“Yo traje la primera Mac a México”

Patricio López del Puerto encontró en McAllen, Texas, una caja que debía abrirse sólo dos días después del Super Bowl XVIII. Él la abrió antes.

El domingo 22 de enero de 1984 se enfrentaron en Tampa, Florida, los Pieles Rojas de Washington y los Raiders de Los Ángeles. Era el Super Bowl XVIII. En el tercer cuarto del partido reprodujeron, por única vez, un comercial que marcaría un hito no solamente en la publicidad, sino en el mundo de la computación: Apple presentó la Macintosh.

Inspirado en 1984, la obra de George Orwell, y dirigido por Ridley Scott, el anuncio mostró a un auditorio hipnotizado por el Big Brother que controlaba sus vidas. De pronto, una joven entra corriendo, lanza un mazo y estalla la pantalla; los asistentes quedan liberados y el Big Brother, destruido. En ese 1984, Apple pretendió ‘liberar' a los usuarios de IBM...

Seis días antes del Super Bowl (que, por cierto, ganaron los Raiders 38 a 9), Patricio López del Puerto, entonces director de los programas de graduados en Informática del Tec de Monterrey, visitó en McAllen, Texas, la tienda On Line Computers. Éste es su testimonio:

Como yo era amigo del dueño de On Line Computers, me contó que le había llegado una caja misteriosa con instrucciones de no abrirla hasta el 24 de enero.

-¿Qué es?, déjame verla -le pedí.

-Parece que es una nueva computadora. Pero no puedo abrirla hasta dos días después del Super Bowl.

-Ándale, déjame verla-. Entonces, abrió la caja y allí estaba la Mac; la prendieron y le dije: "Véndemela".

-¡Cómo te la voy a vender si ni siquiera debí haberla abierto, ni siquiera sé cuánto va a costar!

-¿Qué vas a hacer con ella? No sabes ni usarla-. Lo convencí.

Creo que en esa ocasión no la pagué, porque ni siquiera sabía cuánto valía. Luego pagué unos 2,700 dólares.

El martes 24 de enero, dos días después del comercial, todos los distribuidores en Estados Unidos abrieron la caja. Yo ya tenía la mía en Monterrey... y me había pasado todo el fin de semana aprendiendo a usarla.

Ese martes la llevé a una junta con los directores de la División de Ciencias y Humanidades del Tec. Todos se quedaron sorprendidos de ver las gráficas y, por primera vez, un mouse. Además, tenía la tipografía variable, pues antes no existía el concepto de tipos de letras o de procesar textos como ahora.

Casi estoy seguro de que ésa fue la primera que llegó al país y sí podría decir que yo traje la primera Mac a México, porque no creo que nadie más convenciera a un distribuidor de que se la vendiera... yo sí.

Efecto wow!

Cuando vimos la Mac, los ingenieros de sistemas pensamos que nos íbamos a quedar sin chamba. Hubo muchas reacciones: primero, el asombro por lo que se había logrado compactar; la podías mover fácilmente y generar documentos de muy alta calidad. Además, esa máquina no era programable fácilmente; te la mandaban con los programas adentro.

La idea de Steve Jobs fue que no tienes por qué programar. Tú debes saber usarla intuitivamente, sin manuales. El decía: "Si no eres capaz de usarla con prueba y error, entonces yo hice algo mal".

Su sello personal fue el efecto Wow!, anticipar y sorprender al usuario y no esperar a que éste diga qué necesita, por eso fue tremendamente atrevido. Sus procesos eran impecables, rayando en la perfección.

Steve decía: saquemos el producto cuando ya tengamos casi en producción su siguiente versión, porque nos van a copiar... y así nunca nos podrán rebasar.

Por eso el legado de Steve es tremendo: enseñó que las cosas no tienen por qué ser difíciles; que el usuario es el amo y que tienes que enfocarte primero en el cliente y después, en el cliente... el dinero llegará después.

Lo que hizo permanentemente fue acercar la tecnología a los seres humanos, hacerla más fácil. Quería modificar la vida de toda la gente, en forma fácil y con productos que no requirieran instructivo.

La gran ventaja de Apple fue que Steve Jobs tuvo cinco años para planear su muerte. Consolidó a su equipo directivo y le delegó todo el poder a Tim Cook. Me atrevo a pensar que puso los lineamientos para que la cultura que él inició pudiera continuar en Apple.

Esto no quita que vayan a tener problemas por la pérdida del líder, es como quedar huérfanos, pero no le veo un impacto diferente a que si él siguiera, pues ya tenían problemas, por la dominancia de Google, y otros nubarrones. Éstos eran problemas que ya estaban, con todo y Steve Jobs.

Por otra parte, la dominancia de Apple no era sostenible eternamente.

(Contado a María Luisa Díaz de León.)

Ahora ve
Con López Obrador, tres precandidatos ya están en el ring electoral hacia 2018
No te pierdas
×