¿Por dónde se gana?

Hay que sacar el dinero del colchón: existen opciones para que rinda más de 12%.
Maurizio Guerreo M.

Todo parece indicar que 2003 será un buen año para la inversión financiera. No hay que esperar nada espectacular, es cierto, pero existen diversas alternativas con expectativas de rendimiento interesantes.

-

Las proyecciones muestran distintos instrumentos con posibilidades de obtener ganancias atractivas: Sociedades de Inversión, Afore, onza troy de plata, centenario oro, acciones de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Cetes a un año, etcétera.

-

Ya no se trata de un reducto reservado a unos pocos adinerados. Hoy día en México un pequeño inversionista puede acceder a numerosas alternativas. Los fondos de inversión aceptan colocaciones desde $5,000 pesos, y algunos incluso menos que esa cantidad. La BMV también es ahora accesible: por ejemplo, mediante el sistema Acci-Trade de Banamex, se puede comprar con menos de $2,000 pesos un paquete accionario de una sola empresa.

-

¿Por fin será?
El mercado de valores es justamente una de las promesas, aunque no deja de ser una opción para inversionistas arriesgados.

Varios analistas de casas de bolsa son muy optimistas. Rodolfo Navarrete, director de Análisis Económico en Vector Casa de Bolsa, es uno de ellos: “La mejor opción para este año será el mercado accionario porque estamos esperando un crecimiento relativamente sostenido de la economía.” Las estimaciones rondan entre 3 y 3.5% de incremento del producto interno bruto para 2003.

-

La BMV ha experimentado valuaciones muy bajas durante la última década por lo que su potencial, que ha permanecido latente, puede realizarse en un clima estable. De enero a noviembre de 2002, su índice de precios y cotizaciones registró un retroceso de 3.8% y, para que despegue, requiere cierta estabilidad.

-

“El año pasado inició con la zozobra de más ataques terroristas, luego vinieron las dudas sobre la economía de Estados Unidos y los escándalos corporativos, como el de Enron. Si ahora desaparece un poco la incertidumbre, o por lo menos se controla, será un buen año para la Bolsa”, considera Francisco Gutiérrez Guzmán, director de Análisis Económico en Scotia Inverlat.

-

Carlos Ponce, quien tiene el mismo puesto en Grupo Financiero Ixe, calcula que la rentabilidad en dólares que tendría el mercado de capitales mexicano podría ser de entre 13 y 22% en el próximo año.

-

Pero, ¿qué empresas o sectores conviene escoger para comprar títulos?

-

Navarrete cree que las organizaciones que tendrán mejor comportamiento bursátil serán las constructoras, cementeras, compañías de consumo, firmas tecnológicas y bancos, en ese orden.

-

Gutiérrez observa que corporaciones como Geo y Ara se beneficiarán del fuerte gasto público planeado en viviendas de interés social, lo mismo que las fabricantes de cemento, como Cemex y Apasco.

-

Por otra parte, los consorcios de consumo dedicados a alimentos y bebidas –como FEMSA y Bimbo– se consideran muy estables; sus acciones son defensivas en las bajas y reactivas en las alzas. El mismo comportamiento muestran las compañías dedicadas al retail, como Wal-Mart y Soriana.

-

Además, añade el directivo, otras emisoras con buenas perspectivas son América Móvil, con inversiones de  mucho potencial en Brasil, y la tradicionalmente confiable Televisa.

Las mejores opciones en el ramo bancario, cuyo empuje dependerá de su capacidad para otorgar créditos, son BBVA-Bancomer y Banorte.

-

Los riesgos
Es cierto que varios expertos prevén que la BMV crezca a un ritmo acelerado, pero existen varios factores, internos y externos, que pueden alterar su comportamiento. Por ello, la decisión de jugar por una sola opción, que además es de renta variable, o mejor dicho muy variable en el caso de los títulos, puede ser vista como imprudente por un conservador.

-

Para empezar, la economía mexicana está atada a la de Estados Unidos, cuya lenta recuperación depende de cómo se desarrolle su conflicto con Irak. Además Brasil, con su presidente electo, el izquierdista Lula, es un factor de riesgo a los ojos de la comunidad financiera, que lo observará atentamente durante 2003.

-

En lo interno, las elecciones intermedias de julio, que cambiarán la composición legislativa, pueden causar relativa inquietud. En todo caso, el despegue de la economía se concentrará en el segundo semestre del año.

-

Para quienes no están dispuestos a tomar el riesgo, existen los títulos de deuda del gobierno (Udibonos, Bondes, Cetes), o los pagarés bancarios, aunque estos últimos devuelven tasas muy bajas. Quizá lo mejor sea diversificar las inversiones entre varios instrumentos.

-

Un camino que permite a los pequeños inversionistas mezclar su capital es el de las sociedades de inversión, que aglutinan en un fondo común los recursos de muchos clientes y que por ello tienen acceso a instrumentos vedados a los participantes individuales.

-

La ventaja es que el usuario no necesita ser un experto en finanzas para lograr una composición adecuada. Al respecto, señalan los entrevistados, sólo habría que cuidar un aspecto: en 2003 la cobertura en la divisa estadounidense no será rentable.

-

Según las proyecciones, el dólar cerrará el año a $10.80 pesos, como máximo. Así que una cobertura mayoritaria en esa moneda sólo tendría sentido en un escenario catastrófico.

–Con la colaboración de Alejandro Castillo
Newsletter
Ahora ve
¿Qué puede hacer México para defenderse jurídicamente de Donald Trump?
No te pierdas