¿Por qué establecer un gobierno corpor

El talento es indispensable, pero no suficiente para asegurar que la Dirección cumplirá con los ob
José Antonio Quesada

El impacto que la globalización tiene en las economías locales ha provocado que los gobiernos, los ciudadanos y los inversionistas quieran conocer al máximo detalle cómo las compañías se conducen y enfrentan su entorno y a su competencia. Si se considera que los flujos de inversión cada día cuentan con menos restricciones para pasar de una entidad a otra, habrá que reconocer que la transparencia y las sanas prácticas corporativas son elementos cada vez más importantes para decidir dónde invertir.

-

Asimismo, el hecho de que el poder económico de los grandes consorcios frecuentemente trasciende el de los estados-nación preocupa a los gobiernos, y es a través de las leyes y regulaciones fiscales, mercantiles, normativas, civiles y hasta penales como se trata de encarar la forma en que los distintos interesados llevan a cabo sus negociaciones, buscando que el éxito de una firma no sea medido exclusivamente desde un punto de vista financiero, sino por el conjunto de prácticas comerciales que sigue y que afectan otros ámbitos (social, ambiental, ético, etcétera) en los entornos en los cuales opera.

-

En la actualidad, el término “gobierno corporativo” refiere al arte de conjugar, dentro de las políticas empresariales, a leyes, regulaciones, políticas financieras y comerciales que rigen a una entidad en su actuación, confrontándolas con las mejores prácticas a nivel nacional e internacional en los distintos aspectos de su vida.

-

El objetivo es permitirle a una compañía determinada obtener en el menor plazo posible el mayor valor económico para sus accionistas, pero siempre dentro de un marco de atención y apego a las políticas que éstos han definido, con responsabilidad, frente a la sociedad como un todo.

-

A los inversionistas ya no les interesa sólo que se genere riqueza, sino la forma como ésta se produce. En 1999, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) definió ciertos principios, los cuales no pretenden establecer la última palabra, sino la primera, de un tema tan extenso y controvertido como es el gobierno de una corporación. Éstos contemplan cinco grandes áreas que son:
     1. Derechos de los accionistas.
     2. Tratamiento equitativo.
     3. Papel de los socios.
     4. Divulgación y transparencia. 
     5. Responsabilidades del Consejo Directivo.

-

En nuestro país, el primer paso lo constituyó la emisión del Código de mejores prácticas corporativas por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), dentro de una tendencia que han seguido la mayoría de los participantes en los mercados de valores del mundo. El siguiente escalón, relacionado con los tres principios iniciales señalados anteriormente, lo constituyó la modificación de la Ley del Mercado de Valores, el año de 2001, con objeto de otorgarle los derechos que le corresponden a las minorías y de esta forma fortalecer el marco de inversión para el gran público inversionista.

-

La información que los accionistas reciben debe garantizar la divulgación oportuna y precisa de todos los aspectos materiales referentes a la asociación, incluyendo la situación financiera (resultados de auditorias, canales de difusión, estándares seguidos en la preparación de los informes, etcétera), el desempeño de la misma y  otros aspectos.

-

Dentro de ellos destacan los relativos a la injerencia de las mayorías en el negocio, transacciones con partes relacionadas, forma como está constituido el gobierno de la compañía y la manera en que el consejo directivo cumple con sus responsabilidades.

-

Contar con un órgano integrado por gente con talento y experiencia definitivamente apoya la consecución de las metas planteadas por la organización, pero aún así es necesario tener un adecuado gobierno corporativo que defina las políticas y procedimientos necesarios para regular la actuación de los distintos sectores de la entidad (comités de auditoría, finanzas y administración, remuneraciones, administración de riesgos, de activos y pasivos, etcétera) con objeto de depender lo menos posible del talento específico de algún directivo o consejero, pero al mismo tiempo permitiéndole a la firma descansar en elementos definidos con el fin de guiar y normar sus funciones de forma clara, objetiva y eficiente con vistas a sus objetivos.

-

Las principales características de un marco de gobierno corporativo efectivo son las siguientes:
     • Transparencia (revelación de información financiera, operacional y de los procesos internos, así como del monitoreo y control de la gerencia).
     • Protección y cobertura de los derechos y prerrogativas de todos los accionistas.
     •

Gerencia y Dirección que con independencia de aprobar las estrategias corporativas del negocio, y de la forma en cómo contratan a nuevos miembros del directorio, monitoreen su actuación e integridad, reemplazando a sus miembros cuando es necesario.

El tema en nuestro país apenas se está escribiendo y será necesario avanzar rápidamente en estos pronunciamientos, los cuales son no sólo vigentes y aplicables para las empresas públicas, sino para cualquier compañía en busca de un aliado estratégico, que sea cliente o proveedor de un corporativo multinacional, que se encuentre en busca de flujos de inversión externos o que tenga como objetivo el desarrollo de su negocio de forma global, para lo cual habría que preguntarnos, ¿existe alguna otra alternativa?

El autor es socio de Auditoría y líder de Innovación en PricewaterhouseCoopers.
Ahora ve
No te pierdas