Yaxcopoil, nostalgia por la historia

-

Las viejas haciendas henequeneras de Yucatán no han perdido su encanto. Recorrerlas es llenarse de nostalgia, adivinar fantasmas, imaginar biografías vividas a ritmos muy distintos a los hoy acostumbrados. Al menos eso es lo que le sucede a los románticos cuando entran a Yaxcopoil, una hacienda y museo que se localiza a unos cuantos kilómetros de la ciudad de Mérida.

-

Yaxcopoil, que en lengua maya significa “lugar de los álamos verdes”, se fundó en el siglo XVII y fue una de las grandes protagonistas del legendario auge henequenero de fines del XIX. Dentro de sus muros parece haberse detenido el tiempo. El salón principal está presidido por dos óleos, el de don Donaciano García Rejón Mazó y el de su esposa, Mónica Galera Encalada, quienes en 1864 adquirieron la hacienda. A partir de entonces, la propiedad fue pasando de generación en generación hasta el último de sus descendientes, Miguel F. Faller.

-

En el camino a Uxmal, este casco de hacienda –que ostenta un bellísimo arco doble morisco de la época colonial– debe ser una parada obligada para quien desea recorrer una auténtica hacienda henequenera, que incluso conserva algunos de sus muebles originales, y hasta libros, planos y documentos que testimonian pasadas épocas de esplendor. Si el destino lo lleva hasta ahí, pregunte por Gilbert, un guía con el que vale la pena acompañar la visita.

Ahora ve
Rescatistas cantan ‘Cielito lindo’ mientras buscan sobrevivientes en CDMX
No te pierdas
×