Retorno compartido

Con un foro anual, el fondo Sabino Capital promueve que las inversiones en empresas mexicanas beneficien más que a los accionistas.
1079 picf017  (Foto: Marco Sotomayor)
Regina Moctezuma

El inversionista de hoy necesita libertad para competir en el mercado; valor para tomar decisiones, no dudar y solucionar problemas; y visión para planear a 30 años o más con resultados medibles a corto plazo.

Las mismas habilidades tiene el águila real (libertad, valor y visión), una especie emblemática de México, y que este año se beneficiará de la recaudación del Value Investing Forum (VIF), celebrado el pasado 9 de noviembre, y que organiza por cuarto año consecutivo el fondo de inversión mexicana Sabino Capital y la Fundación Legorreta Hernández.

"Son características que no sólo necesitan los inversionistas, sino también los políticos, gobernantes, empresarios y académicos. Un país con estas variables se desarrolla mejor", dice Alejandro Legorreta, fundador del fondo que promueve inversiones con valor, y que este año invitó como conferencistas a personajes de todos estos ámbitos.

En medio de un movimiento mundial en contra del sistema capitalista, el mercado de valores y la inequidad social y económica que, según los manifestantes, afecta a 99% de la población mundial que no es rica, es importante promover las inversiones que tengan un beneficio más allá de los accionistas Es decir, que la rentabilidad de una compañía llegue a la sociedad en donde opera.

Después de la crisis económica de 2008 y con otra recesión acechando, las inversiones tienen que plantearse más allá del piso de remates.

La Bolsa es una herramienta de financiamiento muy útil para las empresas, sin embargo, Legorreta considera que una inversión que crea valor es la que promueve la equidad y genera un cambio positivo en su entorno. Esto es justo lo que México necesita para subirse a la categoría de país desarrollado.

¿Por qué México?

Si México fuera una empresa, sería una con un balance muy sano, con finanzas públicas bien manejadas, y con una oportunidad muy importante de mejorar sus márgenes, sobre todo con reformas para promover la competencia y la inversión, dice Legorreta.

La situación económica mundial pone a México en el radar de los inversionistas. "Europa probablemente caiga en una situación similar a la de Japón, de cero crecimiento en 10 años, y México puede atraer esas inversiones", dice el financiero, quien estima que nada más los bancos franceses tienen 400,000 millones de dólares en activos tóxicos.

Las esperanzas para detonar el crecimiento de México están puestas en el consumo interno tal como sucedió en Brasil. México ha creado una clase media considerable y ha sabido ahorrar. Entre fondos de pensiones, cajas de empresas y aseguradoras tiene cerca de 500,000 millones de dólares, estima Legorreta, lo que significa 40% del PIB. Sin embargo, advierte que cuando un mexicano se retira recibe 38% de su último sueldo, mientras que un estadounidense obtiene entre 45 y 60%. Esta diferencia viene de que el ahorro mexicano está invertido en activos financieros muy seguros pero poco rentables, mientras que los fondos de pensiones de EU invierten en herramientas alternativas que, aunque son más riesgosas, dan un rendimiento adicional.

Si México hiciera lo mismo detonaría proyectos que crearían más empleos y con el retorno, las personas tendrían un mayor porcentaje en su retiro y se detonaría el consumo interno. "Tienes más empleos, haces buen uso de los recursos del ahorro nacional y detonas el consumo interno porque la gente, al tener más dinero, gasta más. Eso te lleva a una menor dependencia de EU", explica Legorreta.

Creadores de valor

Aunque todavía son pocas, cada vez hay más empresas en México que invierten para crear valor. Alejandro Legorreta considera que Daniel Servitje, CEO de Bimbo y uno de los conferencistas del VIF, es uno de los directivos mexicanos que mejor ha sabido crear valor. Su empresa ha tenido un rendimiento por arriba de 25% anual compuesto en los últimos 20 años, es la panificadora más grande del mundo y ha sembrado unos dos millones de árboles.

femsa es otra firma que destaca. "Su retorno es similar al de Bimbo multiplicando su valor cada tres o cuatro años", dice.

Otro de los conferencistas de este año, Álvaro Rodríguez, director de Ignia Capital, demostró que se puede hacer negocio impactando a la base de la pirámid, pues su fondo invierte en empresas que sirven a este segmento. "Ignia genera valor con 100 MDD y otras empresas hacen inversiones con 5,000 MDD, y cada quien en su nivel crea valor", dice Legorreta.

El VIF seguirá la misma misión en los años por venir: atraer más inversiones a México y promover la globalización de compañías mexicanas. Urge revertir los números. En 1990, México representaba 60% de la capitalización del mercado latinoamericano y hoy aporta sólo 18%. Entonces México captaba 30% de la inversión extranjera directa en Latinoamérica y Brasil, sólo 9%. Más de 20 años después, México atrae sólo 16% y Brasil, 40%.

"Hemos sido poco eficientes en crear nuevas empresas y no hemos colocado a las grandes paraestatales en los mercados, lo que las haría más transparentes", advierte Legorreta.

Para regresar a los niveles de hace dos décadas es necesario trabajar en la imagen de México afectada por la inseguridad. Legorreta sugiere incluso un Chief Promoting Officer.

Pero sobre todo, los mexicanos deben creérsela. "Hay historias de éxito, oportunidades de inversión y talento. Es cosa de que creamos que se puede hacer", dice el financiero. Como el águila real, las inversiones están por retomar el vuelo.

Con información de Leonardo Peralta.

Conferencista del VIF
FRANCISCO GIL
CEO de Telefónica México
Ante la crisis económica en España, los mercados emergentes son cada vez más el refugio de la empresa de telecomunicaciones.
Latinoamérica es el presente de Telefónica. ¿Qué tan importante es México para la empresa?
Ya tenemos 22% del mercado de telefonía móvil aunque la operación sigue siendo mediana. Hay mucho potencial, pues Latinoamérica es una zona económicamente más sana que Europa.
¿Cómo ha creado Telefónica valor en México?
Invirtiendo más de 11,000 millones de dólares. Somos de los inversionistas más fuertes del país y somos un impulsor tecnológico. Uno de los planes que lanzamos este año es Wayra, que impulsa proyectos innovadores. Hicimos un concurso para apoyar el desarrollo empresarial y se inscribieron 400 proyectos. A los 10 ganadores les dimos capital de riesgo y apoyo administrativo.
¿Qué es lo que atrae tanta inversión a Brasil y que México no logra concretar?
Brasil hizo reformas relacionadas con competencia de las que hablamos aquí y no nos ponemos de acuerdo. Allá se privatizaron operaciones de empresas estatales que eran ineficientes y ahora son éxitos comerciales, como Embraer o como la privatización parcial de Petrobras. En el mercado de energía la competencia es abierta. No le tienen miedo al capital privado. El consejo de administración de Petrobras está formado por empresarios y no por políticos.
¿Las restricciones a la inversión de capital han limitado el desarrollo de las telecomunicaciones en México?
Sería útil que se eliminaran las restricciones a la inversión de capital extranjero a la telefonía fija aunque no ha sido una gran limitante, pues una empresa representada por capital mexicano puede tener socios extranjeros.
¿En qué sectores hacen falta políticas de inversión?
Un sector que ha tenido cambios muy lentos y sigue con deficiencias es el energético, con la provisión de gas y petróleo. El monopolio es muy cómodo. No implica innovar, no hay un competidor que te obligue a agradar al consumidor o mejorar tus costos. Se pueden hacer muchos cambios para que nuestras empresas estatales tengan competencia y mejoren su productividad.
Por otro lado, en telecomunicaciones, abrir al sector privado la posibilidad de adquirir la concesión de la fibra óptica de la CFE fue muy benéfico. Estamos a semanas de empezar a operarla y vamos a tener una ruta de transporte de señal con tecnología de punta que va ser una alternativa en calidad y costos frente a otras redes.
Conferencista del VIF
ÍÑIGO MEIRÁS
CEO de Ferrovial
Una de las empresas de infraestructura más grandes del mundo analiza volver a invertir en el mercado mexicano luego de una década de ausencia.
Hace 10 años, Ferrovial salió de México al vender su participación en Asur, ¿están pensando volver?
Estamos analizando el campo de infraestructura, tanto carreteras como aeropuertos, así como proyectos de tratamiento de agua donde hay una gran necesidad. En los próximos 10 años, México puede estar entre los cinco países del mundo que más invierta en plantas de tratamiento de agua y Ferrovial es un referente en este negocio.
¿Aprovecharán el boom de obra pública del año electoral?
Estamos siguiendo proyectos de infraestructura que van a salir en los próximos meses, sobre todo en carreteras, pero esperaremos a conocer las condiciones de rentabilidad.
La situación económica tan difícil que atraviesa España, ¿impulsará su crecimiento orgánico?
Somos un grupo español de nacimiento y pasaporte, pero como grupo internacionalizado, nuestra estrategia primaria se basa en el crecimiento orgánico. Es la manera más fácil de crecer. Antes de este parón, más de 50% de los ingresos de Ferrovial ya venían de fuera de España, pero reforzaremos nuestra estrategia de expansión internacional.
¿Qué operaciones están reforzando?
Hemos estado muy enfocados en Reino Unido y en Polonia. Tenemos una presencia importante en EU con cinco proyectos de infraestructura, dos ya en operación (una autopista en Chicago y otra en Indiana) y tres en fase de inversión en Texas. Además, el mayor activo de infraestructura carretera de Ferrovial es la autopista 407-ETR en Toronto (Canadá) donde tenemos 40% de participación.
¿Qué países explorará Ferrovial?
Estamos interesados en países como Colombia, Perú y Chile, donde ya operamos, así como México y Brasil.
¿Es momento para invertir en mercados emergentes?
Cualquier compañía que invierte en mercados emergentes busca un rápido crecimiento, pues son los más dinámicos. El riesgo es que no son mercados maduros. Ferrovial no tiene una presencia importante en ellos porque en infraestructura buscamos mercados estables que se puedan financiar en moneda local y priorizando el largo plazo.
Ferrovial forma parte del índice de sostenibilidad, ¿qué relevancia tiene este indicador para los inversionistas?
Es algo que se avala mucho por los inversionistas. Es un indicador determinante para varios fondos de inversión.
Ahora ve
El balotaje entre Piñera y Guillier en Chile es de pronóstico reservado
No te pierdas
×