Dobla la apuesta

Tamaulipas recibe por segunda ocasión inversión de la acerera asiática.
Leticia Gasca Serrano

TAMAULIPAS / POSCO

Posco, la acerera de origen coreano, invirtió 300  MDD para construir una segunda planta de producción en Tamaulipas.

En 2008, la compañía llegó a México con 250 MDD bajo la manga. Su propósito era abrir su primera planta en América Latina. Cinco estados se disputaron la inversión: Sonora, Veracruz, Colima, Tamaulipas y el Estado de México. Tamaulipas resultó favorecido por el capital coreano.

Mónica González, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del estado, apunta que su ventaja competitiva fue brindar una plataforma para la exportación. "Tenemos  17 cruces internacionales, dos puertos de altura y cinco aeropuertos", detalla.

En 2011, Posco decidió continuar su crecimiento en la entidad al edificar otra planta. La primera piedra se colocó en noviembre de 2011 y se estima que la construcción se concluya en junio de 2013. Durante este periodo se generarán 1,200 empleos temporales.

El estado se caracteriza por el alto desempeño en materia de seguridad industrial, señala Gabriela Alarcón, directora de Investigación en Desarrollo Urbano del IMCO. "Las utilidades de la industria del acero son por lo general bajas, por ello la eficiencia debe ser máxima", explica.

La entidad destaca por ser la segunda con mayor índice de productividad laboral en el país, resultado de las sinergias entre sus 49 parques industriales.

Lo mejor está por venir, afirma González. "Las posibilidades de recibir expansiones son muy grandes, por lo que se han creado reservas territoriales para asegurar la disponibilidad del espacio", concluye.

Ahora ve
Las razones que hacen del aguacate el “oro verde” de Michoacán y de México
No te pierdas
×