Vuelve el gusto por el vodka

<i>Götland</i> va por su parte entre las marcas premium.
Stephen Downer

Como en la década de los 70, el vodka se ha puesto de moda en México. Sólo que ahora, al nacional Oso Negro –entonces acompañado por Smirnoff– y los importados Wiworowa, Stolishnaya y Moskovskaya, se suman muchas marcas de Europa del Este, escandinavas e incluso alguna nacional que tiene buenas posibilidades en el mercado global.

-

Aprovechando este auge, José Cuervo lanzó Götland, destilado en la isla sueca del mismo nombre y clasificado como marca premium.

-

Al igual que Absolut, que basó buena parte de su éxito en el diseño de su botella –obra del neoyorquino Matt Klim– el envase de este producto, de tonalidades azules, es sumamente atractivo. El target de la bebida en México son los jóvenes, de entre 18 y 35 años.

-

María de los Ángeles García Gil, de la dirección de Inteligencia de Mercadotecnia de Grupo Allied Domecq México, dice que el vodka es una de las pocas categorías dentro del mercado de bebidas que está creciendo, aunque lentamente, y lo atribuye a las marcas premium.

-

Según Jorge Dagnino, director de Mercadotecnia en Destiladora Ibarra, del Distrito Federal, desde principios de 2001 el número de marcas de vodka que participan en el mercado local se ha incrementado de 20 a 53, “y la industria ya representa 4% del segmento de vinos y licores mexicanos”.

-

“[En México] la categoría de vodka continuará ganando adeptos de los ex consumidores de tequila hasta 2004”, pronostica la firma británica Canadean en un estudio comisionado por Cuervo, distribuidora de los líderes Smirnoff y Oso Negro, y ahora de Götland.

-

La investigación concluye que Cuervo venderá 404,000 cajas de Smirnoff y 230,000 de Oso Negro, de un total de 920,000 cajas en el mercado local durante 2002 (contra 855,000 en 2001, 792,000 en 2000 y 734,000 en 1999).

-

Aunque reconoce que marcas como Absolut –tercer lugar en el mercado– han impulsado el segmento, Olga Limón, directora de Productos Nuevos en Cuervo, atribuye el lanzamiento de Götland a que detectaron una oportunidad al ver que otras marcas premium de vodka resultaban caras. Para ejemplificar, comenta que “el precio al público es de $120 pesos, mientras Absolut cuesta $180 pesos”.

-

Por su parte, Destiladora Ibarra comienza a cosechar los logros de un licor calificado por la firma como superpremium: Sahuaro, “el primer vodka cactus del mundo”, que espera captar 5% del mercado nacional de la bebida en los próximos tres años y hasta 1% del estadounidense.

Ahora ve
No te pierdas