Valle de Bravo

Aquí no hay playas oceánicas, pero sí clubes con servicios completos.
Verónica García de León

El sitio está de moda. Es uno de los rincones de descanso de fin de semana más concurridos por los capitalinos; las inmobiliarias tienen un inventario de 4,000 casas para ofrecer.

-

La mayor cantidad son viviendas recicladas –de entre $100,000 y $300,000 dólares–, pero los visitantes buscan lotes junto al lago.

-

“El producto nuevo que está cerca del lago, como [el fraccionamiento] La Peña, o dentro de clubes como Rancho Avándaro, Club de Golf Avándaro e Ízar, es el que tiene más demanda. Propiedad que se ofrece se vende”, señala Javier Barrios, director general de la inmobiliaria BCBA Impulse.

-

Los vacacionistas quieren velear, cabalgar, volar en parapente.

-

BCBA buscó satisfacer esas aspiraciones en un solo sitio. Ízar es un club de 500 hectáreas, con 3,000 metros de frente al lago, que ofrece a sus socios –sobre todo capitalinos y toluqueños– servicios náuticos, campo de golf y la posibilidad de comprar un terreno dentro de su predio para construir una casa. En los últimos dos años, 30 residencias fueron edificadas y aún quedan 200 lotes para vender.

Ahora ve
No te pierdas