¿Casi una secta?

Amway tiene mala imagen en latinoamérica, pero crece en México.
Adriana Hernández Uresti

Mientras en España y Argentina el sistema de ventas multinivel de Amway se -compara con la forma de operar de una secta religiosa, en México la Profeco no -registra ninguna denuncia en su contra. Por el contrario, a 15 años de operar -en el país, es el mercado de mayor crecimiento en América Latina con 5% anual, -muy por encima de 2% del resto de la región.

- Doug DeVos, presidente de Alticolor, casa matriz de la firma Amway, no pierde -la sonrisa por estos cuestionamientos: “No entiendo ni puedo explicarlos -porque no son verdad. Pertenecemos a una industria muy regulada con más de 100 -años de operación”.

- Luis Martínez, experto en mercadotecnia del Tecnológico de Monterrey, -señala que no deben confundirse las ventas multinivel con los negocios -fraudulentos tipo pirámides. Aunque ambos esquemas tienen una estructura -similar, el primero se basa en la venta de productos donde gana más quien más -trabaja, mientras el otro se finca en las aportaciones económicas de nuevos -miembros, a cambio de la promesa de un beneficio que sólo reciben los niveles -más altos.

- Lejos de las críticas, DeVos ve a Latinoamérica como un mercado de grandes -oportunidades. Durante el año fiscal anterior (agosto 2004), vendieron $6,200 -mdd, $1,300 millones más que en 2003. Pese a que en México facturan $22 mdd, -60% de la población no conoce la firma, “ese porcentaje es nuestra gran -oportunidad de negocio”, reconoce Jesús Álvarez, director general de Amway -en nuestro país.

- La estrategia para conseguir que México crezca 10% en 2005 estará basada en -la habilidad de sus 40,000 “empresarios” –como llama Amway a sus afiliados– -para colocar los 450 productos de su catálogo, entre los cuales la línea de -nutrición genera la mitad de las ventas locales, mientras que la de cuidado de -la piel representa 15%.

Newsletter
Ahora ve
LauDrive transporte ‘on demand’ para las mujeres
No te pierdas