Una máquina más allá del tiempo

En la industria del cómputo, el alto nivel de lealtad del usuario hacia el servidor AS/400 sólo es
Andrés Piedragil Gálvez

En la ya larga historia de IBM, Frank S. Soltis tiene asegurado un lugar de primera fila. El 8 de enero de 1970, este ingeniero en electrónica –que trabajaba, desde principios de los 60, en los laboratorios de investigación que IBM tenía en la ciudad de Rochester, Minnesota– se reunió con directivos de la empresa de Armonk, Nueva York, y les presentó la arquitectura del Sistema 38: una máquina de propósito especial que debería sustituir a otra línea de producto (los Sistemas 3, equipos que la empresa comercializaba desde junio de 1969).

-

La propuesta de Soltis, en términos generales, implicaba el desarrollo de un sistema de cómputo que fuera independiente de sus tecnologías subyacentes. Por ejemplo: una empresa adquiere un programa que fue diseñado para una plataforma de procesador específica. Si la organización decide migrar hacia equipos basados en otro tipo de chip, el código de la aplicación tiene que volverse a escribir –algo que toma mucho tiempo y genera gastos considerables–, de lo contrario, el software no funcionará (o lo hará en forma deficiente). Gracias a una interfase especializada, diseñada por Soltis y llamada HLMI (High-Level Machine Interface), el Sistema 38 ejecutaría cualquier programa, sin que importara el tipo de arquitectura de hardware para el cual fue diseñada la aplicación.

-

El proyecto del ingeniero de Rochester convenció a las gerencias de Rochester y Armonk. En 1978, IBM lanzó al mercado los primeros Sistemas 38. Desafortunadamente, la recepción no fue cálida: la base instalada de usuarios del Sistema 3 no mostró interés en el nuevo equipo, los primeros embarques de producto presentaron fallas de desempeño; incluso, en algún momento, IBM declaró que el Sistema 38 “no representaba una tecnología estratégica para la compañía”.

-

La apuesta de Rochester parecía condenada al olvido. Sin embargo, con la llegada de los años 80, la suerte del Sistema 38 cambió radicalmente. En 1980, IBM decide integrar en una sola plataforma a los Sistemas 3 y a los 38. Un grupo de desarrollo, encabezado por el propio Soltis, descubre que el software del Sistema 3 puede correr sin dificultades en la arquitectura del Sistema 38. La fusión de los dos sistemas se lleva a cabo: nace el AS/400 (1988) y Frank S. Soltis gana su pase a la historia. En opinión de muchos especialistas de IBM, debajo del chasis de este equipo “late el corazón de un Sistema 38”.

-

A diferencia de lo que ocurrió en años anteriores, la arquitectura diseñada por Soltis empieza a brillar con gran intensidad. Las empresas empiezan a padecer las dificultades que causa la gran velocidad con que avanza la industria de hardware. Para decirlo con otras palabras: las organizaciones empiezan a inundarse con código obsoleto, quedan atrapadas en las redes de aplicaciones que están demasiado ligadas a plataformas propietarias, inician largos y tortuosos procesos de actualización de software, etcétera. En ese escenario, la independencia tecnológica que ofrece el AS/400 se convierte en un tesoro realmente valioso.

-

¿Qué tan valioso? Lo suficiente como para que IBM esté eternamente agradecida con el especialista de Minnesota. Las cifras definen, claramente, la dimensión real de la contribución de Frank Soltis: en el ámbito mundial, se han vendido 700,000 sistemas AS/400; los equipos están operando en 150 países; en 95% de las empresas industriales del Fortune 100, el AS/400 juega un papel de negocios crítico –lo mismo ocurre en 85% de las organizaciones Fortune 500–; se han creado cerca de 30,000 aplicaciones para esta plataforma, etcétera.

-

Durante una visita a México, Expansión charló con Frank S. Soltis, padre del AS/400 y actual director científico de la división de IBM que se encarga de dirigir el desarrollo de esta tecnología.

-

El sistema AS/400 cumple tres décadas de vida. No es común encontrar tecnologías tan longevas, los productos se vuelven obsoletos en meses. ¿Qué factores han favorecido el desarrollo de una trayectoria tan larga?
El Sistema 38 realmente era una máquina extraña. Un equipo que sólo podía calificarse como experimental. Los conceptos detrás de su arquitectura eran absolutamente radicales: diseñar un sistema de cómputo que no depende de su tecnología. De hecho, la comunidad técnica de IBM, en su momento, no creyó que una solución de este tipo pudiera funcionar. Sin embargo, una reacción así es entendible: desde la perspectiva actual, la idea sigue siendo revolucionaria. Hoy en día, muchos fabricantes siguen atando sus aplicaciones y sistemas al hardware. Por ejemplo, cuando Intel presente el procesador Itanium ningún software correrá nativamente en esas cajas. Durante los años posteriores al lanzamiento del chip, muchas organizaciones tendrán que rescribir sus programas –sobre todo aquellas que utilizan Windows 98, un sistema operativo de 16 bits que está basado en el ensamble 286 de Intel–. Este ambiente es el que permite que el AS/400 siga ocupando un lugar importante en el mercado. Al analizar la arquitectura original del AS/400 –el Sistema 38–, cualquiera podrá descubrir que se trata de una máquina virtual. Con Java, Sun Microsystems ha estado utilizando el concepto de máquina virtual. Java es, en buena medida, una interfase de software que opera en cualquier plataforma de hardware o sistema operativo. Hace 30 años, eso fue exactamente lo que construimos en Rochester.

-

IBM ahora es una compañía que se dedica al mundo del comercio electrónico, ¿qué papel juega el AS/400 en ese ámbito? En el fondo, el equipo fue diseñado para un ambiente totalmente distinto.
El AS/400 ha desempeñado un papel muy importante en el campo del comercio electrónico. Aunque ha sido un jugador muy silencioso. Hoy en día, un sistema AS/400 incluye todas las capacidades de un servidor de web, no hace falta agregar nada. Asimismo, el equipo es el mejor servidor de Java, Domino y XML. Por otro lado, desde su origen, la tecnología fue diseñada para atender aspectos que, con la llegada del comercio electrónico, se han convertido en funciones críticas: disponibilidad, seguridad e integridad de la información. Hace unos meses, me reuní con unos clientes que son propietarios de una cadena de tiendas. En dicha empresa se han utilizado sistemas AS/400 desde hace mucho tiempo. Durante el encuentro, les pregunté si alguna vez habían sido hackeados; la respuesta fue no. ¿Han padecido caídas graves del sistema? Nunca les ha pasado. ¿Utilizan un software antivirus? No lo hacen. El AS/400 fue creado, desde el principio, a prueba de peligros. En ese sentido, el equipo –que actualmente soporta a miles de web sites– está más que capacitado para operar en ambientes de comercio electrónico.

-

Sin embargo, y a la par de las soluciones para comercio electrónico, la industria tecnológica ha desarrollado una gran cantidad de nuevos programas. El AS/400, hasta cierto punto, es una herramienta del pasado. ¿El AS/400 convive con este tipo de aplicaciones, o se ha quedado aislado en un nicho muy particular?
Cuando IBM presentó su iniciativa de e-business, en 1997, el mercado estaba lleno de tecnologías innovadoras: Java, sistemas para e-commerce, data mining, data warehouse, etcétera. Ese año, el departamento que encabezo inició una investigación, con el objetivo de determinar qué cantidad de las ganancias obtenidas con el AS/400 estaban relacionadas con las nuevas aplicaciones. Durante el último cuarto de 1997 –el primer periodo que se evaluó–, 30% de las utilidades provenían de las aplicaciones más recientes.

-

Para 1998, esa categoría abarcó 65% del total. El año pasado, las nuevas tecnologías representaron 75%, sólo 35% de los ingresos tenía que ver con nuestro ámbito de negocios tradicional. Una vez más, esto demuestra que el AS/400 todavía posee un enorme futuro, y en cualquier escenario: economía digital, internet, soluciones basadas en el web, etcétera.

-

No obstante, hay quien considera –como Larry Ellison, director ejecutivo de Oracle–que máquinas como el AS/400 están condenadas a desaparecer. Desde el punto de vista de esos individuos, el mundo de internet no requiere de dispositivos tan robustos y complejos.
Las compañías venden lo que tienen. En este planeta, uno de los empleos más prestigiados es el de administrador de bases de datos Oracle. Esta labor implica un gran salario y mucho reconocimiento profesional.

-

Sin embargo, cuando se analiza lo que hace este especialista, se llega a la conclusión de que sólo se dedica a mover archivos durante el día. El AS/400 realiza esta actividad, sin que se requiera la intervención de un gestor de bases de datos. Los usuarios del equipo no se imaginan que sea necesario pagarle a alguien por trasladar archivos. Esa tarea la dan por descontado.

-

El AS/400 fue creado en un ambiente de laboratorio de desarrollo. Antes de salir al mercado, el equipo pasó por las manos de especialistas en mercadotecnia. Cuando el área de mercadeo entra en acción, las ideas originales pueden alterarse o corromperse –con el objetivo de lanzar una mercancía que resulte rentable–. El AS/400 que IBM vende en todo el mundo, ¿realmente refleja los conceptos que usted imaginó?, ¿los aspectos comerciales dañaron la visión original?
El AS/400 surgió en Rochester, el producto no podría haber nacido en otra instalación. Los conflictos mercadológicos se manifestaban en otras sedes de IBM. Sin embargo, la ciudad donde fue creado el AS/400, debo reconocerlo, sí tuvo una influencia importante. Rochester (Minnesota) es una comunidad de granjeros que está ubicada en el medio de la nada –para llegar a la Ciudad de México, tuve que abordar tres aviones distintos, creo que eso lo dice todo–.

-

Hacia finales de los años 60, el personal de la oficina de Rochester quería crear computadoras de propósito especial. No obstante, IBM ya había anunciado que reuniría a las unidades de sistemas de cómputo en unas instalaciones de la costa Este. Ante esta situación, la gerencia de Rochester decidió, sin notificar al corporativo central, que la sede construiría computadoras de propósito especial. Ése fue nuestro secreto. Cuando esta localidad presentó el Sistema 3, IBM comercializó el equipo como una máquina de tarjetas; aunque nadie en Rochester admitió que se trataba de un sistema de cómputo. El Sistema 3 resultó un éxito, por lo tanto, la gerencia de Minnesota determinó que la sede podía crear todo lo que quisiera.

-

Cuando presenté la arquitectura del Sistema 38, la decisión de apoyar el proyecto, así como la de establecer las bases de un lanzamiento comercial, fue totalmente local. En ese sentido, puedo asegurar que el AS/400 realmente es fiel a los conceptos originales, ya que no le solicitamos permiso a IBM para desarrollarlo. El producto no padeció los conflictos que están relacionados con las agendas de posproducción. El corporativo descubrió lo que estábamos haciendo demasiado tarde.

-

Después de 30 años, ¿por qué continúa dedicando su tiempo a una sola plataforma de cómputo?
Si alguien me hubiera dicho “las próximas tres décadas vas a estar trabajando con este sistema”, yo –después de reír un largo rato– habría respondido: “Claro que no, las computadoras no duran tanto”. No obstante, el nivel de satisfacción que el equipo brinda a los usuarios es algo que me enorgullece e inspira a seguir desarrollando la plataforma. La gente que posee un AS/400, se enamora del equipo. En el ámbito de la computación, los usuarios y las máquinas no crean vínculos emotivos. Una computadora sólo es una herramienta, como el fax, el teléfono o la copiadora. ¡Yo no siento afecto por mi celular! Sin embargo, las personas crean lazos afectivos con el AS/400. Hace dos años, poco antes del día de San Valentín, el área que encabezo organizó un concurso en el web site. El tema era: “¿Qué le diría a su AS/400 en el día de San Valentín?” La idea resultaba absurda, ya que los usuarios de los equipos eran los típicos hombres de negocio: calculadores, fríos, poco emotivos. Para nuestra sorpresa, la página se saturó con cientos de cartas de amor. Estas reacciones representan una gran fuente de inspiración. En todos los lugares del mundo que he visitado, la satisfacción de los clientes es enorme. En la industria del cómputo, este nivel de lealtad y emotividad sólo es equiparable al que genera la plataforma Macintosh de Apple Computer.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

En términos de realización personal, ¿qué representa el AS/400?
Déjame ponerlo así: crecí en el estado de Minnesota. Toda mi familia se encuentra ahí. A ese estado se le considera la cuna de las supercomputadoras –un hecho que le ha otorgado fama informática al lugar–. Cray Research y Silicon Graphics están presentes en la localidad. Hace muchos años, soñaba con construir una supercomputadora; no una computadora para negocios. Mi aspiración era una supercomputadora. Hoy puedo decir que ese deseo se ha cumplido. 

Ahora ve
Trump firmó en Arabia Saudita contratos por más de 380,000 millones de dólares
No te pierdas
×