Gastón Azcárraga

-

GRUPO POSADAS

"Las sinergias que esta operación presenta son evidentes", rezaba el informe anual 2005 de Grupo Posadas (empresa hotelera con propiedades en México y Sudamérica) al reseñar su inversión en Grupo Mexicana de Aviación por 165.5 millones de dólares. La idea de la directiva y de su presidente, Gastón Azcárraga, era sencilla: un negocio de hotelería y una aerolínea eran el matrimonio perfecto. Esto, sin prever que las empresas aéreas, extremadamente reguladas y con un modelo de negocio siempre al filo de la navaja por elementos como el precio del combustible y los pasivos laborales, sería casi imposible de armonizar con las operaciones del grupo hotelero. De hecho, las sinergias sólo aparecieron en proyectos de integración tecnológica y comercial, pues los crecientes gastos en combustible y la baja de precios para competir con las ofertas de low cost, provocaron que Grupo Posadas vendiera partes de su participación; en 2010, el colapso fue inevitable.

La lección

Las adquisiciones de gran escala deben analizar las implicaciones de la operación y no dejarse llevar por las apariencias.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×