Cumplir sin pretextos

Los proveedores de construcción de Walmart, que invierten fuertes sumas para edificación de tiendas y centros de distribución, tienen reto de cumplir con la fecha de entrega. Quien falla, queda vetado
1080 picf030a  (Foto: Revista Obras/Juan Marcos Castañeda)
David Santa Cruz

Al 31 de diciembre, Walmart espera contar con 365 tiendas en todo México. Para lograrlo, la empresa tiene la política de invertir más de 90% de las ganancias de un año en el programa del año siguiente. En 2011, la cifra fue de 14, 090 millones de pesos (MDP) sólo para México y 4,800 MDP para Centroamérica.

Con ese fin, contrata, entre otros, a decenas de empresas de topografía, ingeniería, arquitectura, constructoras y de servicios que a su vez necesitan material, mano de obra, equipamiento y maquinaria. Toda una cascada de oportunidades para quienes sepan hacer bien su trabajo, sin pretextos ni excusas y bajo presión constante.

Por la alta inversión y los estrictos controles de calidad que establece la empresa, no cualquiera puede participar en el proceso de construcción de un Walmart.

El procedimiento inicia con la selección del terreno, se evalúa el potencial del mismo, se estudian las vialidades alternas, qué tanto trafico vehicular hay, los accesos peatonales y hasta el transporte público.

Después se verifica si en la zona existen otros negocios del mismo giro, tanto de la competencia como de la misma cadena. Se realiza, además, un estudio socioeconómico en el que se evalúa el formato de tienda indicado y, finalmente, se procede a revisar características físicas, legales y comerciales (precio) del predio.

Una vez que la empresa cuenta con un terreno en la ubicación deseada inicia la etapa del proyecto ejecutivo para lo cual contrata despachos especializados. Después se invita a las constructoras y contratistas que se encuentran en el padrón de la empresa a participar en el concurso.

"El proyecto se realiza a precio alzado", explica el arquitecto Mario López, gerente de construcción de Textor. Además, te dan la información del proyecto y un tiempo determinado en el cual el proveedor debe cuantificar y valorizar el costo de la obra, entonces, agrega López, sobre los 400 planos que puede constar una obra de esta magnitud, se le dice a Walmart cuál es el costo de la construcción.

"Eso agiliza mucho los procesos, una vez asignada la obra les presento resultados por cada partida y con un avance de 10% procede el primer pago. Esto otorga la solvencia y la revolvencia necesaria en obra, que permite tener una planeación y una logística impresionante".

Eso sí, asegura Antonio Ocaranza, vocero de Walmart, la empresa nunca da adelantos, por ello, es importante que quienes deseen presentarse al concurso tengan finanzas sólidas, "puede estar apalancada pero debe estar sana", enfatiza el vocero. También es necesario que cuenten con un capital inicial arriba de los 10 MDP que les permita arrancar la obra.

De hecho, entre los requisitos que pide el gigante de los supermercados para aceptar a una firma en el concurso está el que se encuentre legalmente constituida, tenga al corriente sus pagos de impuestos y que cada uno de sus trabajadores esté dado de alta en el seguro social.

Sin pretextos

Para formar parte del padrón de proveedores de Walmart -que en la actualidad es de poco más de 30 constructores y cerca de 15 despachos de arquitectura y diseño- es necesario acreditar un proceso de certificación, que incluye una revisión técnica, económica y legal. Walmart solicita a los aspirantes documentos relativos al capital de inversión, a la calidad de su relación con clientes y proveedores, a su experiencia previa en construcción de tiendas de autoservicio, clubes de precio y centros de distribución. Una vez que se encuentran en el padrón de la compañía pueden participar en las licitaciones que se realizan para cada una de las obras.

"Uno de los mayores vicios de la industria de la construcción en México es que las constructoras piden adelantos para financiar una obra que están por terminar o que está detenida por algún motivo y esperan empezar la nueva obra con el dinero que les paguen una vez que finalicen la anterior, y nosotros no queremos terminar financiando obra pública o de otras empresas", explica Ocaranza, quien agrega que, de hecho, si el contratista cae en incumplimiento de pagos a sus proveedores, Walmart suspende, a su vez, los pagos hasta que se regularice la situación.

Cada tienda, dependiendo del formato, se construye entre 90 y 120 días. Walmart es inamovible en la fecha de entrega. A las empresas constructoras les da un margen de retraso de dos semanas sobre lo programado, y si el retraso se mantiene por un mes, entonces la obra se interviene y se le asigna a otra constructora para que la termine en tiempo y forma con cargo a la empresa que tuvo el retraso.

Llegar a esos límites o tener fallas significativas, como pueden ser accidentes laborales, lleva a ser vetados del padrón de proveedores de la empresa de retail.

A veces existen problemas, como que se tardan en liberar los terrenos o el estudio de suelo no detectó alguna zona inestable o simplemente la obra se tenía proyectada para temporada de secas y se inició en plena temporada de lluvias o bien ésta se adelantó. Ese tipo de circunstancias tampoco alteran la fecha de entrega de la tienda en funcionamiento.

De hecho, a decir de ejecutivos de Walmart, en esos casos en que los imprevistos no son adjudicables a la constructora o a los contratistas, no se recorre la fecha de entrega, sino que se realiza un nuevo presupuesto para terminarla bajo las nuevas condiciones, aunque eso obviamente indique un alza en el precio.

"En nuestro caso, terminamos el centro de distribución de Lázaro Cárdenas, en Tabasco, en medio de dos huracanes, claro que sin poner en riesgo la seguridad de la gente pues Walmart nos penaliza por cada incidente, que puede ir desde un trabajador que no use su casco o algún accidente", ejemplifica Carlos Ancona, director de Proser, la empresa yucateca encargada de construir los modernos centros de distribución de la cadena.

Comenzar desde abajo

Hace seis años, Diego Huerta trabajaba con la compañía de refrigeradores Hill Phoenix, uno de los contratistas de Walmart. Con la oleada del outsoursing decidió formar su propia firma, PSI, dedicada al servicio técnico. Así junto con dos empleados comenzó a darle el servicio de garantía frente a Walmart a su antigua empresa en la zona de Monterrey. Durante 2008, cuando inició el proceso de expansión de la cadena, PSI fue convidada a participar del crecimiento.

"Cada inversión que realizan en una unidad de negocios representa un aumento en las posibilidades de que nosotros tengamos trabajo. En los últimos tres años han crecido bastante y eso nos ha dado proyección, de hecho, nos hizo crecer como empresa cerca de 40%", comenta Huerta.

Hoy, PSI cuenta con 20 empleados y brinda servicio en Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila y Durango. Además, da empleo a tres empresas que le provee de materiales y refacciones, y a una más que, ocasionalmente, les brinda servicios de logística. Dichas empresas son seleccionadas directamente por PSI sin que exista intervención de Walmart "nosotros tenemos la libertad de decidir con quienes trabajamos", comenta Huerta quien aclara que el único requisito es cumplan con los mismos estándares de calidad que a ellos les exigen.

Además, por tratarse de una pyme, PSI tuvo que acreditar una certificación de Walmart que, entre otras cosas, consiste en implementar internamente un proceso de administración de mantenimiento y servicio, que va desde el despacho hasta la ejecución de un trabajo, pasando por la administración y la parte de archivo, lo cual garantiza la eficiencia y la calidad.

La historia no es aislada. Carvid, propiedad de Luis Carlos Cuenca, inició en 1996 como una empresa de impermeabilización, hoy es una de las 30 constructoras que a lo largo del país se dedican a levantar tiendas de autoservicio y restaurantes para Walmart, además de remodelar las tiendas ya existentes, todo a raíz de tapar una gotera persistente en una terraza de la cadena de autoservicio.

Celosa pero comprensiva

Todos los contratistas que trabajan con Walmart coinciden en que es muy demandante, y el nivel de presión es elevado, pero en todos los casos vale la pena trabajar con la firma de retail más grande del mundo y la tercer mayor empresa de México según el ranking de ‘Las 500 de Expansión'.

En promedio, Walmart contrata entre 65 y 70% de la capacidad total de trabajo de las empresas y por consiguiente de sus ingresos, comenta Carlos Ancona, director de Proser.

Y es que como parte de las políticas de la compañía con sede en EU nunca se sobrecarga a un proveedor para evitar, principalmente, que caiga en algún incumplimiento o se desequilibre en sus finanzas. Pero también, a decir de Antonio Ocaranza, se pretende engrosar el padrón de proveedores para diversificar y generar competencia que active el mercado.

Esa cantidad de trabajo permite a empresas como Carvid tener un crecimiento anual de 20%, además, explica Carlos Cuenca, el nivel de capacitación que les exige Walmart los obliga a tener baja rotación entre su personal, "cada día es más exigente y necesito trabajadores que conozcan los procedimientos y estén altamente capacitados".

Hoy, esta empresa cuenta con 150 empleados de planta y llega a subcontratar hasta 5,000 personas por año. Además siguiendo el ejemplo de su principal cliente, se ha abocado al desarrollo de proveedores. Así, trabajadores especializados que en un inicio laboraban en Carvid ya fundaron sus propias empresas que les proveen servicios.

Lo mismo sucede con quienes venden los materiales. "A un proveedor nosotros les exigimos calidad, si estamos sujetos a una norma, quien nos trabaje debe estar sujeto a la misma normatividad. Nosotros construimos tiendas en todo el país y en casos como el block lo adquirimos en el estado donde estemos trabajando, así que visitamos a todos los proveedores para ver quien de ellos nos da la resistencia y presentación de producto que necesitamos", explica José Luis Machuca, director general de Textor quien ha trabajado con Aurrera desde 1973, pasó por Cifra y hoy -en lo que califica como la mejor etapa- trabaja con Walmart de México.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Tanto Cuenca como Machuca coinciden en que aquellas personas que aspiren a entrar en el padrón de proveedores de Walmart o bien vender materiales o servicios a quienes ya están dentro deben, ante todo, cuidar el servicio, el precio, la calidad y el tiempo de entrega. Y algo que no dicen, aunque sí presumen, es la constante innovación en sus procesos. Carvid por ejemplo, cuenta con un departamento de nuevas tecnologías mientras que Textor ha implementado un sistema de videocámaras y videoconferencias en todas y cada una de sus obras, lo cual les permite mantenerlas bajo vigilancia.

A Walmart le interesa que los dueños de las empresas sean capaces de informarles, personalmente, qué está sucediendo con las obras, "porque ellos van a cuidar los centavos", dice Ocaranza. Para 2012, el panorama económico sigue siendo negativo, aun así, la firma tiene proyectado continuar con su ritmo de crecimiento, lo que abre la puerta para trabajar con ellos, si se cumplen las condiciones.

QUIÉN PUEDE SER PROVEEDOR
Una vez que la empresa cuenta con un terreno en la ubicación deseada procede a las etapas de proyecto ejecutivo, ingeniería de detalle, estudios especiales, trámite de licencias y permisos.
Para esto, la firma contrata servicios externos de topografía, mecánica de suelos, ingeniería civil y mecánica, arquitectura, estudios ambientales y viales, así como fotos áreas.
Y en la etapa de ejecución se requieren:
1. Contratista de obra, supervisión o laboratorio de materiales.
2. Proveedores de sistemas, equipo menor, metal (gondolería), acero, gas, equipo TLE y TMA, madera (mobiliario), señalización (imagen exterior e interior), TAB ’S, autos, servicios y equipo como mayor, hidráulico y de iluminación, plantas, transformadores, refrigeración, aire (HVAC), control de energía e instalaciones, uniformes, utensilios, empaque, papelería y bolsas.
3. Proveedores de productos relativos a terracerías, concreto, bloques prefabricados, metales estructurales y sistemas de cubierta, productos relativos a carpintería y herrajes, aislamiento térmico e impermeabilizantes, puertas, cortinas y persianas, acabados, productos para baño y plomería, instalaciones eléctricas y controles, productos innovadores o ecológicos.
4. Empresas de diseño: exteriores, arquitectónico, estructural, hidrosanitario, acondicionamiento de aire, instalaciones eléctricas, animación y fotorrealismo.
El contratista, a su vez, trabaja con otras empresas fabricantes de estructuras o instaladoras.
Por su parte, Walmart contrata directamente a otros proveedores de refrigeración, instalaciones contra incendio (sprinklers) y otras instalaciones especiales como alarmas, voz y datos, CCTV, sistemas.
La compañía adquiere de manera directa los equipos importantes, como lámparas, subestaciones, plantas generadoras de energía, equipos de aire acondicionado y rampas niveladoras.
Ahora ve
Esta es la propuesta de gabinete de Andrés Manuel López Obrador
No te pierdas
×