Vivitos y coleando

Con el Psi factor, Pepsico de México confía en consolidar su presencia en el país.
Jesús Hernández

Persuasión será la palabra clave en el crecimiento de 2001 para Pepsico de México. Este año ocuparán de $210 millones de dólares en promociones y publicidad, cifra significativa si se toma en cuenta que la inversión dedicada a infraestructura será $120 millones. La experiencia dicta que la firma está en lo correcto, sobre todo si se trata de ganar un mercado nacional que representa $10,000 millones de dólares.

-

Durante 2000, el Psi factor logró que el corporativo creciera 3.4% y ganara a sus competidores 0.3% del share de bebidas carbonatadas del país. En Chihuahua su presencia se incrementó 40% y algo semejante ocurrió en Monterrey, la urbe con mayor consumo de refrescos per capita en el mundo (casi 1,000 envases de ocho onzas al año).

-

Parte del logro se debe a la Gira Pepsi en la que anualmente reparten nueve millones de muestras, además de la Copa Pepsi y de la estrategia The power of one, que consiste en ubicar en un mismo punto las diferentes marcas de Pepsico (Sonric’s, Sabritas, Pepsi), con lo que se alcanzaron entre 30 y 40% más ventas en tiendas, explica Juan Carlos León Rubio, vicepresidente de operaciones.

-

El Psi factor no termina ahí. Dentro de la organización se logró un ahorro de $4 millones de dólares en la producción. Hace dos años iniciaron el programa Manufactura y Almacenamiento (MW, por sus siglas en inglés), que busca convencer a sus empleados de hacer óptimo su rendimiento para aumentar la productividad.

-

“Más que un programa, MW se ha convertido en una filosofía de trabajo dentro de la empresa. Gracias a eso, en México tenemos 10 de nuestras 39 plantas entre las mejores de todo el corporativo. En el mundo existen 364 embotelladoras de Pepsi distribuidas en 148 países”, asegura Dionisio Martín, director corporativo de manufactura y logística de Pepsi Gemex.

-

Ahora ve
Kim Jong-Un asegura que Donald Trump pagará caro su discurso
No te pierdas
×