¿Cielo abierto?

Cuestionan la inversión extranjera.
Miriam Pineda

Muy pronto el marco legal del sector aeroportuario mexicano cambiará para ajustarse a las nuevas condiciones del mercado. El primer paso fue asignado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), quien delineó los objetivos generales que debe cumplir la llamada "política aeronáutica" y que fueron sometidos a discusión entre los actores de la industria.

- -

La dependencia considera necesaria la salida gradual del gobierno y que las líneas aéreas sean controladas por mexicanos; sin embargo, pretende promover la inversión foránea directa y no abrir el mercado doméstico a extranjeros, pese a las exigencias del gobierno estadounidense. A decir de Aarón Dychter, subsecretario de transporte, sólo se emplea 30% del actual convenio aéreo con Estados Unidos, por lo que no es necesario abrir el mercado.

- -

¿Qué hay detrás de esta política? Hacer más atractiva la venta de Cintra, controladora de las dos principales líneas del país, dicen los expertos. Una de las primeras repercusiones de los cambios sería la revisión del tope actual de participación foránea –25% en aerolíneas– o esquemas alternos de control para nacionales.

- -

Los pilotos consideran que la SCT debe especificar en qué términos los nacionales mantendrán el control de las aerolíneas, para evitar suspicacias en un futuro; para la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) la simple declaración es suficiente. En voz de Alejandra Barrales, secretaria general del organismo, su gremio dice sentirse escuchado por el gobierno.

- -

Con toda esta polémica el paso dado por la SCT, que apunta a una política de largo plazo, no es más que solventar la coyuntura que limita la venta del principal activo del IPAB: Cintra.

-

Ahora ve
No te pierdas