Vuelve el <i>efecto tequila</i>

Cuervo volvió a ser completamente mexicana. Mucho tiene que ver Juan Beckmann, el hombre de <i>Expa

¿Qué tiene este empresario para ser elegido el hombre de Expansión 2002? Logró recomprar 100% de José Cuervo, referente del tequila en el mundo, y se animó a soltar sus acuerdos con corporaciones internacionales para seguir posicionando sus productos solo.

-

¿Cuántos empresarios conoces que tengan su país propio?

-

Sí, un país en medio del Golfo, que por nombre tenga una marca de tequila y por bandera nacional al logotipo de la bebida más tradicional de México… ¿Te animas a arriesgarte? Aquí más pistas: su firma está en el top ten de las principales bebidas alcohólicas del mundo, forma parte del pelotón de las 10 mayores empresas agrícolas del país y conquistó el paladar de los estadounidenses.

-

Se trata de Juan Beckmann, presidente de José Cuervo.

-

Más allá de las curiosas estrategias de marketing y de los fríos rankings, la mano del empresario que en los últimos 20 años ha estado al frente de la firma tequilera ha logrado situarla en una posición muy fuerte, tanto dentro como fuera de las fronteras del país.

-

Hoy José Cuervo es una organización 100% mexicana, que ha dejado fuera a sus socios internacionales y tomado por sí sola el desafío de volver a seducir al escéptico paladar de los mexicanos y de quedarse con la mayor parte del mercado estadounidense.

-

Dicen que quien no sabe hacer no sabe mandar, y Beckmann entendió muy bien esta máxima.

-

El ejecutivo que ahora controla el conglomerado (con una facturación anual de $ 3,900 millones de pesos y 1,200 empleados), tenía sólo 10 años cuando detrás de una barra en Tijuana preparaba los margarita que había popularizado su padre y que cautivaban a los turistas del otro lado de la frontera.

-

Bastaron estos primeros pasos para que supiera que su vida iba a estar directamente vinculada al agave. Fueron su entusiasmo, contactos y largas horas de persuasión a sus potenciales clientes de la unión americana los que lo llevaron a quedarse con el gran mercado del norte.

-

Pero lejos de aquella época dorada y del increíble boom tequilero de los 90, Cuervo buscó una nueva estrategia: darle personalidad, juventud y fuerte impacto a la marca para que pueda seguir su historia como el líder mundial en su ramo.

-

En medio de un mundo globalizado, la firma decidió este año mirar hacia adentro y preferir la libertad de ser independiente a la dependencia de grandes corporaciones multinacionales.

-

En realidad Cuervo, como ningún otro sello, desarrolló una personalidad propia tan fuerte (allá por los 70) que era padrino del coctel margarita, protagonista de canciones de moda e invitado a las mesas y barras de las películas más taquilleras.

-

Ahora el nuevo desafío es la sucesión familiar en la conducción de la empresa, una tarea que se está macerando, como los agaves en Jalisco, a la espera de su hora de gloria.

–Los editores
Newsletter
Ahora ve
Autoridades de Corea del Sur recuperan ferry naufragado
No te pierdas