Un hotelito de película

-

Algunos podrían pensar que la clientela de El Hotel está compuesta por una secta de cinéfilos sentimentales; otros sólo lo imaginarán como el marco perfecto para una luna de miel. Y efectivamente, para ellos está que ni mandado a hacer. Sin embargo, el grueso de su clientela está formado por jovencísimos zares del software, prestigiados abogados, accionistas exitosos y artistas de la vanguardia plástica más reciente.

- -

A numerosas actividades se dedican los habitantes temporales de las 25 habitaciones de esta exclusiva posada suiza, que se caracteriza por estar decorada con enormes stills de películas románticas: Relaciones peligrosas, de Frears; Matador, de Almodóvar; Más allá de las nubes, de Antonioni... momentos inolvidables de clásicos cinematográficos.

- -

El mobiliario minimalista, el ingenioso juego de espejos que "jala" luz natural del exterior para iluminar el restaurante que se encuentra en el sótano… todo es creación de Jean Nouvel. El hotelero Urs Karli no estuvo errado al encargarle a este reconocido arquitecto suizo la remodelación y la decoración de su más reciente compra, un sobrio edificio de Lucerna construido en 1907.

- -

Si se encuentra de negocios, luna de miel o simplemente vacacionando en Suiza, regálese en El Hotel un descanso "de película" y un apasionado despertar observando un beso tamaño fotomural.

-

Ahora ve
No te pierdas