¿Adiós sexenio, adiós?

Este periodo de sesiones casi está perdido... Y después de las elecciones de 2003 hay pocas espera

Sin una mayoría efectiva en el Congreso, la administración del Partido Acción Nacional (PAN) encabezada por el presidente Vicente Fox Quesada enfrentará dificultades para hacer que avance su agenda de reformas constitucionales y legislativas. Aun si el PAN ganara la mayoría en la Cámara de Diputados en las elecciones de julio de 2003, enfrentará a un Senado dominado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que permanecerá hasta el final del periodo del mandatario, en 2006. Las dificultades surgen en parte como resultado de las diferencias políticas entre el gobierno y los dos grupos opositores, el PRI y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), pero también reflejan el hecho de que el Legislativo, después de años de sólo actuar como el que rubricaba las iniciativas del gobierno, está entrenando sus músculos como un contrapeso del Ejecutivo.

-

Las relaciones entre el PAN y el PRI se han deteriorado en los meses recientes: la cooperación en la definición de políticas casi está abandonada, sobre todo por la investigación de dos escándalos financieros que involucran a las campañas presidenciales de esos partidos, lo que posiblemente tendrá consecuencias tanto en el corto como en el largo plazo. En el primer caso, los legisladores del PRI pueden seguir frustrando la aprobación de las reformas propuestas por Fox, al impedir que se reúna el quórum para votarlas y, en consecuencia, dejando el programa en el limbo. En el lejano plazo, si el PAN y el PRI son encontrados culpables de haber recibido respaldo ilegal durante las pasadas elecciones, ambos podrían estar sujetos a perder sus registros, sólo que es probable que se imponga una pena menor para evitar severos trastornos políticos.

Además, el gobierno tendrá que enfrentar a la recientemente formada Conferencia Nacional de Gobernadores (CNG), establecida el 13 de julio, que incluye a mandatarios estatales de los dos principales partidos de oposición. Los del PAN se han negado a participar. A pesar de que no puede enfrentar iniciativas políticas directamente, la agrupación será de cualquier manera un punto de poder político, y puede eventualmente generar antagonismos para la administración del Presidente.

A la luz del rompimiento en la cooperación política y ante las próximas elecciones legislativas, The Economist Intelligence Unit prevé que habrá escasos progresos en el periodo ordinario de sesiones del Congreso, que empezó el 1 de septiembre y terminará el 15 de diciembre, antes de que empiecen las campañas.

Si desea más información entre a www.infoestrategica.com.
Ahora ve
Murió el actor Roger More, intérprete de James Bond en siete ocasiones
No te pierdas
×