Nuevos aires en Herdez

El gigante de los alimentos procesados se echa a la boca a la principal empresa de alimentos orgánicos del país.
1076 picf002  (Foto: Alex HO)
Leticia Gasca Serrano

Cuando Aires de Campo confirmó que se presentaría ante el club de inversionistas Angel Ventures México, varios acudieron por la oportunidad de atender un mercado de 3.5 millones de consumidores, 150,000 productores y que vende 300 millones de dólares (MDD) al año, es decir, 10% del PIB agropecuario.

Aires de Campo buscaba socios para cubrir 26% de la demanda de pollo orgánico de México, y su fundadora, Guadalupe Latapí, y su director, Manuel Suárez, encontraron cuatro interesados.

Así, a principios de septiembre Herdez-Del Fuerte, el gigante de los alimentos procesados en México, anunció una sociedad al 50%, con la firma.

Con este movimiento, Aires de Campo, que factura 36 millones de pesos al año, obtuvo capital para su expansión y podrá eficientar sus operaciones con sinergias en empaques, almacenamiento, logística e investigación, y fortalecerse fuera de México.

"Incorporar a Aires de Campo a nuestros productos de anaquel es un complemento lógico en la expansión que hemos hecho en EU", comenta Juan Marco Gutiérrez, director de Grupo Kuo, holding de Herdez-Del Fuerte.

Para los analistas, la operación muestra el potencial del mercado orgánico que pronto se reflejará en la disminución del precio de los productos.

Sin embargo, Homero Blas, presidente de la Sociedad Mexicana de Producción Orgánica, considera que esta operación podría poner en riesgo la esencia de Aires de Campo.

"Si para atender la creciente demanda los productores no cumplen los lineamientos que exige la agricultura orgánica, podría bajar la calidad de los productos y perder la certificación que debe ser refrendada anualmente".

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×