Señor Q (1084)

Una apuesta política, un futuro inversionista y un viajero.

ESTIMADO SEÑOR Q:

¿Le gusta la política? ¿Por qué nunca habla de política? En la oficina lo hemos leído todos estos años preguntándonos por quién votaría el Señor Q. Y cada uno tiene su corazonada. Hay dinero de por medio. -Intriga política

Querida Intriga:

Al Señor Q le interesa la política, pero no los políticos. Sigue la política nacional desde lejos: con un telescopio. Hojea apenas las secciones políticas de los diarios y prefiere, porque le parecen más interesantes, las de economía. Una manera de responder a tu pregunta es con una anécdota sobre Walter Cronkite, un famoso periodista de la televisión gringa. El día de su retiro le preguntaron a Cronkite si tenía pensado participar en política. Cronkite dijo que no. Le preguntaron después si, hipotéticamente, elegiría ser candidato del Partido Demócrata o del Republicano. Cronkite respondió que se sentía orgulloso de la pregunta, porque significaba que, después de tres décadas en la televisión, había logrado mantener su independencia. Algo similar piensa de si el Señor Q. Por eso mismo agradece tu pregunta. -Político, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Tengo una pregunta más relacionada con las finanzas personales que con el trabajo, que me aburre y a veces me irrita, pero es el que tengo y el que me permite alimentar a mi familia. La pregunta es ésta: algunos de mis compañeros de oficina (y también mi suegro) han empezado a hablarme sobre invertir en ETF. Especialmente mi suegro, que es un pequeño empresario bastante cascarrabias que siempre odió a los bancos. Lo mismo dicen mis compañeros de oficina. ¿Es todo esto una moda o los ETF son buenos de veras? Tengo poca experiencia como inversor, y la poca experiencia que tengo es bastante mala: me quemé feo con la crisis en 2008 y no quiero que me vuelva a ocurrir. -Inversor miedoso

Querido Inversor:

Los ETF -cuyo nombre oficial en México es TRAC, por títulos referenciados a acciones- son una de las innovaciones financieras más interesantes de los últimos años. Se compran y venden como acciones individuales, pero en lugar de seguir a empresas imitan el precio de otros índices. Así, uno puede comprar los ETF (o TRAC) que sigan los vaivenes del IPC o de la Bolsa de Nueva York o el precio del petróleo. Esto permite distribuir mejor el riesgo, y además tienen costos más bajos que los fondos mutuos tradicionales. Tu suegro tiene razón en casi todo, y deberías intentarlo, con las reservas del caso (¡todas las inversiones tienen riesgo!) y la siguiente precaución especial: ten cuidado con los ETF apalancados, los que toman dinero prestado para multiplicar sus rendimientos, porque pueden ser peligrosos. "Sólo funcionan para quienes compran y venden en el mismo día", sugiere el especialista inglés Felix Salmon. -Apalancado, Q

ESTIMADO SEÑOR Q:

Le escribo para que me insufla coraje. Tengo 24 años y una LAE flamante y razonablemente prestigiosa, pero muy pocas ganas de entrar al mercado de trabajo. Quiero viajar: reunir los pocos miles de dólares que tengo ahorrados y viajar por América Latina hasta que se acabe el dinero y tenga que volver. Si soy cuidadoso, creo que tengo dinero para hasta seis meses de viaje. ¡Ni siquiera conozco Chiapas! ¿No le parece que merezco conocer mi país y mi continente antes de encerrarme por 30 años en una oficina? Eso es lo que yo creo, pero mis padres no están de acuerdo. Y mi padre, que es el guardián legal de mis ahorros, amenaza con no darme el dinero. ¿Cómo puedo convencerlo? Mi argumento es que los reclutadores de las empresas valorarán mi viaje positivamente: van a creer que soy alguien interesante y arriesgado. ¿Le parece un buen argumento? -Viajero potencial

Querido Viajero:

Los reclutadores son poco confiables: a algunos les gustarán los aventureros, pero a otros no. En todo caso, el viaje deberías hacerlo por ti mismo, porque te hará mejor persona, te ayudará a descubrirte a ti mismo y a tu país y región. Es imposible pensar en motivos mejores. Sé honesto con tu padre y verás cómo suelta el dinero. -Autodescubierto, Q

Ahora ve
Con esta tecnología, la NASA analiza el impacto de los incendios en California
No te pierdas
×