Visitantes de peso

-

Llegó en diciembre y andará por nuestras costas hasta abril. Se trata de la ballena gris que, después de alimentarse en Alaska, inició un recorrido de más de 9,000 kilómetros para aparearse o dar a luz en las lagunas y bahías de Baja California. Se estima que 27,000 ballenas migran desde los mares del norte en busca de aguas cálidas. Entre febrero y marzo se llegan a observar más de 2,000 ejemplares en el área protegida de San Ignacio.

-

Anualmente se concentran en estas playas cerca de 10,000 turistas nacionales y extranjeros para contemplar el singular espectáculo. “Esta época del año es muy buena para el turismo en la zona -comenta Arnaldo Martínez Osegueda, vocero de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (Semarnap)-, pero no hay que olvidar que, antes que un atractivo turístico, la ballena es una especie a la cual proteger.”

-

Para ello se han tomado medidas de precaución, como limitar la capacidad de carga en algunos muelles o prohibir que los curiosos se acerquen a menos de 30 metros de los animales. Una ballena adulta mide 15 metros y pesa 30 toneladas. Aunque este cetáceo tiene una naturaleza tranquila, con sus movimientos puede volcar una embarcación. Buen argumento para no acercarse demasiado.

-

Newsletter
Ahora ve
Aumentan las redadas contra migrantes indocumentados en “ciudades santuario”
No te pierdas