¿Algo nuevo bajo el sol?

Sin más pretensiones esta dependencia se propuso hacer las cosas más sencillas y poner sus planes
Zacarías Ramírez Tamayo

No se puede decir que en materia turística Vicente Fox haya faltado a su palabra de candidato; simplemente, no empeñó ninguna. Irrebatible como todo buen propósito, la lista de objetivos (ver cuadro) que hizo pública no compromete fechas ni explica procedimientos.

-

Sin embargo, la Secretaría de Turismo (Sectur) asumió tres compromisos para los 100 días de gobierno iniciales. El primero, denominado Programa nacional de facilitación –una especie de simplificación administrativa– ya está concluido, dice Eduardo Barroso, subsecretario de desarrollo. Tiene por finalidad remover reglas, leyes u ordenamientos que obstruyan actividades turísticas, como por ejemplo los excesivos trámites para ingresar al país con automóvil, casa rodante o velero, practicar la cacería o hacer pesca deportiva. El programa se presentó el 6 de marzo.

-

El segundo se denomina Alineación de procesos, un plan de reestructura interna que define el marco de actuación de la Secretaría de Turismo, el Consejo de Promoción Turística (encargado de la difusión nacional e internacional) y Fonatur (Fondo Nacional Turístico, que vuelve a ser parte de la dependencia y equivale a la banca de desarrollo del sector). “Las tres entidades han establecido su ámbito de operación, para que no haya duplicidades”, señala el funcionario.

-

Planeación estratégica, el tercer programa, pretende definir “una política de Estado, integral y de largo plazo” en materia turística, explica Barroso. A través de la celebración de foros públicos abiertos, y con la participación de autoridades locales, esa política quedará definida en el Programa Nacional de Turismo 2001-2006.

-

Fuera del plan de 100 días, Sectur lleva a cabo el Proyecto nacional de modernización de la mediana y pequeña empresa turística, agrega el funcionario. El propósito es poner al alcance de estas empresas, que son mayoría, asesoramiento en cuestiones prácticas –como saber comprar o dar un buen servicio de reservaciones– y brindarles acceso al crédito y a la nueva tecnología. Barroso asegura que el arranque está próximo: “Estamos en la etapa de preparación de cursos.”

-

Por otro lado, la dependencia ha firmado acuerdos con gobiernos estatales para ejecutar acciones específicas en centros de atracción turística, como mejorar la imagen urbana,  instalar señales u ofrecer información a los viajeros. Según el subsecretario, en el mediano plazo se buscará hacer realidad los centros integralmente planeados que, a diferencia de Cancún y Los Cabos, no han producido frutos, con especial énfasis en Loreto y Huatulco. Y agrega uno: Costa Maya.

-

El cambio de táctica consiste en “dar otro enfoque, hacer prácticas las cosas”.

-

Ahora ve
No te pierdas