¿Catadores a la Bond?

-
María Luisa Tavernier

El año pasado cumplió 40 años en la pantalla el agente 007, héroe casi sobrehumano, triunfante de situaciones peligrosas, que todo lo descubre, resuelve los enigmas más difíciles y después de mil proezas, está listo para hacer el amor ¡con tal virilidad que más pareciera recién salido de un spa!

-

Como si entrenarse en lucha, tiro, kama sutra, inteligencia internacional y diplomacia no fuera suficiente, Bond es un gran catador de vinos (Robert Parker le queda chico). Pide las mejores cosechas del siglo XX. Además del martini “agitado, no revuelto”, pide su champán Bollinger 1961, celebérrima cosecha calificada de perfecta. Desde luego, se ha visto al espía internacional con la destreza de identificar cualquier vino, de cualquier cepa, sin siquiera ver la botella.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Todo esto parece muy seductor, pero la realidad no es así de fácil. Los que nos dedicamos al noble ejercicio de la degustación profesional del vino sabemos que requiere de muchos años de experiencia (conocimientos de viticultura, vinificación, regiones productoras, evolución de los vinos, etcétera) y que ningún catador, por muy bueno que sea, puede identificar todos los vinos del mundo. Sin embargo, una vez entrados en la ficción, nada cuesta soñar con un catador como James Bond.

Ahora ve
Veolia busca convertir la basura de la CDMX en energía eléctrica para el Metro
No te pierdas
×