Ex-Im Bank tiene en la mira a Pemex

Fred Hochberg reconoce que a los empresarios de EU les preocupan las reglas de competencia en algunos sectores de la economía mexicana.
1076 picf020  (Foto: Alex HO)
Adolfo Ortega Juárez

Para Fred P. Hochberg, director del Export-Import Bank de Estados Unidos (Ex-Im Bank) México está en la cima de sus prioridades, pues no sólo es el principal destinatario de las exportaciones de las empresas que su banco apoya, sino que tiene el potencial para seguir creciendo dados los proyectos de infraestructura y apoyo a pequeñas y medianas empresas.

El empresario que apoyó recaudando fondos la campaña del presidente Barack Obama es, desde 2009, responsable de lograr el compromiso de duplicar las exportaciones de su país para el año 2015 a través de apoyos a los empresarios estadounidenses que exportan al mundo. Como ejemplo de esto, Hochberg visitó México la última semana de agosto y anunció la aprobación de un crédito de 1,000 millones de dólares para financiar la exportación de productos estadounidenses destinados a Petróleos Mexicanos y al Programa Nacional de Infraestructura de México.

¿Cómo cree usted que Ex-Im Bank pueda mejorar la relación comercial entre las empresas estadounidenses y las mexicanas?

Lo importante para las empresas estadounidenses y mexicanas son los empleos que se crearán en el sector privado. Lo que podemos hacer en el Export-Import Bank de Estados Unidos es hacer más fácil el comercio. Podemos hacer esto de distintas maneras. Por ejemplo, para los compradores en México que quieren adquirir productos estadounidenses, podemos garantizar sus préstamos y ayudarlos a obtener financiamiento para su compra: podemos garantizar sus préstamos a cinco, 10, 12 y hasta a 18 años.

Lo otro que podemos hacer es ofrecer seguro sobre crédito para que una compañía en Estados Unidos venda a una compañía en México a corto plazo. Si la empresa mexicana tiene que pagar en 30 días, nosotros les ofrecemos un seguro sobre el crédito por el cual el plazo de pago podría extenderse a 60, 90, 120, 180 días. Y esto realmente brinda un acceso a capital que puede ser de gran utilidad para la empresa de México para comprar productos o servicios en Estados Unidos.

¿En qué sectores cree usted que haya más oportunidades de realizar estos emprendimientos conjuntos?

Los dos sectores principales que veo en México -y lo veo también a nivel global- es en infraestructura y en empresas pequeñas. México tiene un plan ambicioso de mejora de su infraestructura, por lo tanto creo que puede ser en la construcción de carreteras, aeropuertos, puertos; los sistemas de ferrocarriles es un área en la cual Estados Unidos es muy bueno. La otra área son las empresas pequeñas. Muchos de nuestros productos financieros a corto plazo utilizan los seguros de crédito a corto plazo de los cuales hablé. Y, en realidad, 80% de las empresas con las cuales trabajamos son pequeñas empresas.

¿En especial, en qué industrias?

Las áreas agrícola, de infraestructura, de suministros médicos y de servicios petroleros son nuestras áreas de mayor concentración. Nuestro mayor cliente individual en el mundo es Pemex, y México es el país donde tenemos la mayor concentración.

¿Con qué cantidad de dinero el banco respalda a México y a empresas mexicanas?

Nuestro portafolio en México en este momento es de 7,7000 o 7,800 millones de dólares. Esto lo convierte en el más grande.

¿Hay otro país que pueda compararse con México en cuanto a su portafolio?

El segundo país es India. India está avanzando rápidamente, por lo tanto hay que seguir moviendo las empresas en México porque India está avanzando rápidamente. El país donde tenemos el crecimiento más veloz es Colombia; este año ha sido nuestro año de crecimiento más fuerte y probablemente respaldaremos con 3,800 millones de dólares en préstamos para su sector petrolero.

¿Cómo ha afectado la crisis financiera global a las actividades principales del banco? ¿Ha provocado algunos cambios?

Sí, enormes cambios. Estamos 70% por encima de los últimos dos años; estamos en camino de duplicar el tamaño que teníamos en 2008. Parte de la crisis financiera hizo que algunas empresas prestaran atención al comercio exterior y a la exportación, por eso este banco es más grande. Además, la Iniciativa Nacional de Exportación (anunciada por Barack Obama y que busca duplicar las exportaciones de Estados Unidos para 2015) que ha puesto en acción todo un esfuerzo por hacer que las compañías evalúen el mercado de las exportaciones; por eso ha habido un incremento notable de las exportaciones, de más de 17% con respecto a hace un año. Esto, en conjunto con el retiro de las instituciones financieras,  se ha combinado para incrementar nuestra actividad.

Este programa del presidente Obama de duplicar el total del tamaño en cinco años, ¿es una tarea difícil?

Sí, en realidad es difícil; ya llevamos un año y medio de trabajo y estamos cumpliendo con nuestras metas. Necesitamos incrementar las exportaciones en aproximadamente un 15% para cumplir con la meta. Ahora estamos logrando mejores resultados que eso, por lo tanto, estamos muy bien encaminados y esto es en parte porque Estados Unidos  fabrica gran parte de la infraestructura que se necesita aquí en México y de todo el mundo: hace aviones, energías renovables, equipamiento médico...; las cosas que están alimentando el tipo de inversión en infraestructura a nivel global se elaboran en EU.

¿Cómo explica la importancia de poner este esfuerzo en pequeñas empresas? Porque se podría pensar que si usted quiere tener un gran proyecto de infraestructura, por ejemplo, debería recurrir a una gran empresa y probablemente esta empresa hará todo lo necesario para llevarlo a cabo.

Es una muy buena pregunta. Muchas medianas y pequeñas empresas a veces comercializan con las grandes empresas. Pero la mayoría del comercio entre Estados Unidos y México es entre pequeñas empresas. Gran parte de la innovación surge de las pequeñas empresas, pueden reaccionar muy bien a los mercados; y en nuestros dos países es muy importante que los emprendedores hagan negocios, generen empleos, y esto ayuda a la creación de una sociedad mucho más estable. Cuando la sociedad es más estable es posible generar grandes desarrollos: por eso esto es importante en México, Estados Unidos y en todos los países donde trabajamos. Por lo tanto, no se trata solamente de infraestructura en pequeñas empresas.

En México se debate sobre la falta de competitividad del país en determinadas industrias; hay empresas extranjeras que tampoco quieren competir aquí porque creen que no tienen posibilidades, en algunas industrias. ¿Qué opina de tener una competencia más justa
en México?

Éste es un tema que cuando hablo con los exportadores estadounidenses me dicen una y otra vez, que si las condiciones de competencia son justas, que si ellos pueden competir y obtener la parte que les corresponde. Una de las cosas que el presidente Obama nos ha solicitado a mí y al resto del gabinete es que trabajemos con nuestros socios comerciales para ayudarlos a establecer condiciones de competencia más equitativas para que las empresas estadounidenses y las extranjeras puedan competir. Es la mejor manera de que México obtenga el mejor valor por las inversiones que están haciendo en infraestructura de proyectos, asegurar que las empresas nacionales y extranjeras puedan competir bajo términos seguros.

Pero ¿qué cree usted que pasa en México?

En algunos aspectos está avanzando, en otros, deben hacerse más cosas.

¿En qué aspectos en particular deberíamos prestar más atención en México para tener condiciones de competencia más equitativas?

Realmente no soy un experto en la materia, no conozco el mercado mexicano lo suficiente como para contestar esa pregunta.

Mencionó usted que en India están creciendo mucho en infraestructura. Usted sabe que India tiene un mercado interno fuerte. Por el contrario, en México dependemos de las importaciones y de las exportaciones. ¿Cree usted que el mercado interno mexicano tiene el potencial para cambiar la dinámica actual de la economía del país? O, debido al tamaño de nuestra economía, ¿deberíamos estar más relacionados con el resto del mundo?

Bueno, la economía mexicana está creciendo un 5%, lo cual es una tasa de crecimiento fuerte a nivel global en este momento. Creo que el presidente Calderón está poniendo el énfasis en sacar a más personas de la pobreza, la mayor inversión en infraestructura origina mayores empleos, hace que la economía crezca más, y tiene el potencial para hacer que más gente consuma más. ¿Sabe por qué? A medida que más personas tienen mayores recursos, más estabilidad laboral, ingresan a la economía formal,  esto hace que se retroalimente la economía. Pero hay que empezar con algo. Y la infraestructura es una excelente manera de comenzar.

Usted dijo que tenían algunos negocios con Pemex, ¿qué tipo de negocios?

Pemex es nuestro mayor cliente en el mundo. Son clientes desde siempre. Desde 1945.

Pemex tiene  una amplia gama de productos que compran las pequeñas empresas estadounidenses. Desde plataformas de perforación, helicópteros, barcos, botes; son muchas las cosas implicadas en el descubrimiento y la extracción de petróleo. Pemex es uno de nuestros socios más cercanos. Es muy importante.

Hablábamos de la posibilidad de que empresas mexicanas puedan realizar emprendimientos conjuntos con empresas estadounidenses como socios para exportar a otras partes del mundo. ¿Qué hace falta para tener más y más de estos emprendimientos y mejorar la economía de ambos países?

Creo que hemos visto ejemplos como Bombardier, que produce parte de su nuevo Learjet 85 en México; o Navistar, que produce parte de sus camiones en México, parte en Estados Unidos, usa mano de obra en ambas partes, para luego exportar a otros países. Pienso que esto es un buen comienzo, que tenemos que empezar y desarrollar cosas a partir de este éxito. Estamos hablando de dos industrias importantes -la industria aeroespacial y la automotriz-, dos industrias clave que tienen demanda global y juntos podemos ser mucho más competitivos para vender a Asia y con las industrias de Asia.

En México hay un debate sobre la política para las diversas industrias. ¿Usted qué cree que debe hacer un gobierno para mejorar ciertas áreas de la economía? ¿Cuál debería ser el criterio para apoyar a algunas, y dejar la libre competencia en otras?

Creo que se está trabajando en ello, con la reducción de regulaciones, apresurando los tiempos; como ejemplo, en el banco hemos establecido como meta de desempeño que 95% de todos los préstamos deben aprobarse en 100 días o menos. Esto hace que sea más transparente, que sea más justo, porque vivimos en un mundo globalizado. Y el mejor modo de obtener el mejor valor y la mejor experiencia y excelencia es tener una red abierta.

Una de las cosas que ha ayudado a México, Estados Unidos y Canadá es el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el mercado abierto entre los tres países, que ha ayudado a incrementar el comercio transfronterizo y a mejorar el crecimiento económico. Y esto es gracias a la reducción de aranceles, de regulaciones, de barreras. Es un trabajo constante, pero son las cosas que creo que nos permiten mejorar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿El TLCAN está bien como está o hace falta el TLCAN 2.0?

Desde que llegué a México he escuchado muchos debates sobre la necesidad del TLCAN 2.0. Tengo que ver de qué se trata en detalle. Cuando implementamos el tratado en 1994 era uno de 12 acuerdos de libre comercio de todo el mundo. Ahora hay más de 600 tratados de libre comercio. Sospecho que todos podemos aprender de quienes siguieron el ejemplo de México, Canadá y Estados Unidos y que quizás lo hicieron mejor que nosotros.

Ahora ve
Te decimos lo que debes saber del Xbox One X
No te pierdas
×