Y el teléfono sigue sonando

-
Eduardo Jiménez

En 1999, Teléfonos de México (Telmex) logró acelerar la tendencia alcista en sus resultados, mismos que se vieron beneficiados por una serie de factores positivos que se dan como producto del programa establecido en la administración de esta compañía desde hace casi 10 años, cuando fue privatizada.

- Desde entonces, la administración encabezada por Carlos Slim Helú se planteó modernizar la planta telefónica (Telmex contaba con centrales electromecánicas con más de 60 años de uso), reconstruir la planta exterior, crecer para satisfacer la demanda insatisfecha, ampliar la cobertura geográfica atendiendo a las poblaciones en áreas rurales con más de 500 habitantes, ofrecer un servicio de telefonía eficiente, desarrollar la telefonía móvil, optimizar la arquitectura de la red, digitalizar las centrales locales y de larga distancia, rebalancear las tarifas para eliminar subsidios cruzados, construir una amplia red de fibra óptica que cubriera el territorio, las zonas de alto tráfico y permitiera tener una red más avanzada para el manejo de datos y la universalización de sus servicios, dando acceso a los mismos a gran parte de la población mexicana (cubrirá más de 98.5% de la población a fin del año 2000).

- Aunque muy ambicioso, el programa ha empezado a rendir frutos significativos. Los ingresos, con excepción del periodo 1995-1997, han mostrado una tendencia alcista muy acelerada, sobre todo en los últimos dos años. No obstante, la creciente competencia por parte de los nuevos concesionarios de telefonía, el crecimiento de Telmex en tráfico facturado de larga distancia, tanto nacional como internacional, ha sido agresivo.

- Los ejecutivos de Telmex se han orientado de manera importante a la telefonía inalámbrica, segmento con el mayor potencial de crecimiento. La base de usuarios de Telcel en 1999 alcanzó los 5.27 millones de personas, 149.5% más que en 1998. Su participación de mercado llegó a 68% a escala nacional, cuatro puntos arriba de su posición un año antes. Mucho tuvo que ver el programa “El que llama paga”, que Telcel capitalizó eficazmente.

- En servicios de internet, nadie mejor posicionado en México que Telmex, a través de Prodigy. Al término de 1999, 403,000 personas estaban suscritas al servicio Prodigy Internet Plus.

- Asimismo, en octubre del año pasado, Carlos Slim firmó un acuerdo de coinversión con Microsoft, de Bill Gates, para crear y operar conjuntamente un portal en español. Se trata de T1msn, que hará crecer aún más la participación de Carso Global Telecom y Telmex en este rubro de enorme crecimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

- Telmex, como Expansión lo ha documentado con amplitud, no se ha quedado cruzado de brazos en ningún frente de batalla. Y eso incluye su salida a conquistar otros mercados, principalmente en Latinoamérica y en Estados Unidos, donde el mercado de habla hispana ofrece un potencial casi ilimitado. Como comenta Pablo Ruiz, analista bursátil de Grupo Financiero Bancomer, Telmex “ha hecho una buena labor, ha sido muy imaginativo en la creación de nuevos negocios con el fin de afrontar la apertura de la competencia internacional”.

- No se prevé que cualquier otra empresa mexicana puede desbancar a la telefónica de Slim como la gran “favorita” del mercado bursátil mexicano. 

Ahora ve
Esta feria funeraria en Ámsterdam mostró ataúdes “a la moda”
No te pierdas
×