Turismo <br>Un centro que pelea su lugar

Los estados del centro del país poseen historia y tradiciones, pero les falta infraestructura de se

Los estados de la franja central del país no tienen lo que se puede llamar destinos de -gran demanda. Las playas, donde existen, no son lo bastante atractivas y la infraestructura de comunicaciones es insuficiente para recibir flujos masivos de viajeros.

-

Sin embargo, su cercanía con la capital del país les ha permitido crecer como receptores del llamado turismo de negocios. Su pasado histórico y cultural, por lo demás, los motiva a buscar la -preferencia del segundo mejor consumidor de los destinos mexicanos: el turista europeo

-

Aunque en grado distinto por sus diferencias locales, en estos estados el número de turistas de negocios supera al de los viajeros que van en busca de descanso y esparcimiento. Es el caso de Aguascalientes, donde 75% de los visitantes van por motivos de trabajo.

-

Si bien esto ha alentado el desarrollo de la infraestructura turística —como la remodelación y construcción de hoteles y centros de convenciones— y contribuido a mejorar la oferta de servicios, por su carácter la estancia de este turismo no supera las tres noches y el contacto con los atractivos de la región es mínimo.

-

Por otro lado, pese a que con la crisis económica el turismo nacional ha volteado la mirada hacia el interior del país, no es precisamente la franja central la que ha atraído el mayor interés, porque también en ese mercado la competencia es fuerte. Pero en su afán por captar divisas esta región ha creado productos turísticos que buscan aumentar la oferta competitiva y llamar la atención del atractivo mercado europeo.

-

Redescubrir el nuevo continente
-
En 1994 el turista estadounidense gastó en México seis veces más que el europeo, según datos del Banco de México; sin embargo, es precisamente este visitante del viejo continente el interesado por el turismo cultural y de aventura, por lo que resulta ser un mercado -ad hoc para los estados del centro, que trabajan en complementar su oferta con actividades recreativas, como el ecoturismo, y una mayor promoción de su patrimonio histórico.

-

Entre las pocas actividades que se vieron favorecidas por la devaluación del peso está el turismo, que mostró un importante superávit en la balanza con el exterior. Como resultado, la competencia entre los estados por captar una buena parte de esas divisas se ha vuelto cada vez más agresiva.

-

El fomento de los circuitos turísticos con un alto componente de atractivos culturales es, a juicio de los promotores de la región central, su distintivo frente al turismo que viene a conocer México. Entre ellos están la Ruta de Cortés, Las Huastecas y Tesoros Coloniales, destinos que operan con fideicomisos especiales firmados con la Secretaría de Turismo, donde cada estado participante aporta una cantidad que Sectur complementa con fondos propios. Aunque aún están en su etapa de desarrollo, pues se iniciaron apenas en 1995, estos productos ya tienen presencia en exposiciones internacionales, como la feria de turismo en España y el tianguis turístico de Acapulco.

-

La Ruta de Cortés es un recorrido por los principales sitios que siguiera el conquistador español: Veracruz, Puebla, Tlaxcala, México, y tiene como objetivo beneficiar al turismo de los estados que tienen un pasado común y -potencialmente explotable. Concepto europeo, la Ruta de Cortés, que originalmente incluía al Distrito Federal, está dirigida principalmente al turista extranjero, al que se le ofrece la arqueología, el folclore y la -gastronomía de la región. Se calcula que su mercado potencial es de más de 500,000 turistas.

-

Pero algunas entidades no cuentan con suficiente infraestructura en -servicios de restaurante y hospedaje, ni con vías de comunicación como carreteras y transporte aéreo, lo que retrasa la afluencia y desalienta la inversión turística, dice Felipe -Carreón, subdirector de publicidad del área de promoción nacional de Sectur. Señala que el más verde de estos productos es el de Las Huastecas, integrado por Hidalgo, San Luis Potosí, Tamaulipas y -Veracruz, que aunque recibe un flujo aceptable de turistas, también padece de insuficiente infraestructura.

-

Por el contrario, y pese a que aún no se conocen sus resultados con toda -precisión, de acuerdo con el funcionario el circuito más consolidado es el de -Tesoros Coloniales, donde participan los estados de Aguascalientes, Guanajuato, -Querétaro, San Luis Potosí y Zacatecas. La experiencia de este circuito parte del programa de Ciudades Coloniales, establecido desde hace más de un lustro, del que Tesoros Coloniales busca conformarse como un producto derivado.

-

Para este circuito la labor de promoción se ha facilitado porque se le identifica como un importante centro de negocios y cultura, porque cuenta con mejor infraestructura en comunicaciones nacionales e internacionales y porque le favorece el posicionamiento que logró Ciudades Coloniales. Sus administradores pretenden llevar próximamente a parte de sus visitantes, unos cuatro millones de personas, a Colima y Jalisco, sobre todo por sus playas.

-

No obstante, cuestiones básicas como la escasez de agua en algunos municipios de Guanajuato y el deficiente mantenimiento carretero para comunicar a algunos destinos de la zona le restan valor a los esfuerzos promociónales.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Aunque la iniciativa privada no se ha integrado directamente a la promoción de estos circuitos, la Asociación Mexicana de Turismo de Aventura y Ecoturismo (Amtave), operadoras turísticas como Intercontinental Adventures y la cadena de hoteles Misión, entre otros, han mostrado interés por participar. “Sin embargo, hasta que se cuenten con planes más concretos se puede hablar de pronósticos y de montos económicos”, dice Carreón, quien confía en que los circuitos pronto empiecen a tomar velocidad.

Ahora ve
Diez alimentos que le hacen bien a tu cerebro
No te pierdas
×