Trono sin brillo

-

Hasta hace unos días Michael Dell, fundador y director ejecutivo de Dell Computer, tenía pocos motivos para sonreír. La compañía –que fabrica computadoras personales, laptops y servidores– está padeciendo, al igual que el resto de la industria de tecnologías de información, los efectos negativos de la recesión económica estadounidense: dificultad para cerrar ventas, resultados financieros que no satisfacen las expectativas de Wall-Street, despidos de personal (1,700 empleados en el caso de Dell), cancelación de conferencias, etcétera.

- -

En este sombrío escenario, el empresario del sector de hardware recibió una buena noticia. De acuerdo con un estudio de International Data Corporation (IDC), en el primer trimestre de 2001 Dell ocupó el primer lugar en la lista de fabricantes internacionales de PCs. Según la firma de investigación, la compañía desplazó a lo largo del planeta más de cuatro millones de unidades (4‘147,000 equipos), lo que le permitió alcanzar en el ámbito global 13.1% de participación en el mercado.

- -

El documento de IDC afirma que Compaq –que encabezó el listado durante varios periodos consecutivos– descendió al segundo casillero, con 3‘768,000 sistemas embarcados y 11.9% de penetración de mercado. Hewlett-Packard (2‘380,000 PCs desplazadas y una tajada del 7.5%) e IBM (2‘004,000 unidades y 6.3% de participación) se mantienen en la pelea.

- -

El análisis también señala que el nicho mundial de PCs manifestó un crecimiento anual de 2.8%, uno de los porcentajes más pobres de los últimos tiempos. En Estados Unidos, nación en la que Dell se ubicó como principal proveedor, los resultados fueron decepcionantes: del primer trimestre de 2000 al mismo periodo de 2001 el mercado decreció 9.5%, acontecimiento que se presenta por primera vez en la historia de la industria de PCs.

-

Ahora ve
Aston Martin quiere llevar el lujo de sus autos al sector inmobiliario
No te pierdas
×