Un Pemex con futuro

México es un país rico en hidrocarburos, pero su empresa petrolera está al borde de la quiebra t?

Cada día es más evidente que México no está aprovechando su riqueza -energética. No sólo porque los recursos adicionales que generan los precios -actuales del crudo se despilfarran en gasto corriente. También porque -desconocemos el tamaño de esa riqueza –sólo 25% de las cuencas están -exploradas–, carecemos de la tecnología para explotarla y no hay plantas con -la capacidad de procesarla. Sobre todo, no se ve de dónde saldrán las -inversiones que resolverían estos problemas... sin quebrar las finanzas -públicas.

- La consecuencia es que vemos, con nerviosismo, cómo crecen las importaciones -de gas natural, el que algunos llamaron energético del siglo xxi, y de -gasolina. Pemex, destinada a ser el motor de desarrollo de México, malvive -entre deudas, ineficiencias, crisis medioambientales, ‘grillas’ políticas -y, sobre todo, una evidente falta de objetivo. ¿Debe financiar al estado? -¿Crear empleos para su sindicato? ¿Subvencionar a la industria petroquímica? -¿Ganar dinero, como cualquier empresa petrolera del mundo?

- En consecuencia, la mayor compañía de América Latina, que debería ser -motivo de orgullo, nunca ha aparecido entre las empresas más admiradas de -México, que encabezan Bimbo y Cemex por décimo año consecutivo.

- Los altos precios internacionales, dicen algunos, nos permitirán seguir como -estamos. Muy al contrario, “el status quo ya es catastrófico”, -afirma Luis Ramírez Corzo, director de Pemex. Otros países que han defendido -con firmeza su soberanía energética, como Brasil, Canadá y Noruega, -encontraron fórmulas para desarrollar su potencial energético y consolidar -empresas como Petrobras o Statoil. Expansión quiere presentar desde los -pequeños pasos que ayudarán a la profesionalización de Pemex hasta las -reformas constitucionales que podrían cambiar el país. Nada irá muy lejos sin -una reformulación de las finanzas públicas.

- Hay que mirar hacia adelante. La dependencia del exterior, cuando los precios -del gas natural cuatriplican los vigentes en 2002, puede generar un consenso que -destrabe la apertura del sector a la inversión privada. Tenemos referentes en -Brasil, Canadá o Noruega sobre qué pasos dar para abrir exitosamente el sector -energético sin perder soberanía. El efecto sobre el empleo, las finanzas -públicas y competitividad puede cambiar México.

- Un acuerdo por otro México
-
Grupo Editorial Expansión firmó el 29 de septiembre el Acuerdo Nacional -para la Unidad, el Estado de Derecho, el Desarrollo, la Inversión y el Empleo, -un documento cuyos ideales son coherentes con nuestra línea editorial y en el -que apostamos por un país mucho mejor sin comprometer nuestra independencia. Su -firma es un primer paso para sacar a los políticos de la lucha ciega por el -poder, para llevarlos hacia una visión de estado de largo plazo. Porque -necesitamos gobernantes y no caricaturas de la ambición. Porque no nos interesa -saber quién es el más hábil en la intriga, sino el más efectivo en lograr -resultados para los 104 millones de mexicanos.

- En el Acuerdo faltan puntos importantes, como la imperiosa necesidad de dotar -a los organismos reguladores (de Competencia, Mercado de Valores, -Telecomunicaciones o Energía) de autonomía y poder sancionador para mejorar -nuestro ambiente de negocios. Pero sus cinco puntos, que deberá llenar de -contenido cada candidato a la Presidencia, nos acercan al México deseable, el -que genera empleo para la población que hoy se va a Estados Unidos, el que crea -infraestructura y tecnología y el que compite en el mundo.

- En el clima de confrontación política que vivimos, todo acercamiento entre -las partes (empresas, sindicatos, académicos e intelectuales) para llegar a un -acuerdo de mínimos es una noticia extraordinaria. Carlos Slim merece un -reconocimiento por ello. Ojalá los partidos reciban la invitación y lleguen a -un consenso semejante para no vivir otro sexenio de parálisis. La fortaleza de -la competencia que llega de Asia no permite titubeos. Tampoco, la necesidad de -generar oportunidades a la mitad de la población que vive en la pobreza y que -puede ser una fuente de riqueza.

- Mientras todo sea cuestionado en la lucha del poder, México seguirá ausente -de la escena mundial. Señores políticos, la jugada está en su terreno. -Nosotros ya dimos un primer paso.

Ahora ve
No te pierdas