¿Cuanto cuesta el dinero caro?

-

El dinero en México sigue siendo un artículo suntuoso. Esta afirmación contradice el optimismo por el crecimiento macroeconómico, pero es real: quien consiga un crédito en este país –cosa bastante ardua–, tendrá que pagar una tasa nominal anual que fluctúa entre 30 y 50%. Qué más da que la inflación pronosticada sea de 13.7%.

-

El problema tiene muchas aristas. Lejos de depender de la inflación, el costo del dinero es un asunto de atracción de capital. Debido a la paupérrima base de ahorro interno –los pocos mexicanos que tienen capitales suelen guardarlos afuera–, México depende de los recursos externos para crecer. Y gracias a la cíclica inestabilidad económica y política, y a la consiguiente vulnerabilidad de los mercados financieros, el factor riesgo-país obliga al gobierno a fijar tasas de premio a esos “valientes” que introducen sus ahorros en México.

-

La cuestión, pues, es sobre todo de política económica. Y de confianza. De aquí al año 2000, el gobierno federal confrontará una difícil encrucijada: promover el crecimiento con un modelo similar al emprendido en el sexenio pasado, pero sin repetir los errores que llevaron al país a la debacle de 1994.

-

Las autoridades saben bien que el crecimiento sustentado en los capitales externos es un círculo virtuoso que rápidamente se torna vicioso en cuanto esos capitales deciden salir del país. Por ello, abrir la necesitada llave de los créditos significa incurrir en un riesgo de que aumente alarmantemente el consumo de productos importados y, con él, la inflación y el déficit en cuenta corriente, mientras el peso se revalúa frente al dólar. Y si en el 2000 los capitales vuelven a partir hacia latitudes más seguras, el castillo de naipes se habrá derrumbado otra vez para empezar un nuevo ciclo de inestabilidades, tasas estratosféricas y carteras vencidas.

-

El reto de la administración zedillista es, una vez más, consolidar la institucionalización de los poderes para demostrar que los riesgos económicos y políticos de México viajan en compartimentos separados, algo todavía difícil de vislumbrar.

-

Los actores políticos deben, por su parte, colocar los intereses de la nación por encima de los suyos; esto, sin dejar de luchar por sus convicciones y puntos de vista.

-

Es evidente que México requiere capitales para crecer, pero también certidumbre, confianza y una estabilidad sin la cual todo progreso será un espejismo.

-

Cambios en Expansión
Comunicamos a nuestros lectores que, desde el pasado 1º de junio, David E. Estrello dejó la dirección general de Grupo Editorial Expansión para asumir la tarea de asesor de Nuevos Proyectos de Grupo Medcom, firma holding de esta compañía. Hacemos público nuestro reconocimiento a David, quien contribuyó notablemente en la consolidación de un proyecto editorial independiente, crítico, propositivo y líder en el mercado.

-

Desde ese mismo día, Alejandro Serna Barrera ocupa la dirección general de Grupo Editorial Expansión. Asimismo, John B. Reuter se integra como director ejecutivo de la empresa. Ambos ejecutivos, jóvenes experimentados en el dinámico mundo de la información, tienen el firme propósito de conducir esta publicación hacia nuevos derroteros, en beneficio de todos sus lectores y anunciantes.

-

Buena suerte, David. Bienvenidos, Alejandro y John.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

-

Los editores

Ahora ve
Corea del Norte realiza su segunda prueba de misil en una semana
No te pierdas
×