Video

-
Ernesto Flores Vega

Ella es
-Hay quienes ya se refieren a Ed Burns –el joven -escritor, director y actor de esta agridulce comedia amorosa– como “el Woody -Allen irlandés”. Su primera cinta, Los hermanos McMullen, fue elogiada -por la crítica, que la premió en el Festival de Sundance, el escaparate del -cine independiente de Estados Unidos.

- En She’s the one, su segunda entrega, Burns confirma su sensibilidad -para los intrincados asuntos del corazón. Francis (Mike McGlone) y Mickey (el -propio Burns) son hermanos; el primero está casado con Renee (Jennifer -Aniston), pero la engaña con Heather (Cameron Diaz), quien fuera la prometida -de Mickey... hasta que él la sorprendió desnuda con otro hombre.

- Burns es hábil al oponer las dos personalidades y oficios de los hermanos -Fitzpatrick: Francis es el materialista ambicioso, el yuppie -quintaesencial, el egresado de Wharton que ahora cosecha dólares en Wall -Street; Mickey, por su parte, es tal vez el único taxista angloparlante en -Nueva York, el pensativo, el maltrecho por la traición amorosa. Ambos se -asemejan, sin embargo, en que escuchan con la misma atención los consejos de su -padre (John Mahoney), a quien los años no han hecho más sabio en su -apreciación del misterio femenino.

- -Cuatro habitaciones
-Cualquiera hubiera esperado que al reunir en una producción a cuatro niños -terribles del cine independiente estadounidense –Allison Anders, Alexandre -Rockwell, Robert Rodriguez y Quentin Tarantino– el resultado sería memorable -y explosivo.

- No es así. Four rooms es un filme desigual, con algunos destellos, -pero con larguísimos minutos de prescindible mediocridad. La puntada se -antojaba atractiva: cuatro historias hilvanadas bajo el techo del hotel Mon -Signor y teniendo como personaje-puente a Ted, un chaplinesco botones -interpretado por el inglés Tim Roth. Apenas y se salva la chistosa viñeta de -Rodriguez, que gira en torno a dos hermanitos traviesos, hijos de un supermacho latin -lover encarnado por Antonio Banderas.

- Hay un fastuoso desfile de estrellas –desde una voluptuosa Madonna hasta un -encanecido Bruce Willis–, pero los argumentos son tan sosos que ninguna de -ellas tiene mayor oportunidad de lucirse.

- -Cuestión de sexos
-El Discovery Channel se ha convertido en el punto de reunión de los -deseosos por saber más, de los incorregiblemente curiosos y de los que gustan -de viajar a lugares remotos sin soltar el control de la tele. Ahora muchos de -sus materiales están a la venta, disponibles en videocaset.

- Esta interesante producción, conducida por Desmond Morris –usted quizá lo -recuerde como el autor de El mono desnudo–, es un acelerado recorrido -(apenas dura 53 minutos, que se evaporan como agua) por las diferencias -culturales en el terreno de los caracteres sexuales. Asombran tanto las -similitudes como las diferencias. Hay un gusto extendido por los cuellos altos y -los labios carnosos en las mujeres, por ejemplo, pero en las prácticas extremas -se aprecian las diferencias de la raza humana. De los platos que se colocan en -los labios las mujeres de ciertas tribus etíopes a los implantes de silicón de -algunas bailarinas occidentales, hay aquí un rico muestrario de fórmulas para -agradar al sexo opuesto (incluidas las mexicanísimas serenatas).

- - ¡Todo o nada!... el full monty
-Si usted fue de los pocos que se quedaron sin ver esta simpática comedia en -la pantalla grande, no se la pierda ahora en el televisor de su casa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- La anécdota de The Full Monty es elemental, pero efectiva: seis -habitantes de la decaída ciudad de Sheffield, en Inglaterra, deben emplearse a -sí mismos y transformarse en bailarinesa la Chippendale. El líder del -grupo, Gaz (Robert Caryle, el bigotón hiperviolento de Trainspotting) es -un obrero desempleado que debe conseguir una entrada económica fija para no -perder la custodia de su hijo Nathan.

- Sin complicarse la vida, el director Peter Cattaneo y el guionista Simon -Beaufoy provocan más de una carcajada con esta mirada fresca al peso de los -roles tradicionales y de las convenciones sociales; además, le refrescan la -memoria a todos los que alguna vez bailaron al ritmo contagioso de “Hot stuff”, -de la morenaza Donna Summer.

Ahora ve
El corrido de Xóchitl Tress, la exfuncionaria vinculada a Javier Duarte
No te pierdas
×