Tropicalización y método

Valuamos a empresarios por activos, a escuelas por la rentabilidad de sus maestrías y a legisladore

La escasa vitalidad de la bolsa mexicana (BMV) en emisión de acciones nos ha llevado a renovar la metodología en la elaboración del listado de Los 100 empresarios más importantes del país. Hasta el año pasado se seleccionaban de acuerdo con el valor de sus empresas en el mercado bursátil. Este es un criterio infalible en países donde la mayoría de las compañías cotiza, pero en México no es así.

-

Por eso optamos por otro criterio: valorar la importancia del empresario por el tamaño de los activos (patrimonio más pasivos) que gestiona. Esto ha permitido el ingreso al listado de 16 nuevas caras, cuyas compañías tienen un gran peso en nuestra economía pero ninguno en la BMV. Asumimos las debilidades de esta tropicalización metodológica: ascensión de los hombres de negocios que participan en grupos financieros y baja valoración de algunas firmas con pocos activos fijos y deuda. Para compensar estos efectos, decidimos completar el informe con cifras sobre el valor de mercado e índices de eficiencia.

-

Al final, el método es indiferente para alguien a quien no le gustan las listas, pero está condenado a encabezarlas: Carlos Slim. México se quedó pequeño: la internacionalización de su grupo lo convierte en uno de los nombres relevantes en el empresariado mundial. Su conocimiento del segmentado mercado nacional, el implacable control de gastos, la diversificación acompañada de sinergias estratégicas, le han permitido mantenerse al margen de las tribulaciones sufridas por las telefónicas estadounidenses y europeas.

-

¿Hay algún camino para entrar en nuestra lista? Los posgrados en administración no son garantía, pero al menos aseguran una gestión eficiente. Hoy contamos con algunas de las escuelas de negocios más valoradas en el continente, y las hemos evaluado. Nuestro informe presenta cuáles son las maestrías que más pesan para aumentar el salario de sus egresados, además del perfil del alumnado y profesorado de cada escuela y la calidad educativa de sus programas.

-

Por desgracia, no todo se resuelve con una visión empresarial. En algunos lugares sería preferible una visión de Estado. David Shields analiza los limitados éxitos de Pemex en el reemplazo de reservas ante el agotamiento progresivo del yacimiento de Cantarell. ¿Necesita la paraestatal que Hacienda deje de ordeñar 60% de sus ingresos para explorar nuevos yacimientos? Es obvio: sí; pero esto no será posible hasta que la Secretaría obtenga de otra fuente los recursos que recibe de Pemex. Y eso depende de los legisladores. Algunos parecen más preocupados en defender sus dogmas que en garantizar la viabilidad de la compañía y solucionar las necesidades energéticas y fiscales del país. Qué curioso, los opositores a los contratos de servicios múltiples –que no suponen una panacea– son los mismos que se niegan a cualquier cambio constitucional y a aprobar una reforma fiscal. Al final, sus argumentos sí proponen una revolución metodológica tropical: la que conduce a la economía-ficción, que tan dudosos resultados dio en el pasado.

-

Los editores

Ahora ve
No te pierdas