¿Bailamos otra vez?

-

Se suponía que los capitales ya estaban tranquilos en América Latina. Pero a fines de mayo volvió la inestabilidad.

-

El viernes 21 de mayo, el financiero George Soros insinuó que el peso argentino estaba sobrevaluado, lo que tumbó a los principales indicadores de las bolsas latinoamericanas. Aunque al lunes siguiente matizó sus opiniones, los mercados bursátiles continuaron la caída.

-

Y el 25 de mayo, la confianza que quedaba fue sacudida por una noticia sobre corrupción en Brasil. Según algunos periódicos brasileños, el presidente Fernando Henrique Cardoso podría estar involucrado en un caso de tráfico de información privilegiada en la privatización de la telefónica.

-

Newsletter
Ahora ve
La estrategia de Rusia para presuntamente controlar a los medios
No te pierdas