¿Qué los une?

Coahuila, Nuevo León, Texas y Tamaulipas firmaron un acuerdo para desarrollarse como región. Es un
Jonathán Torres

¿Qué es lo que motiva a cuatro gobernadores de dos países a firmar un -acuerdo de desarrollo? ¿La cercanía, la frontera? Los negocios, dicen tres -gobernadores mexicanos. Sin embargo, hay cosas que no podrán lograr sin la -intervención federal.

- El 22 de junio en Monterrey quedó sellado el pacto regional que pretende -integrar los procesos comerciales de Coahuila, Nuevo León, Texas y Tamaulipas. -Visto en conjunto se trata de un área de 988,000 kilómetros cuadrados, 30 -millones de habitantes y un producto interno bruto (PIB) conjunto anual de -882,000 millones de dólares, alrededor de 8.5% del PIB de Estados Unidos, y -superior al de economías como las de Corea, India, Brasil y Australia.

- En aquella cálida tarde de verano los cuatro gobernadores –Enrique -Martínez, Natividad González, Rick Perry y Tomás Yarrington– se reunían -para avanzar en las negociaciones iniciadas meses atrás.

- –Rick, no te preocupes, esto que estamos firmando no es la devolución de -Texas a Coahuila. Sólo se trata de un acuerdo de desarrollo en conjunto. Nada -más–, le decía en tono de broma Martínez, el gobernador de Coahuila, a su -par texano, Perry. No hay respuesta. La charla continúa bajo un discurso -absolutamente institucional. Minutos después, el mismo gobernador coahuilense -le comenta a Perry que, de ejecutarse la alianza, su estado y Texas podrían -estar perfectamente comunicados por una carretera que conectara directamente a -Eagle Pass con Piedras Negras. Una vez más, no hay respuesta.

- Por la noche, en la cena del Museo de Arte Contemporáneo, el gobernador de -Texas se acerca a Enrique Martínez y, sin protocolo de por medio, le dice:
-–Quiero que me escuchen también Tomás y Natividad. Acepto el compromiso que -me propusiste en la mañana, pero con una condición. Esto, Enrique, tiene un -costo.

- Perturbado por el comentario, el gobernador de Coahuila no tiene espacio para -reaccionar y en voz muy baja sólo alcanza a preguntar:
-–Sí, dime, ¿qué costo?
-–Que me invites a matar un buen venado a Coahuila.

- Las carcajadas no se hacen esperar. De esta forma quedaba sellado el Acuerdo -para un Progreso Regional Asociado o Partnership for Regional Development, -sueño de los cuatro gobernadores.

- Pero...
-
“Suena muy bonito, es una buena idea”, reconoce Jon Amastae, director -del Centro de Estudios de la Frontera de la Universidad de Texas en El Paso. “Es -un buen ejemplo a seguir para el resto de los estados fronterizos de ambos -lados. Hay mucho que hacer para facilitar el crecimiento de la región. Se puede -avanzar mucho en infraestructura, en educación, en salud. El asunto puede -servir para resolver la disputa del agua de Texas con Chihuahua y Coahuila, pero -hay grandes limitaciones que hay que señalar.”

- Entre los grandes obstáculos para los negocios en la región están el cruce -fronterizo, cuestiones aduanales, temas migratorios. Y en ellos poco pueden -hacer los gobernadores sin la intervención de los gobiernos federales.

- Martínez, de Coahuila, matiza: “Éstos son simples convenios, voluntades -que se unen para mejorar el estado de cosas.”

- De hecho, algunos gobernadores estadounidenses de la frontera sur, entre -ellos Perry, se han quejado de las estrictas medidas de seguridad en la frontera -implementadas por Tom Ridge, comisionado para seguridad interna. Dicen que estas -medidas han afectado a los negocios. Pero como la prioridad máxima del vecino -país es la seguridad la voz de los gobernadores es coro de fondo.

- El acuerdo entre los Estados tiene, en parte, una función de presión para -que los negocios sigan su curso a pesar de los asuntos de seguridad.

- “Por ejemplo”, dice Amastae, “si Texas decide abrir su frontera al paso -de camiones mexicanos, ¿qué van a decir los otros Estados, qué va a decir -Oklahoma? En teoría, de acuerdo a las leyes estadounidenses, una vez que un -camión circula por Texas debería tener el paso libre al resto del país, pero -seguramente el hecho detonaría una controversia.” En pocas palabras, sobran -razones para el escepticismo.

- Eduardo Mendoza, director de la división de Estudios Económicos del Colegio -de la Frontera Norte, ve los obstáculos desde el lado mexicano. “La debilidad -de esta alianza es la poca infraestructura de México en contraste con su vecino -del norte”, dice. Texas, por ejemplo, es el primer Estado exportador de bienes -a México y desde la puesta en marcha del Tratado de Libre Comercio de América -del Norte, en 1994, las exportaciones a México pasaron de $20,000 millones de -dólares a $47,000 millones de dólares.

- También hay obstáculos políticos, agrega Mendoza. El régimen -gubernamental centralista de México hizo fracasar anteriormente esfuerzos de -desarrollo en la frontera. Como ejemplo, cita el fracaso que tuvo la Comisión -para Asuntos de la Frontera Norte que, a principios del sexenio, estaba bajo la -responsabilidad de Ernesto Ruffo Apel y los problemas que ha tenido el Plan -Puebla Panamá. Asimismo, advierte que algunos sectores de la clase política -mexicana (sobre todo del PAN) ven con malos ojos esta sociedad, debido a que -consideran que los tres actores mexicanos son del PRI, por lo que según la -tesis de sus detractores, los priístas tratarían de capitalizar con votos las -bondades que pudiera arrojar este acuerdo.

- Adicionalmente están los intereses de los agentes aduanales que no dejarán -caer sus redes de corrupción en el proceso de descarga, revisión y paso de -mercancía. Y junto con éstos, la alerta de la negativa que seguirá -manteniendo el sector transportista en la frontera México-Estados Unidos.

- “Yo no veo ángulos vulnerables”, se defiende Natividad González. “Si -acaso la preocupación en ciertos círculos texanos de que los empleos emigren -de este lado. Pero ya les hemos expresado que es mejor que se vengan acá y no -que se vayan a China...

- Las oportunidades de negocio para las empresas de Nuevo León están en el -cemento, el vidrio, el acero y los alimentos, señala el gobernador.

- Y como para terminar de convencer revela un par de proyectos en proceso de -negociación: que los camiones de carga que parten de Monterrey con mercancías -puedan llegar hasta Houston, asunto que seguramente tendrá gran oposición en -Estados Unidos, y un intercambio educativo con universidades texanas que incluya -becas y mayor interacción entre ambas partes.

- La historia
-
Los antecedentes del acuerdo, que contempla 15 puntos de cooperación -técnica, datan de 1999, cuando Yarrington llegó a la gubernatura de Tamaulipas -y se fijó la meta de “hacer región”. Gracias a la buena relación que -mantenía (y aún sostiene) con su compadre y entonces gobernador texano, George -W. Bush, empezó a tejer una política de desarrollo regional transfronterizo.

- En agosto de 2000 Texas y Tamaulipas firmaron un acuerdo de comercio -bilateral, y desde entonces ambos Estados deseaban expandir la relación. De -hecho, según Amastae, todos los Estados fronterizos hablaron en distintos -niveles de buscar procesos de integración, pero el mayor obstáculo fue la -diferencia de las economías en ambos lados de la frontera.

- La tesis inicial del acuerdo era pensar de manera global pero actuar -regionalmente, considerando que Tamaulipas estaba obligado a aliarse con sus -Estados vecinos para conformar una pequeña área con alto valor comercial que -compitiera con otras zonas geográficas, cuenta Yarrington.

- Posteriormente, se unió a esta campaña Enrique Martínez, quien aseguraba -que ya era hora de que la globalización iniciara en los ámbitos locales. De -forma paralela, el sucesor de Bush, Rick Perry, mantenía reuniones con sus -vecinos del sur sobre el asunto.

- Finalmente, en marzo de 2003, durante una Cabalgata Interestatal, los tres -mandatarios mexicanos afinaron la agenda de trabajo para el acuerdo -transfronterizo, que fue firmado por el presidente mexicano Vicente Fox como -testigo de honor.

- Lo que sí funciona
-
Desde el punto de vista burocrático se prevé que el acuerdo funcione con -un consejo de gobernadores que sesione una vez al año y una secretaría -técnica.

- Los gobernadores propusieron que el Banco de Desarrollo de América del Norte -(NadBank), creado paralelamente al TLCAN, amplíe su cobertura de financiamiento -para proyectos, de 100 kilómetros en ambos lados de la frontera a 300 -kilómetros. Pero hasta ahora esto no es un hecho.

- Lo que parece más cercano es el establecimiento de un Fondo Estructural para -financiar algunos de los proyectos del acuerdo con un capital de entre $3,000 y -$4,000 millones de dólares. Entre los planes que ya están incubados bajo el -acuerdo, existe un proyecto para convertir a Monterrey en lugar de retiro para baby -boomers y jubilados texanos, que incluye un programa de seguridad social de -bajo costo con hospitales privados y cinco vuelos diarios hacia Dallas y -Houston. Coahuila tiene un plan para crear una ciudad modelo en un área de -3,000 hectáreas que contenga 100,000 habitantes en cinco años y un programa -llamado 3P (pico, pelo, pluma) de turismo cinegético que incluye fomento a la -pesca de marlín en Tampico, y la caza de venado y pato en Nuevo Laredo. Es -precisamente el negocio del turismo cinegético en Coahuila, uno de los varios -rubros que sí obtendrá beneficios tangibles con el acuerdo.

- Sergio Arizpe, dueño del rancho Los Borregos de 4,000 hectáreas, luce -feliz. La caza de venado cola blanca, jabalí y puma americano son un buen -negocio en su propiedad, pero si el acuerdo logra reducir o eliminar el exceso -de trámites para que sus clientes, texanos la mayoría, crucen la frontera con -sus armas de caza sin tantas y tediosas revisiones y cuestionamientos, el -negocio será un boom, dice mostrando una amplia sonrisa.

- Cada turista cinegético deja una derrama diaria estimada de $100 dólares, -pero la caza de cada presa cuesta entre $1,500 y $3,000 dólares, dependiendo -del tamaño y la edad. Anticipando el crecimiento de su negocio, Arizpe ya está -juntando el financiamiento para construir un desarrollo de mayor capacidad que -pueda albergar a cientos de turistas a la vez. Hoy sólo ofrece una casa de -descanso, pero su rancho tiene un lago para pescar y caballos para montar, por -lo que el potencial de desarrollo es amplio.

- En Coahuila hay un proyecto para hacer sinergias entre el cluster -automotriz coahuilense y San Antonio, en Texas, donde se construye una gran -planta armadora de Toyota, para duplicar la producción de vehículos hacia -2010. Texas prometió ampliar la carretera de Eagle Pass para unirla a la 35 de -San Antonio y acortar las distancias hacia el lado mexicano, para que los -texanos dejen de ir a comprar artesanías mexicanas a San Antonio y crucen la -frontera. Además, el estado de Coahuila ha instaurado la enseñanza del inglés -como segunda lengua en todo el sistema escolar previendo un proceso de -integración de las dos economías y sociedades.

- En Tamaulipas el gobierno prepara un proyecto para que los estudiantes de -medicina puedan estudiar en el Centro Médico de Houston a cambio de que los -doctores texanos puedan ejercer en clínicas tamaulipecas; y otro programa -gubernamental promueve el desarrollo de programadores de cómputo, actividad muy -demandada en Estados Unidos.

- “Ha quedado atrás”, dice Yarrington, “la percepción de que los -gringos nos ninguneaban. Llegó el tiempo para fortalecer nuestra -colaboración en beneficio de nuestras comunidades. Ya no hay marcha atrás”.

Ahora ve
No te pierdas