¿Quiénes están reestructurando?

A través de distintos mecanismos, y a veces sufriendo heridas graves de liquidez, las corporaciones

Alfa.
Concretó recientemente la escisión de Hylsamex, que podría venderse incluso con  sus fuertes pasivos provenientes de la adquisición de Siderúrgica Venezolana.

-

Cemex.
Mantiene exitosamente un programa continuo de reestructuración de pasivos, que se estiman en más de $5,000 millones de dólares.

-

Corporación Durango.
Materializó el 24 de marzo de 2004 su reestructura con tenedores de bonos.

-

Cydsa.
Logró un acuerdo con los bancos mediante la firma de un convenio en marzo pasado, para reestructurar la deuda de $192 millones de dólares.

-

Grupo Desc.
El 6 de enero pasado reestructuró 70% de los $720 millones de dólares de pasivos financieros. También ha vendido activos y subsidiarias en los sectores químico (Resistol a Henkel), de autopartes (subsidiaria de rines de aluminio a Hayes Lemmerz) y bienes raíces (Four Seasons de Punta Mita a un fondo hotelero de Goldamn Sacks).

-

Grupo Salinas, Elektra, TV Azteca.
Llevan a cabo un exitoso programa de prepago de deuda mediante la generación de efectivo.

-

ICA.
Concretó un aumento de capital por parte de Carlos Slim a través de Inbursa, y ya prepagó un bono convertible emitido en 1994 por $92 millones de dólares.

-

ICH.
Había adquirido hace algunos años la siderúrgica de Guadalajara Simec y acaba de concretar el prepago del último tramo de un financiamiento reestructurado en 2002, con vencimiento en 2009, limpiando sus pasivos.

-

Savia.
El más importante conglomerado global de biotecnología ha sobresalido por ser la experiencia más costosa. Ha salido adelante aunque Alfonso Romo tuvo que afrontar un pasivo mayor a $2,000 millones de dólares vendiendo la compañía de seguros líder en México (ING Comercial América), la sociedad operadora de sociedades de inversión Genera y la compañía Empaq de Chihuahua, entre otras. En febrero pasado adquirió el tramo de acciones que le faltaba para completar 100% del control de Bionova, deslistándola de los mercados internacionales.

-

SanLuis.
Reestructuró su deuda desde diciembre de 2002 por $291 millones de dólares. Un tramo de $128 millones lo recompró a $45 millones de dólares y el resto lo aplazó a 2010 y 2011, con amortizaciones en un solo pago a vencimiento.

-

TMM.
El 12 de enero pasado acordó con 64% de los tenedores de bonos reestructurar sus emisiones con vencimientos a 2003 a 9.5%, y a 2006 a 10%. No ha resuelto ni cobrado un monto importante de devolución de impuestos que la ha llevado a un grave riesgo de desaparición, pese a obtener diversos fallos favorables en la Suprema Corte y en el Tribunal Fiscal de la Federación. Subsiste la posibilidad de que tenga que vender su división de Ferrocarriles (TFM) o que vaya a concurso mercantil.

-

Vitro.
Firmó el 2 de abril pasado la venta de 60% del control accionario de su subsidiaria Vitrofibras por $71.5 millones de dólares a Owens Corning. Antes se deshizo de sus títulos en Vancan y en Plásticos Bosco por $30 millones de dólares, con lo que puede liquidar pasivos por $100 millones de dólares.

-

Televisa.
Llegó a un acuerdo en marzo pasado para poder recomprar su tenencia accionaria de Televicentro a Carlos Slim y a la inversionista María Asunción Aramburuzabala.

-

Empresas que continúan con problemas y que no reportan información a Bolsa: AHMSA, GMD, Bufete Industrial, Covarra, Autlán, Situr y Tribasa.

FUENTE: Bursamétrica

Ahora ve
No te pierdas