Un Robin Hood urbano

Darle dinero a los pobres, más que cuento... negocio. Bimbo ya le dio su apoyo.
Marina Delaunay

Se rumoraba que la selva podía estallar. Había muerto Colosio y Vicente Fenoll debía decidir si un grupo de 140 jóvenes viajaba a Guerrero para continuar trabajando con campesinos en la creación de microempresas. “Esa experiencia me marcó”, afirma Fenoll, un contador con vocación social que hoy dirige la mayor empresa de micro créditos productivos. Otra prueba de fuego fue al terminar un MBA. “Estaba por irme a España”. Y vaya que no se arrepiente de quedarse en México. Tuvo las agallas para tocar las puertas de Roberto Servitje, y de los ex directores de la Afianzadora Insurgentes y de Banamex. Vicente tenía 25 años. “También hubo gente que no nos apoyó, no creían que hacer un banco con personas de escasos recursos era viable”. Hoy Fincomun presta o ahorra dinero de 56,000 personas y tiene un rendimiento de capital de 15%. Lo mejor: presta a negocios que venden $500 dólares mensuales y tiene una cartera vencida de apenas 4%.

- Golpeando puertas es como armó un consejo de administración de expertos y consiguió que Bimbo y la Fundación Juan Diego ingresaran a su negocio con 10% de acciones cada una. Gracias a este apoyo, a octubre pasado Fincomun tenía un portafolio de $148 millones de pesos.

- Además, la panadera deja que 30 empleados de Fincomun suban a sus camiones y aprovechen las paradas en tiendas de abarrotes del DF para vender los servicios financieros. Esto ha motivado 5,000 préstamos en un año y medio, algunos de los cuales han promovido más ventas también para Bimbo. “Duplicaremos la cantidad de empleados en esas rutas y estamos diseñando un plan de negocios exclusivo para ese canal de distribución”, dice Vicente. La idea es expandir el modelo a otros estados y trasladar la alianza con Bimbo a empresas de seguros de vida y de salud.

- Tiene varios otros proyectos en camino. Para 2005 Fincomun pasará de ser una unión cooperativa a convertirse en una Sociedad Financiera Popular. Eso le permitirá introducir una línea de créditos para mejoramiento de vivienda en alianza con Sociedad Hipotecaria Federal.

- Con una donación de $300,000 dólares del BID, Vicente quiere digitalizar las operaciones de la empresa. Además de lanzar un crédito revolvente para microempresas y servicios para remesas, quiere implementar CRM y scoring de créditos, lector digital de huellas y tarjetas con chip para descentralizar las operaciones.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Fincomun también atiende al segmento medio. Él le llama “cuentas de dinero ético”. “Pagamos 7% anual, sin comisión; y a nuestro segmento principal 5% por una cuenta de ahorro desde $10 pesos”, agrega.

- Vicente también tiene tiempo para viajar cada tanto a impartir cursos y acudir a reuniones de consejo de Bansefi, a las de la red mexicana de microfinanzas y de entidades extranjeras. Y pensar que parte de esto comenzó en la selva de Guerrero.

Ahora ve
EU se dice decepcionado por la resistencia al cambio de Canadá y México
No te pierdas
×