trabajo sean mejores en el país, jalando a los empleados del sector de autopartes."

- -

Por su parte, Sosa advierte que la situación es más difícil, porque "la lucha no sólo es externa, sino también al interior de las firmas, ya que competimos con plantas que hacen el mismo vehículo que nosotros; y aunque tenemos la capacidad, la preparación y la disponibilidad para ofrecer a los corporativos la posibilidad de generar productos de alto impacto, como la Explorer de Ford, nuestras propuestas no se concretan porque los sindicatos estadounidenses son elementos que también están en la balanza".

- -

Hoy, los trabajadores de multinacionales en México enfrentan con temor el desenlace de algo que comenzó a preverse desde principios de 2000, cuando se estimó que había condiciones para una desaceleración de la economía mundial. Hoy prevalece el desgaste provocado por una de las etapas de crecimiento más prolongadas en la historia de Estados Unidos, la acumulación de deudas de los consumidores en ese país, la caída del precio de las acciones del sector de alta tecnología y la debilidad de Japón y Europa. En el caso particular de la industria automotriz, a lo anterior se agrega la inminente apertura total en el marco del Tratado de Libre Comercio.

- -

Temores

- -

"Hay algo que nos mantiene en zozobra: el mercado externo", dice Sosa. Y Loustenau recalca: "El principal detonante de la economía debe ser la creación de fuentes de empleo estables. Si en lo que va del año hemos perdido plazas, yo creo que no andamos tan sanos, aunque los parámetros y los indicadores nos digan que el peso está estable, que no hay inflación, que todo está bien."

- -

En Guadalajara, las empresas de tecnología ya estiman que podrían ver un repunte en su actividad a mediados del próximo año. De las primeras contratistas de manufactura que están saliendo del bache es Flextronics que, luego dar de baja a 1,500 trabajadores en el primer semestre, espera recuperar su plantilla al nivel que tenía en diciembre (6,000 empleados). La reactivación, explica Héctor Kejner, vicepresidente de Desarrollo de Negocios de la firma, no sólo es por el arranque de la producción de la consola de videojuegos Xbox para Microsoft. "Desde hace año y medio tuvimos la visión de buscar productos de mayor valor agregado, por lo que ahora estamos recibiendo proyectos que antes se hacían en Estados Unidos."

- -

La lección que deja la actual crisis, coinciden los industriales, es que el llamado Valle del Silicio debe migrar de un esquema de bajo costo concentrado en mano de obra barata hacia un modelo de negocios con productos y servicios de mayor valor agregado. En pocas palabras, adiós a la maquila de celulares, radiolocalizadores y otros productos de gran volumen.

- -

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿Será una lección para el país?

-

Ahora ve
Trump busca reforzar el cerco económico a Corea del Norte con nuevas sanciones
No te pierdas
×