Tras el dinero de los <br>trabajadores

Principal México quiere democratizar los fondos de inversión a través de las empresas.

La compañía de servicios financieros pretende convertir a los directores de finanzas de las empresas en sus vendedores de fondos de inversión. A través de ellos espera llegar a los empleados.

-

“Los fondos tienen un aspecto elitista y hay que democratizarlos”, sostiene Norman Sorensen, presidente de Principal International. Su meta es más ambiciosa que las tradicionales del sector: llegar a los trabajadores que ganan desde cinco salarios mínimos.

-

Para ello quiere masificar estas soluciones en tres años, a través de las empresas medianas y grandes. Genera, la administradora de fondos que la multinacional compró a Alfonso Romo, gestiona sus servicios con un mínimo de inversión de $15,000 pesos. Esa firma fue comprada hace un lustro junto a los fondos de las Afore Zurich y Tepeyac por $200 mdd. Genera ya captó a 100 compañías medianas, la mayoría radicadas en Monterrey, y a 7,700 individuos.

-

Lograr su objetivo implica un cambio de cultura en la política de recursos humanos de las  empresas. Debemos lograr que “el empleado perciba [el servicio] como un gran beneficio, y el director financiero no lo vea como dolor de cabeza”, dice Roberto Walker, director de Principal en México. El esquema prevé varias fórmulas: aportación por parte de la empresa, del trabajador o de ambos.

-

El contexto podría ayudar: el bajo rendimiento que hoy tiene el mercado de deuda pública y la limitada aportación que captan las Afore. “Las tasas de reemplazo [de éstas] son bajas, y la pensión será la mitad de lo que ganaba el ejecutivo que las contrata”, considera.

-

También prevé un alto crecimiento del mercado de valores mexicano en los próximos años, gracias a la participación de inversionistas institucionales. Hoy sólo tres de los 16 fondos de inversión de Genera manejan renta variable (acciones). “No es posible que en la India, que tiene 10% de la renta per cápita de México, haya 9,000 empresas en la Bolsa y en el país sólo sean 250”, agrega.

-

Como los fondos mutuos en valores no tienen carga tributaria, Sorensen espera un boom bursátil si continúa la estabilidad macroeconómica y financiera. “Confiamos que haya voluntad política para que se aprueben las reformas”, dice.

-

El siguiente paso será el cambio del régimen de inversión de las Afore para que puedan entrar al mercado. “Es natural que primero se hayan concentrado en alternativas de instrumentos menos riesgosos”, considera Walker.

Ahora ve
Función Pública determinará quiénes fueron los responsables del socavón
No te pierdas
×