Vender en el momento justo

Cuando Ed Meyer entregó la agencia Grey a WPP se convirtió en el hombre que más dinero ganó en l
Bárbara Anderson

Tiene 78 años, pero la sonrisa de un treintañero. Razones no le faltan: -Edward H. Meyer (Ed, para el mundo de la publicidad), un veterano en las -agencias estadounidenses, cerró la mejor operación de su vida cuando le -vendió su agencia de publicidad Grey Worldwide al Grupo WPP.

- Hace un par de semanas, tocó la campana de Wall Street y en su cuenta -personal entraron muchos ceros. Tantos que se convirtió en el hombre que más -dinero ha hecho en la historia de la publicidad en Estados Unidos.

- Según estimaciones de medios neoyorkinos, Meyer vendió su parte al Grupo -WPP en $204 millones de dólares. Pero la suma no se acaba ahí. A este monto -hay que sumar los $165 millones de dólares que recibieron él y su familia en -efectivo (como parte de la operación de venta que fue por un total de $1,700 -millones de dólares).

- Esta cifra, sumada a sus acciones actuales en Grey, más las pensiones y -pagos diferidos de compensaciones y un “paraguas dorado” de otros $23 -millones de dólares, forman un récord para un solo hombre en el sector -publicitario: $445 millones de dólares.

- Ed Meyer aún sigue en la compañía conservando su cargo de presidente de la -misma y recién, en diciembre de 2006, podrá decidir si se queda en la firma -como uno de los directores de WPP o bien si se retira a cuarteles de invierno.

- Paciencia y astucia
-
En el mundo de la publicidad, Ed Meyer es un personaje enigmático.

- En un sector donde las fusiones, los cambios de presidentes, y los cambios de -cuentas son moneda corriente, él se mantuvo como CEO de Grey por más de 30 -años, mucho más que las otras agencias que conforman el Top 10 mundial.

- Fue el artífice de transformar a la firma de una empresa local, en -Manhattan, a un grupo mundial con presencia en 90 países y clientes globales -entre los que se destacan Procter & Gamble, GlaxoSmithKline, British -American Tobacco, Diageo, Nokia, Volkswagen, BellSouth y Novartis.

- Desde 1970 a la fecha, logró hacer crecer sus ingresos unas 40 veces, -pasando de $29.5 millones de dólares anuales a $1,300 millones de dólares en -2003.

- Y mientras veía crecer la facturación, hábilmente fue comprando más y -más acciones de su empresa llegando a retener 70% de la compañía.

- Algunos lo analizan como una manera de proteger a la firma de alguna compra -hostil. Otros creen que en realidad era una forma de ir preparando el terreno -para cuando surgiera el mejor momento para vender a la agencia.

- Cuando comenzó la gestión de Ed Meyer en la compañía, hace 35 años, la -acción estaba a $5 dólares. Cuando WPP decidió comprarla la cotización era -de $940.

- La empresa que compró este año Martin Sorrell (máximo ejecutivo de WPP, la -segunda agencia de publicidad más grande del mundo) era ya la sexta el ranking -mundial.

- Dinero fresco
-
El 7 de marzo Grey se despidió como compañía listada en la Bolsa de Nueva -York. Esa tarde, Ed Meyer sacudió la campanita que cierra la sesión mientras -recibía con alegría los aplausos de treinta ejecutivos de Grey y de WPP y de -los operadores del parqué de Wall Street. La despedida de Grey de la Bolsa -ilustra perfectamente la carrera de Ed Meyer en Nueva York, donde siempre fue -más admirado en Wall Street –llevó la acción de Grey de $5 dólares, en -1971, a los $1,005 dólares en los que cerró el mes pasado– que en Madison -Avenue, la calle de las agencias de publicidad.

- En los últimos años, Meyer había logrado que su figura y la de Grey se -hicieran prácticamente indistinguibles. Así, el ejecutivo cauteloso y -eficiente transformó a la agencia en un modelo de relación con los clientes y -solidez corporativa, aún a costa de soportar las bromas de Madison Avenue sobre -su conservadora capacidad creativa.

- Para Meyer era más importante mantener a Procter & Gamble que ganar -premios en los festivales.

- La otra gran crítica hacia Ed Meyer no es que haya recibido tanto dinero -después de la fusión con WPP, sino su incapacidad para crear descendencia en -Grey.

- El ejecutivo, que está a punto de cumplir 79 años, esperó hasta el último -momento para retirarse: después de él, ningún otro debía ser el nuevo -presidente de Grey. “O yo o nadie”, se juró.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Y será nadie.

- CON LA COLABORACIÓN DE HERNÁN IGLESIAS ILLA.

Ahora ve
La multa a Apple por violar una patente aumentó a 506 millones de dólares
No te pierdas
×