Transpirar sin salir del cuarto

Los hoteles Westin responden a las demandas de los clientes ejecutivos de buena salud, ejercicio y p
Regina Reyes-Heroles C.

¿Tendrá gimnasio el hotel? ¿Llevaré mis pants? ¿Será pequeño? ¿A qué -hora abrirá? ¿Tendré tiempo para subir antes de ir a mis citas o en la noche -cuando regrese? Hace unos años, cuando comenzó la fiebre por el cuidado del -cuerpo, todos los hoteles hicieron importantes inversiones para montar un -gimnasio en alguna parte de sus instalaciones. Algunos fueron más sofisticados -que otros, pero hasta el hotel más olvidado compró su caminadora. Las -tendencias y las necesidades cambian y ahora los viajeros están buscando un -aditamento extra a los ejercicios: la privacidad.

- Para evitar la tarea de cambiarse y subir al último piso del hotel para -transpirar un poco, ahora los clientes piden que (como el desayuno) los aparatos -se sirvan en la comodidad del cuarto. De esta forma, los ejecutivos pueden -aligerar su equipaje y olvidarse de los estorbosos ejercitadores portátiles en -sus maletas.

- Una de la primeras cadenas en detectar este concepto fue Westin. Mediante un -acuerdo con Reebok, estos hoteles desarrollaron los “Workout Rooms”, dos -cuartos por hotel que cuentan con una bicicleta para spinning y una caminadora.

- Una noche en estos cuartos cuesta unos $20 dólares más que la tarifa de una -habitación. “Son cuartos con cama king size, estándar”, comenta Mariela -Weily, directora del Spa de The Westin Resort and Spa de Los Cabos.

- La cadena también descubrió que la tarifa más alta del cuarto no garantiza -al huésped la mejor experiencia para hacer ejercicio, así es que Westin -invirtió en aparatos simples y fáciles de usar.

- “Comúnmente, la mejor opción de hospedaje está diseñada para disfrutar -un estilo de vida saludable con un presupuesto accesible para los ejecutivos”, -opina Jim Kaese, experto en fitness de la revista estadounidense Inc.

- Todo comenzó con una encuesta que la consultora Liberman Worldwide realizó -en los hoteles Starwood. En los hoteles Westin (que pertenecen a esta cadena) de -300 casos estudiados, 51% no usaba los gimnasios aunque sí quería hacer -ejercicios en su estancia.

- “Toda esta idea surgió porque el cliente lo pidió en la encuesta”, -apunta Cecilia Orozco, gerente de Relaciones Públicas de The Westin Resort and -Spa Cancún.

- ¿Salir del cuarto a las clases de aeróbics acuáticos o para subir a la -azotea a correr? ¿Para qué? En los “Workout Rooms” se encuentra también -una pelota medicinal (esas grandes pelotas de colores para aplicar a ciertos -ejercicios), una liga de resistencia, un tapete, DVDs para clases de yoga y -pilates, botellas de agua y barras energéticas.

- El contrato que firmaron Westin y Reebok va más allá de la bicicleta a los -pies de la cama. La comodidad del ejecutivo es posible gracias a una inversión -de $12 millones de dólares para reequipar los gimnasios de los hoteles y -especialistas que diseñaron rutinas de 20, 40 y 60 minutos para ajustarse a la -agenda de cada huésped. Y si de plano esto tampoco le funciona al cliente, -puede anotarse en las clases de yoga.

- Por ahora, esta innovación que está haciendo Westin sólo está disponible -en dos destinos: Los Cabos y Cancún, pero la idea es ir adecuando todas las -unidades en México.

- Esto ya es una tendencia a la alza en Estados Unidos, donde siete de cada 10 -hoteles de negocios ofrecen diferentes alternativas para sacudir los músculos -en la habitación. Los más reconocidos en este servicio son Phillips Club en -Nueva York, River Place en Oregon y Holiday Inn Express, en Tennessee.

- “El perfil que buscamos sí es el del huésped de negocios”, dice Orozco, -y los hoteles de esta cadena tienen las facilidades y servicios para ellos, que -ahora no sólo quiere salones de convenciones, sino privacidad al hacer -ejercicio.

- Eso sí, con la caminadora en el cuarto ya no hay excusas para mover los -músculos.

Newsletter
Ahora ve
¿Qué medidas tomará la CNDH en México en contra de los asesinatos a periodistas?
No te pierdas