¿Me debo preocupar?

La actual desaceleración afectará la economía mexicana. Saber las características del cilco económico puede ser la clave para salir airoso.
Inteligencia Expansión

John Kenneth, uno de los más prominentes economistas estadounidenses, mencionó una vez:  "Lo más importante de la sabiduría económica es saber lo que no sabes". Lo que un empresario sabe con certeza es manejar su negocio, ¿pero cómo manejarlo frente a efectos macroeconómicos que no controla? Como dice Mark Twain, "la historia no se repite, pero rima". Así, las crisis anteriores nos han enseñado cómo son afectados los distintos sectodel ciclo res de una economía, y cuándo son afectados.

El primer sector económico en caer frente a la desaceleración es el financiero. Como muestra la gráfica, esta rama baja 17% con respecto a septiembre de 2010, mientras que el IPC de la Bolsa mexicana aún está 7% sobre el valor de 2010. Lo mismo podemos ver en Estados Unidos, donde los bancos caen como ‘moscas' en el Dow Jones. También los bienes industriales son los primeros en desplomarse, como muestra el indicador industrial del S&P 500.

Hoy, estamos entre la etapa III del ciclo económico, el final de la expansión, y tal vez en la etapa IV, es decir, en una temprana recesión si las medidas de política monetaria no surten efecto. Lo que nos dice la historia es que no todo cae. Alimentos, medicinas, bebidas y cuidado personal son sectores que empezarán a mostrar un mejor desempeño. Es lógico, la vida continúa y el consumo está sobre el IPC. Los sectores energéticos comenzarán a remontar, así como el de las telecomunicaciones; ambos ya asumieron sus caídas al iniciar la desaceleración.

Si todos nuestros temores se hacen realidad y caemos en una recesión, entonces es momento de empezar a invertir. Los sectores de consumo cíclico, aquellos que no son de primera necesidad, como ropa, autos, construcción, bienes duraderos, incluso, las compañías de retail ya asumieron sus caídas, por lo que frente a la próxima recuperación, sólo harán una cosa: ganar. Iniciando la recuperación completamos el ciclo económico. Nuevamente cambian las prioridades de inversión, pues uno de los sectores que mostrará mejor desempeño será el financiero, que ya en sus mínimos empezará a ganar. También la tecnología y los bienes de capital, que ya cayeron al inicio de la recesión, se estima que serán los de mejor desempeño.

De acuerdo con el sector de tu empresa, analizar esta información te permitirá tomar decisiones estratégicas adelantadas, previendo cómo reaccionará tu mercado.

¿Ya estamos en recesión?

Para contestar esta pregunta es importante seguir los fundamentales del ciclo económico. Un indicador clave es el índice de confianza del productor. Es un indicador adelantado, por lo que muestra meses antes hacia dónde vamos. Ahora este indicador está entrando en una etapa de desaceleración. Lo mismo el indicador de manufactura de Estados Unidos, con 50.6 puntos. En menos de 50 se considera crisis. La confianza del consumidor reacciona más lento, pero sigue al productor hacia la desaceleración. Bloomberg indica que en la historia, cada vez que EU ha crecido menos de 2%, siempre ha ocurrido una recesión.

Hoy, las predicciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) indican que EU crecerá 1.6% en 2011. México es más optimista, esperando crecer 3.5%, pero ambas predicciones se han ajustado a la baja en las últimas semanas. Por último, el estado de ánimo también es un buen indicador de los ciclos económicos. Se puede ver en los mercados que estamos en una etapa de ‘negación'. Si de pronto percibes miedo, preocúpate.

Ahora ve
Fiscal general de EU culpa a migración por pandillas y terrorismo en el país
No te pierdas
×