¿El Boston latinoamericano?

El número de alumnos cursando estudios superiores en Monterrey crece 20% cada año. La ciudad se tr
Juliana Fregoso Bonilla

Célide palomo vive desde hace más de tres años en la sultana del norte, a donde llegó procedente de Ciudad Victoria, Tamaulipas, en busca de una opción educativa. Acaba de terminar el séptimo semestre de mercadotecnia internacional en la Universidad de Monterrey (UdeM). “Las universidades de Monterrey nos dan un plus a la hora de entrar a la vida profesional”, afirma mientras concluye sus trámites para cursar el octavo semestre en la Graduate School of Management de París, gracias a un programa de intercambio académico.

- Esta alumna es un ejemplo de lo que hasta hace unos años era un secreto bien guardado y que ahora se extiende por toda América Latina: la capital neolonense tiene buenas casas de estudio y es una opción para hacer licenciaturas y posgrados de calidad a precios 60% inferiores a los de entidades estadounidenses de Massachussets o Texas.

- La zona metropolitana de Monterrey aloja a 72 de las 96 instituciones que ofrecen educación superior y de posgrado en el estado. ¿Un Boston latinoamericano? Así piensa Ched Lane, un estudiante texano: “El Tec es como Hardvard y el IPADE es el MIT de México.”

- Una exageración, quizá: las universidades de Boston atraen al año un promedio de 20,000 estudiantes. Monterrey aún no llega ni siquiera al 10%. Pero el arribo de alumnos de otros países, sobre todo de América Latina, crece 20% anual en promedio.

- Los principales centros de estudio locales, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), la Universidad de Monterrey (UdeM) y la Universidad Regiomontana (UR) ofrecen en conjunto casi 200 programas de licenciatura y 150 de posgrado.

- La presencia de universitarios en la capital de Nuevo León ha cambiado el carácter de la ciudad. En horas de clase las calles están vacías. “Mucha gente vive de los estudiantes –señala José Luis Llanes, un taxista que presta servicio en la zona del campus de la UdeM–: les rentan las casas, les lavan o les alquilan computadoras.” Las colonias favoritas del alumnado son las de tipo medio residencial, como Altavista, Valle de Oriente y Santa Clara.

- El atractivo regio
Mónica Betancourt, quien llegó hace un año de Medellín, Colombia, estudia la maestría en administración en la Escuela de Graduados en Administración y Dirección de Empresas (EGADE). Cinco elementos fueron definitivos para que escogiera Monterrey: el prestigio del Tec, la vocación industrial de la capital, los apoyos para la educación, su cercanía con Estados Unidos y el hecho de que goza de comodidades como seguridad pública, servicios y un ambiente estudiantil que no tendría en ciudades de su país, como Bogotá o Cali. “Puedes encontrar gente de todas partes. Para mí sí es un Boston de América Latina”, dice.

- El hondureño Claudio Restrepo pensó en postular para una maestría en el Boston Collage, pero hoy está convencido que estudiar en Monterrey le ayuda a matar dos pájaros de un tiro: a la vez que hace un posgrado aterrizado en la realidad de América Latina puede optar por la doble titulación con alguna universidad de Estados Unidos.

- Impulso industrial
La capital neolonense es la sede de corporativos como Alfa, Vitro, Cemex y Cydsa. La necesidad de esas compañías de contratar gente calificada dio un impulso importante a la educación superior, sobre todo en escuelas de negocios.

- “Si Monterrey no se transforma en los próximos 10 años en una ciudad universitaria, donde se vea el desarrollo de las áreas de servicio de valor agregado, la industria va a tener problemas muy serios”, advierte el rector del Sistema Tec de Monterrey, Rafael Rangel.

- La EGADE a la cabeza
En la cruzada emprendida por  las escuelas de negocios en la capital regia, la EGADE del Tec de Monterrey es la que goza de mayor prestigio internacional.

- El año pasado sorprendió a la comunidad académica del mundo al superar en las calificaciones internacionales –como la que otorga el Wall Street Journal– a legendarias instituciones como Stanford, el MIT y la London Business School.

- El prestigio no es gratuito: 89% de sus egresados ocupan cargos de alta gerencia; 98% de sus profesores tiene doctorado en instituciones como London University y Berkeley; además, pasan al menos seis semanas al año en el extranjero, donde dictan cursos en universidades de 19 países.

- Es la primera escuela de la región en ofrecer programas de doble titulación con instituciones como la Universidad de Texas, en Austin; Gruope HEC y ESC de Rouen, en Francia; y la Universidad de Reutlingen, en Alemania.

- El plus de la EGADE es que está impulsando la creación de un prototipo latinoamericano de negocios, “la mayor parte de tales modelos en el mundo son anglosajones o protestantes, y Monterrey se está convirtiendo en un impulsor importante del management adecuado a la región”, considera el director de la EGADE, Jaime Alberto Gómez.

- El IPADE sede Monterrey, con lujosas instalaciones que recuerdan a un club de caza, también puede presumir importantes rankings: el Executive Education 2003 (top 40 schools) del Financial Times lo ubica en el lugar 21 y la recomienda como una de las 10 escuelas de negocios más destacadas en finanzas y economía.

- Su campus en Monterrey es muy peculiar. Dos de cada tres alumnos, la mayoría gente relacionada con la industria regia, tienen estudios de maestría: “Se quieren seguir preparando”, afirma su director, Alejandro Fernández Villa.

- Al académico no le agrada del todo la comparación con Boston y prefiere llamar a este boom de las universidades regias como el “fenómeno Monterrey, generado principalmente por el desarrollo y las altas exigencias de personal calificado que hay en la industria local, la cercanía con Estados Unidos y por la visión de la gente, que aquí es más global y eso desarrolla su deseo de prepararse”.

- Otra de las universidades regiomontanas que ha trascendido fronteras es la UdeM, certificada por la Southern Association of Colleges and Schools (SACS) –que se entrega a instituciones con altos estándares de calidad educativa en el Sur de Estados Unidos y América Latina–, y reconocida por el Consejo Latinoamericano de Escuelas de Administración (Cladea) en su división de negocios.

- La institución es pionera en la instrumentación de crédito educativo, tiene intercambios académicos con 18 países y está por completar un proceso de intercambio con Yale.

Ahora ve
No te pierdas