Tras la frontera

Después de una reestructuración financiera, la televisora cultural emerge fortalecida y se lanza a
Luis Rodríguez Munguía

Más de dos años le llevó a Enrique Strauss sanear las finanzas y recomponer la estructura burocrática del Canal 22. La televisora pública premiada internacionalmente por su calidad cultural se encontraba camino al naufragio. Sin producción propia ni fuentes alternas de ingresos, no facturaba ni un peso.

- Hoy no debe ni un centavo, “aunque tampoco tiene utilidades”, puntualiza el artífice del rescate, Strauss, director general desde diciembre de 2000. Tan sólo por concepto de recuperación de IVA obtiene $21 millones de pesos en un año, cosa que anteriormente no se gestionaba. Además maquila comerciales, con lo que genera 10 millones de pesos anuales.

- Una vez superada la difícil tormenta, el canal hoy apunta sus antenas hacia los 38 millones de hispanos residentes en Estados Unidos, con una modestísima inversión de $4 millones de pesos.

- A partir del 5 de mayo de este año, 400,000 suscriptores de DirecTV en Estados Unidos tendrán acceso a la señal internacional de la televisora del gobierno mexicano, creada hace 11 años con la consigna de difundir lo mejor del arte y la cultura nacionales. “Esto es apenas el comienzo”, advierte el orquestador del proyecto. También existen planes de llevar la señal a Centroamérica.

- En 2003 el canal recibió de manos del congreso $144 millones de pesos, “apenas para nómina y servicios”, lamenta Strauss. Este año tendrá que sobrevivir con 5% menos. Pero ello no detiene al productor de vocación, que a sus 51 años mantiene la facha de jovenzuelo y su fama de mal genio.

- El funcionario, quien dirigió por cinco años consecutivos la producción y transmisión del Festival Internacional Cervantino, se ha dedicado sigilosamente a tejer exitosas alianzas. Ha enlazado fuertes vínculos con Televisa y con las principales cadenas televisivas culturales de España, Francia, Inglaterra y Sudamérica. Hace algunos meses le dio un vuelco a la imagen y la programación de la televisora, dependiente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Conaculta.

- La señal internacional se concibió hace poco más de un año. Hoy se encuentra en fase de pruebas a través del satélite de Satmex, bajo el rubro de “Canal 22 México”.

- El proyecto tiene dos objetivos centrales: fortalecer los vínculos educativos y difundir la cultura mexicana a escala continental, y la entrada de divisas.

- En una primera fase el 22 irá por el apetitoso pastel hispano, buscando aceptación y dinero.

- Strauss planea generar vínculos entre la población nacional y su tierra de origen a través de 3,000 horas de contenido archivadas en la videoteca del Canal. “Con una selección de programas vamos por la nostalgia que prevalece siempre en el mexicano que vive en Estados Unidos.” Los planes de crecimiento hacia el sur vendrán en una segunda fase.

- La televisora transmitirá las 24 horas y pretende llegar a las 50 ciudades más importantes del vecino país del norte a través de empresas de cable. Además, la señal estará disponible en televisión abierta en las nueve plazas más importantes del mercado hispano. La meta es lograr en 24 meses una presencia de 75% entre la población latina de televisión por cable y 50% en TV abierta.

- El proyecto atraerá al núcleo de hispanohablantes necesitado de contenidos de calidad, diferentes a los de la tele comercial, y al mismo tiempo captará empresas que buscan medios y nichos latinos para publicitar sus productos, de acuerdo con Jaime Ascencio, director de Análisis en la consultora Bursamétrica. “La llegada de TV Azteca América a Estados Unidos no ha sido nada exitosa, la mala calidad de sus contenidos la han hecho pasar inadvertida; Canal 22 puede posicionarse en ese espacio que falta por llenar y que comercialmente es muy grande.”

- Florence Toussaint, analista internacional de medios electrónicos, considera que la organización debe primero definirse antes de lanzar cualquier proyecto fuera del país. “Hay que entender la función de una televisora pública cultural y no confundirla con una comercial.” Está comprobado que un órgano de este tipo jamás podrá ser autosuficiente, añade, aunque existen fórmulas, como en Inglaterra o en Japón, donde las personas que tienen un televisor pagan un impuesto y con ese dinero se financia parte de la programación de la BBC de Londres y la NHK, respectivamente. Al experto le preocupa que Canal 22 esté pensando en atender otras audiencias, cuando no acaba de consolidarse para el público mexicano.

- En contraste, Rossana Fuentes-Berain, subdirectora de la revista Foreign Affairs en español, considera que crear vínculos con los connacionales que viven al otro lado de la frontera no sólo es responsabilidad del gobierno federal sino de todos los mexicanos. “Creo que es una buena oportunidad para muchos compatriotas que viven en Estados Unidos. Sabemos que necesitan estar informados sobre México con contenidos diferentes.”

- Estrategia
La estrategia principal de ingresos para Canal 22 México no será el dinero de sus anunciantes, sino la venta de su programación a través de cable, “esa es la gran diferencia con las televisoras comerciales, aunque la publicidad será bienvenida”, explica Strauss.

- La primera etapa, que comienza a principios de abril, lanzará la señal con una cobertura base de 400,000 personas a través de la empresa de cable DirecTV. Los nueve estados target son California, Nevada, Arizona, Colorado, Nuevo México, Texas, Florida, Nueva York e Illinois. Canal 22 México concentrará sus primeros esfuerzos para la venta de programas unitarios a estaciones independientes con operación local.

- Hacia fin de año la agrupación pretende llegar vía cable y señal abierta a por lo menos a 25 millones de hispanos en las plazas de mayor influencia y penetración.

- La televisora cultural no está sola. “Este es un proyecto de alianzas: el 22 pone el contenido, Satmex el satélite, y los cableros la distribución y comercialización. Además existen otros canales de Latinoamérica que entrarán con nosotros, es decir, vamos en paquete”, asevera el director general, quien reconoce que existe competencia, aunque explica que el resto de los canales hispanos son netamente comerciales, a diferencia del Canal 22 México, que tiene fines culturales y educativos.

- Ya está habilitada una página en internet (http://www.22mexico.tv) donde se puede consultar la programación preparada para Estados Unidos.

- Programación especial
Los contenidos de la señal dirigida a la audiencia hispana del país vecino serán diferentes a los habituales. “Se le dará un giro especial, el público y los horarios son distintos, además de que Canal 22 no cuenta con licencias para transmitir en la unión americana muchas de las series y programas de procedencia extranjera”, comenta Strauss.

- La inversión del proyecto, $4 millones de pesos, es parte del presupuesto asignado a la televisora para este año. No existió una partida adicional para lanzar esta señal especial. “Arrancamos con lo básico: se compró un master, antenas e infraestructura mínima para subir la señal al satélite”, dice el directivo.

- De acuerdo con el proyecto, la señal internacional en algunos años será suficientemente rentable como para que financie todas las operaciones del Canal. El dinero vendrá de la remuneración económica que la institución recibirá de parte de las operadoras de cable estadounidenses. La inversión inicial tendría que recuperarse en un plazo no mayor a un año desde la fecha de lanzamiento.

- Otra ventana de ingresos que proyecta la organización son las coproducciones de eventos especiales que sean de interés para el mercado hispano, como conciertos, eventos deportivos, premios, etcétera.

- Canal 22 México tiene ya pautado Conexiones, el primer programa hecho para la comunidad mexicana producido en los Estudios Churubusco de la ciudad de México. Se trata de una revista con una hora de duración en la que se abordarán noticias, música, temas migratorios y fronterizos; es producida por Javier Aranda y conducida por la periodista Gretel Valdez.

Ahora ve
No te pierdas